www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Las nominadas a Mejor Actriz de Reparto

Laura Crespo
x
lauracrespoelimparciales/12/5/12/24






Bárbara Lennie

Quién es | Bárbara Lennie (Madrid, 1984) sería lo más parecido que tenemos en España a una musa indie americana, al estilo de Jennifer Lawrence (salvando las distancias entre Hollywood y nuestra industria). La actriz madrileña, de antepasados escoceses y criada hasta los seis años en Argentina, se ha curtido en el teatro, cuenta con una quincena de títulos cinematográficos a sus espaldas y es poco amiga de los photocalls. Debutó en cine a los 17 años en Más pena que gloria, de Víctor García León, y por su siguiente trabajo, Obaba de Montxo Armendáriz, fue nominada al Goya como mejor actriz revelación. Ha participado en películas como Las trece rosas, Todas las canciones hablan de mí o La piel que habito, entre otras. Con una amplia trayectoria sobre las tablas, tiene un Premio Max y un Ojo Crítico, y en los últimos años se ha hecho un hueco también en algunas de las series de más recorrido de la parrilla televisiva española como Amar en tiempos revueltos e Isabel.

¿Por qué está nominada? | Además de optar al premio a la mejor actriz protagonista por su papel en Magical Girl, Bárbara Lennie es también candidata al Goya a la mejor actriz de reparto por El Niño. En la superproducción de Daniel Monzón, la intérprete es una de las policías de narcotráfico del Estrecho y mantiene un tira y afloja sentimental con el personaje de Luis Tosar, con quien conforma una de las tramas secundarias más atractivas de la película, más incluso que la historia de amor entre los protagonistas.

Goya sí | Los académicos podrían valorar la pulcra y matizada interpretación de Lennie en una subtrama que, de haberse desarrollado en más amplitud, habría dado mucho juego.

Goya no | Bárbara Lennie no va a sumar votos en esta categoría porque está previsto que arrase en la de actriz protagonista.


Carmen Machi

Quién es | Carmen Machi (Madrid 1963) es, muy a su pesar, una de esas actrices a un personaje pegadas. Aunque lleva haciendo teatro de forma incansable y brillante desde 1994, su trayectoria quedará para siempre marcada por su trabajo en la longeva serie 7 vidas, que daría pie al spin off de su personaje, Aída, al que se ha mantenido ligada de manera continuada entre el 2000 y el 2011. En cine, donde debutó en 1998, suma títulos como Sin vergüenza, Torremolinos 73, Vida y color, Pájaros de papel, Que se mueran los feos o Kamikaze. Ha trabajado con Pedro Almodóvar en Hable con ella, Los abrazos rotos y Los amantes pasajeros, además de protagonizar el corto del manchego La concejala antropófaga. A parte de una larga trayectoria cinematográfica con papeles más o menos aderezados con comedia, Carmen Machi siempre vuelve al hogar del teatro, en el que ha demostrado ser una gran actriz dramática en montajes como Platonov o Juicio a una zorra. Tiene un Premio Max por su papel en la radical versión de Falstaff de Andrés Lima para el Centro Dramático Nacional y este año afronta su primera nominación a un premio Goya.

¿Por qué está nominada? | Porque, junto a Karra Elejalde, aporta al fenómeno Ocho apellidos vascos el giro necesario que la aleja de una comedia romántica al uso. En la cinta de Emilio Martínez-Lázaro, Machi es una extremeña que se estableció en el País Vasco por amor y que ayudará a Dani Rovira en su estrategia para conquistar al personaje de Clara Lago, quizás viéndose reflejada en el joven sevillano que intenta hacerse pasar por vasco.

Goya sí | A nadie sorprende ya que Carmen Machi es una experta en estos lares, en comedias de risa floja por las que deambulan sus personajes, habitualmente con un trasfondo desgraciado o un punto emotivo. Machi acude a la fiesta del cine por primera vez como nominada y se merece el premio, no sólo por su crucial aportación desde el personaje secundario a Ocho apellidos vascos, sino también por su extraordinario papel en Kamikaze, una película ausente de forma injusta en los Goya en la que la actriz pone la guinda. Los académicos votarán a Machi para valorar el habitualmente denostado registro cómico y reconocer el trabajo de una gran actriz, a veces menospreciada.

