www.elimparcial.es

imposición

La Generalitat quiere que el catalán sea lengua vehicular en Sanidad

Comenzó en Baleares y se extiende a Cataluña. La imposición lingüística en el ámbito sanitario está provocando una preocupante huida de los facultativos hacia otras comunidades autónomas de la Península. La apuesta de los Gobiernos de Antich y Montilla que aspiran a convertir el catalán en la “lengua vehicular” de hospitales y centros médicos causarán graves consecuencias.
  • 1

por tener carteles en castellano

"No puede ser que te multen por hablar el idioma de tu país". Con esta afirmación, Feliciana Piris ha denunciado que fue multada en febrero de 2009, tras haber cambiado los letreros principales de su negocio al catalán, por mantener cuatro carteles menores en castellano. A la espera de la resolución de los dos recursos que Piris impuso, esta catalana natural de Cardona se plantea seguir el ejemplo de Manuel Nevot y recurrir ante el Tribunal Constitucional.

política lingüística

El Gobierno balear ha dieseñado un nuevo plan para erradicar el castellano no sólo de la educación, sino de la Sanidad, la Justicia, las empresas, el deporte, las religiones, el ocio, los medios de comunicación, el arte y las relaciones con el exterior. Con más de 2.000 propuestas lingüísticas, el catalán se convertiría en la primera industria del Archipiélago.