www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

VUELTA DE CUARTOS DE FINAL: REAL MADRID 3-0 WOLFSBURGO (3-2)

Cristiano, héroe de la remontada europea del Madrid |3-0

Javier Nuez
x
javiernuezelimparciales/11/6/11/23
martes 12 de abril de 2016, 22:37h
Cristiano, héroe de la remontada europea del Madrid |3-0

El Real Madrid cumplió con el objetivo marcado y la noche europea acabó en remontada. Venía con un 2-0 en contra de Alemania y el equipo blanco cumplió lo prometido gracias a un Cristiano que se erigió en héroe monopolizando con un ‘hat-trick’ el 3-0 definitivo.

El Santiago Bernabéu se preparaba esta noche para una más de sus citas predilectas. Las viejas noches de gloria europea que visten de galones la zamarra blanca que llevó en su día Di Stefano, Puskas, Gento, Raúl, el mismo Zidane que habita hoy el banquillo y un Cristiano Ronaldo que esta noche acrecentó aún más su leyenda.

Quizás una remontada obligada ante el Wolfburgo no sea el mejor indicativo para una temporada exitosa. Pero poco importan los precedentes y el contexto si lo que tiene por delante la afición blanca es un partido así en cuartos de final de Liga de Campeones, la competición en la que se desenvuelve como su propia casa el Real Madrid.

Dieter Hecking quedó más que contento con el devenir de los suyos en la ida y así lo demostró alineando a los mismos once jugadores que comenzaron el pasado miércoles. Zidane, por su parte, rectificó el que se apuntó como uno de los puntos débiles de aquella noche y hoy certificado por su propio entrenador: Danilo al banquillo dejando su lugar a Carvajal.

Con estos mimbres, el partido comenzó con el Madrid siguiendo línea a línea el guión perfecto. Arranque fulgurante, presión en el mismo área de Benaglio para ahogar a base de un acoso y derribo constante a un Wolfsburgo que aún no sabía la forma de la pelota.

Poco a poco el Madrid iba adaptando sus revoluciones a las facilidades que se iban encontrando, bajando el pistón inicial para dar paso a un juego más elaborado y pausado a base de pase y toque, dado que los alemanes eran incapaces de montar contraataque alguno.

De esta manera, con el aliento del Bernabéu detrás, un valiente Carvajal decidió conducir la pelota por banda derecha hacia el interior, donde ayudado por un defensa que primero le devolvió una pared involuntaria y luego le desvió lo suficiente un centro, acabó asisitiendo a Cristiano Ronaldo para que con un chut cercano al área pequeña pusiera el 1-0 en el minuto 16.

Apenas un minuto y medio después, otra vez Carvajal fuerza un córner con un centro medido hacia el ‘7’ portugués en el que un defensa se cruzó para evitar el segundo. Algo que nadie pudo hacer cuando desde la esquina se envió un balón al que, de nuevo Cristiano, logró rematar de cabeza zafándose de sus marcadores en el primer palo para poner el deseado 2-0 en el marcador. El Real Madrid cumplía igualando la eliminatoria en apenas 20 minutos.

Con la comodidad del resultado, el Real Madrid decidió seguir bajando revoluciones, habida cuenta del esfuerzo titánico realizado hasta el momento ya la esperada reacción del Wolfsburgo. Ante esta situación, el equipo alemán se aprovechó para tomar el control del partido; sin embargo, las malas noticias siguieron llegando al equipo de Hecking cuando se vio obligado a cambiar a Draxler por lesión pasada la media hora de la primera parte. Entró Kruse para sustituirle, yendo al centro del ataque y desplazando a Schürrle a la banda izquierda.

Aun sin uno de sus mejores jugadores en el campo, el Wolfsburgo llegó a dar un susto a los blancos cuando Bruno Henrique se quedó solo dentro del área en el minuto 38. La excesiva relajación del Real Madrid estuvo a punto de acabar en tragedia.