Goya no | Hay pocos argumentos en contra del Goya a Carmen Machi, sobre todo porque sus rivales lo tienen bastante más difícil. Bárbara Lennie (El Niño) sería una complicada rival si no fuera porque va a ganar el Goya a la mejor actriz (impensable salir vencedora en dos categorías). Goya Toledo (Marsella) podría hacer frente a Machi por desarrollar un personaje más complejo, pero en el resultado final no hay color. La que, a nivel interpretativo, se come a Machi es Mercedes León (La isla mínima), pero su papel es demasiado pequeño frente al peso argumental de la ‘Anne Igartiburu’ de Ocho apellidos vascos.


Goya Toledo

Quién es | Goya Toledo (Lanzarote, 1969) sale de la prolífica cantera que es la escuela madrileña de Cristina Rota, donde estudió interpretación mientras ejercía de modelo. Uno de sus primeros trabajos como actriz fue en el videoclip Y nos dieron las diez de Joaquín Sabina (1992), aunque su salto a la fama sería en 1993, cuando se incorporó al reparto de la serie Los ladrones van a la oficina. En televisión, ha pasado por otras ficciones de éxito como Hermanos de leche o, más recientemente, Los hombres de Paco. Debutó en la gran pantalla en 1995 con Dile a Laura que la quiero, pero fue su primer papel protagonista en Mararía, de Antonio Betancor, el que le trajo el reconocimiento y su primera nominación al Goya como mejor actriz revelación en 1998. En aquella ocasión no pudo ser, y tampoco en su segunda vez como finalista, en la categoría de mejor actriz de reparto por Maktub (de Paco Arango) en 2011. Toledo, que cuenta en su filmografía con otros títulos como Amores perros, La caja 507, Las 13 rosas o Amigos, afronta ahora su tercera nominación al premio Goya.

¿Por qué está nominada? | Por su papel de madre coraje en Marsella, segundo largometraje de la realizadora Juana Macías (El patio de mi cárcel). En esta roadmovie de personajes, Toledo interpreta a Virginia, madre de acogida durante cinco años de una niña que ahora su madre biológica quiere recuperar.

Goya sí | Goya Toledo tuvo frente a sí un reto con Marsella: el de defender un personaje que, a priori, es el más negativo para el público. El de Virginia es un papel complejo, con comportamientos tan humanos como egoístas y posturas delicadas. Lo académicos pueden valorar el trabajo de análisis y entendimiento del personaje que la actriz ha desarrollado para la película.

Goya no | A pesar de lo anterior, el trabajo de Goya Toledo no es el mejor de los nominados. Aunque sí es el más equilibrado en cuanto a profundidad y peso relativo en la película, el desempeño es a ratos forzado y, en cualquier caso, menos perfecto que cualquiera de los otro tres.


Mercedes León

Quién es | Mercedes León (Málaga, 1958) es profesora de arte dramático y actriz de forma más ocasional. Titulada en la Escuela Superior de Arte Dramático malagueña con 24 años, se lanza al precipicio de montar su propia compañía teatral tras impartir clases en algunos colegios. Es con ella, Brea Teatro, con la que desarrolla su carrera profesional como directora de actores, autora de textos teatrales y puntualemten actriz. Se hizo muy popular en Andalucía por su participación en la serie de Canal Sur Arrayán y recientemente ha dado el salto a la televisión nacional incorporándose al reparto de El secreto de Puente Viejo. La isla mínima es, hasta la fecha, su única incursión en cine.

¿Por qué está nominada? | Por un papel ínfimo pero clave y brillantemente ejecutado en La isla mínima. En la cinta de Alberto Rodríguez, Mercedes León es el ama de llaves de la casa que se convierte en diana de la investigación que centra la trama, una representación individual de la masa que no pregunta, que baja la cabeza y continúa con su vida frente a problemas que, de momento, le quedan lejos. No tan reprochable como parece a simple vista.

Goya sí | La de Mercedes León es una interpretación desgarradora. En los pocos minutos que aparece en plano remueve el alma y termina de borrar esa línea maniquea que separa a ‘los buenos’ de ‘los malos’ cuestionada durante toda la película. La mayor parte de su presencia en La isla mínima es en un incisivo primer plano. El director quiere que la miremos y ella hace el resto para que no podamos apartar la mirada. Igual que los espectadores, los académicos bien podrían haber quedado atrapados y reconocer con su voto el trabajo más breve de la categoría y al mismo tiempo más sobresaliente de todas las nominadas.

Goya no | Los mayores obstáculos entre Mercedes León y el Goya son sus escasos minutos en pantalla y la competencia de Carmen Machi.