www.elimparcial.es

integración regional

E impulsar la integración regional

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff y su homólogo estadounidense, Barack Obama, sumarán fuerzas para fortalecer el sistema interamericano e impulsar la integración regional, durante la visita que llevará a cabo mandataria suramericana a la Casa Blanca el próximo 9 de abril, según informaron fuentes oficiales.

Con la Alianza del Pacífico

Este domingo Chile, Colombia, México, Panamá y Perú, han vuelto a sumar fuerzas para consolidar la emergente y ambiciosa Alianza del Pacífico. Un bloque conformado por las principales países del Pacífico latinoamericano, que buscan impulsar un nuevo modelo de integración continental mediante la asociación y desarrollo de estas cinco economías, que juntas aspiran a convertirse e uno de los principales motores del crecimiento regional.

Piñera quiere nuevos modelos de integración

Estados Unidos felicitó hoy a Sebastián Piñera por su triunfo en las elecciones presidenciales chilenas y expresó su deseo de mantener y profundizar durante el Gobierno del empresario derechista la "sólida relación" que tiene con Chile.
  • 1

El 1ero de enero le cederá el cargo a Dilma Rousseff

El Mercosur realizará este jueves y viernes su XL Cumbre, una cita cargada de simbolismo puesto que tendrá como sede a Foz de Iguazú, ciudad brasileña en la frontera con Argentina y Paraguay, y en la que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva se despedirá de los foros internacionales.

Análisis

La semana pasada se llevó a cabo la VII cumbre de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA) en la ciudad de Cochabamaba, Bolivia. Entre las conclusiones de dicho evento se encuentra el acuerdo para la creación de una moneda virtual única para los países miembros: el Sucre (Sistema Único de Compensación Regional). La meta principal de esta unión es atacar el dólar como divisa principal en el mercado de la región. En medio de la crisis económica que se ha vivido a nivel mundial durante los últimos tiempos, esta decisión despierta esperanzas en unos y desconfianzas en otros. Cabe, entonces, la pregunta sobre el alcance que tal decisión podría tener en las economías de estos países y en su posición frente a otros sistemas en el continente.