No fue hasta la reanudación de la segunda parte cuando el Real Madrid volvió a ofrecer su mejor versión. Presión en campo contrario para recuperar el balón y jugar en campo contrario, aunque de momento sin generar ocasiones claras.

El Wolfsburgo, definitivamente, apostaba por quedarse atrás a la espera de una contra que obligara al Madrid a sumar otros dos tantos más. Pero esa renuncia provocaba que aún más efectivos blancos se sumaran, capitalizados por un Benzema imperial que de nuevo se erigió como punta de lanza del ataque blanco. El francés subía a recibir, se asociaba, buscaba espacios y en caso de no poder hacer ninguna de estas opciones tiraba hacia el área con facilidad pasmosa. Balón que tenía el francés era un balón con peligro.

En el minuto 66, el tercer gol no se cantó por apenas unos milímetros, los suficientes para determinar que el esférico no sobrepasó la totalidad de la línea de gol en un remate de cabeza de Ramos que Benaglio salvó como un jugador de baloncesto pasándose la mano por detrás de la espalda.

El dominio blanco era patente, pero a la vez se notaba en el ambiente que cualquier mínimo despiste podía comprometer la eliminatoria. De nuevo, un contratiempo en forma de lesión penalizaba al Wolfsburgo. Otro de sus jugadores más peligrosos, Henrique, debía marcharse por lesión.

Cristiano era consciente de la situación y ejerciendo como líder mandaba a los suyos a aprovechar la situación y lanzarse en busca del tercer gol que evitara la prórroga. Luka Modric tomó nota y, como Carvajal en la primera parte, su valentía a la hora de decidir encarar el área acabó con una falta al borde del área como premio.

Pese a que con personalidad, el croata se animó a pedir lanzar la falta, estaba claro que sería otro el encargado del chut. Cristiano Ronaldo tomó carrera y su tiro, dirigido hacia el lado defendido por la barrera, se encontró con una inexplicable apertura por parte de los defensas alemanes que permitió a la pelota colarse en el interior de la portería de Benaglio, incapaz de llegar con una estirada fútil desde el lado opuesto de la portería. Minuto 77 el Bernabéu se caía: la remontada estaba obrada.

Para el tramo final, tocaba agruparse para el toque de corneta alemán. Zidane dio entrada a Jesé por Benzema tras el tanto, moviendo al canario y a Bale al centro del campo para sumar efectivos que contrarrestaran las aspiraciones germanas, que pese a la necesidad imperante no terminaban de cuajar en ocasiones. Varane apareció después para entrar por Kroos para los minutos finales, que se alargaron minuto y medio más de los tres que marcaba el descuento, pero el esperado peligro alemán, como en toda la segunda parte, no generó inquietud en Navas . El húngaro Kassai pitó el final y con ello certificó el triunfo blanco por el definitivo 3-0. Deberes hechos, el Real Madrid alcanzaba así su sexta semifinal consecutiva de Liga de Campeones.

. Ficha técnica:

3 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric (Varane, m.90); Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Jesé, m.84).

0 - Wolfsburgo: Benaglio; Vierinha, Naldo, Dante, Ricardo Rodríguez; Luiz Gustavo; Guilavogui (Dost, m.80), Arnold; Bruno Henrique (Caligiuri, m.73), Draxler (Kruse, m.32); y Schürrle.

Goles: 1-0, m.16: Cristiano Ronaldo. 2-0, m.17: Cristiano Ronaldo. 3-0, m.77: Cristiano Ronalo.

Árbitro: Viktor Kassai (HUN). Amonestó a Cristiano (80) por el Real Madrid; y a Arnold (44), Luiz Gustavo (76), Dante (85) y Vierinha (90) por el Wolfsburgo.

Incidencias: encuentro de vuelta de los cuartos de final de Liga de Campeones, disputado en el estadio Santiago Bernabéu, con 76.684 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del exjugador madridista Pedro De Felipe.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios