www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

VUELTA DE OCTAVOS DE LIGA DE CAMPEONES

El Sevilla, víctima de la resurrección del Leicester |2-0

Marc Albrighton (i) de Leicester City anota contra Sevilla FC este martes 14 de marzo de 2017, durante un partido de los octavos de final de la Liga de Campeones UEFA entre Leicester City y Sevilla FC, en el estadio King Power en Leicester (R. Unido).
Marc Albrighton (i) de Leicester City anota contra Sevilla FC este martes 14 de marzo de 2017, durante un partido de los octavos de final de la Liga de Campeones UEFA entre Leicester City y Sevilla FC, en el estadio King Power en Leicester (R. Unido). (Foto: EFE/TIM KEETON)
martes 14 de marzo de 2017, 22:35h
Los andaluces acabaron con diez y fallaron un penalti que suponía la prórroga. J.N.

"Algo está podrido en el estado de Dinamarca", decía Marcelo en el Hamlet de William Shakespeare. Hoy, otro Shakespeare (Craig), quizás pueda decir lo mismo pero aplicado al Leicester City.

Hace tres semanas, el día después de perder 2-1 ante el Sevilla en la ida, el equipo inglés despedía a Claudio Ranieri, el entrenador con el que logró la Premier League. Al borde del descenso y del KO europeo, la directiva de los Foxes tomó la decisión "más dificil de su historia" al ver que el equipo era una sombra de lo que mostró meses atrás.

Con el italiano fuera y el interino dentro, desde entonces el Leicester City ha dado un vuelco a su imagen. Con Ndidi por el traspasado Kanté, Shakespeare apuesta por el mismo once que conquistó el título liguero. Desde entonces, dos triunfos por 3-1 ante Liverpool y Hull City que le han valido para huir del descenso y recuperar la moral.

Ante este panorama, el Sevilla llegaba al King Power Stadium para afrontar uno de los partidos más importantes de su historia. En los últimos años había sido eliminado cada vez que llegó a octavos. Primero por el Fenerbahce (2008) y luego por el CSKA (2010). Este martes contaba con el marcador a favor de la ida ante otra de las "cenicientas" del sorteo. Pero de nuevo, el muro de octavos fue infranqueable para el dominador de la Liga Europa.

Con Ben Yedder en la delantera, Sampaoli dispuso sobre el césped su once de gala. Pero los andaluces, en el día D de la temporada, fueron sometidos por el arresto de un Leicester apasionado que buscaba de todas las maneras posibles hacer llegar el balón a Vardy, capital a la hora de resistir en la ida y del triunfo de este martes. El medio campo formado por N'Zonzi e Iborra fue incapaz de econtrar a Nasri en ataque, donde Vitolo se echaba el equipo a la espalda para tratar de encontrar el camino a la portería de Kasper Schmeichel (sí, hijo del histórico Peter).

Como si de un partido clásico de la Premier se tratara, el balón iba de un lado a otro del campo sin parada previa entre medias. El Sevilla, nervioso y errático, fallaba en los pases y cometía demasiadas faltas inútiles. En una de ellas, en el minuto 27, llegó el primer tanto del partido. Mahrez envió una falta al corazón del área, sin que nadie atinara a dar a la pelota salvo el útimo hombre, el jamaicano Morgan, que ya en el segundo palo, cuando el envío de su compañero estaba a punto de tocar el suelo, sacó la pierna lo sufiente para desviar el esférico al interior de la portería.

Con el marcador a favor, el Leicester se replegó en su campo con la única estrategia ofensiva de "balones a Vardy". De tan simple, funcionó. Ante el desacierto ofensivo de los suyos, Sampaoli dio entrada tras el descanso a Jovetic y Mariano en lugar de Mercado y Sarabia. El cambio de cromos no fue todo lo efectivo que quiso el técnico argentino, siendo un chutazo lejano de Escudero al larguero la ocasión más clara para el Sevilla.

Pero un minuto después, en un nuevo error de la zaga sevillista, el Leicester aprovechó para ponerse por delante en la eliminatoria. Un mal despeje de Rami, que mandó la pelota hacia el centro, fue aprovechado por Albrighton para anotar el segundo con su zurda.

Diez minutos después, Vardy pudo sentenciar el partido con una clara ocasión, pero el delantero inglés se quedó sin culminar con un tanto su voluntariosa actuación. El delantero volvió a ser protagonista minutos más tarde, cuando en medio de una larga jugada del Sevilla, aprovechó la tranquilidad de sus rivales para iniciar un pique con Nasri que acabó con la expulsión por doble amarilla del jugador del Sevilla. Algo le dijo Vardy a Nasri para que éste contactara frente con frente, lo suficiente para que la picaresca del inglés hiciera el resto simulando una agresión.

Cuando ya parecía que el Leicester tenía hecho el pase, una contra del Sevilla acabó en penalti de Schmeichel sobre Vitolo. N'Zonzi, avisando con el gesto de su cara que la responsabilidad igual era demasiada, acabó entregando la pelota con un tiro raso, flojo y no bien colocado a un Schmeichel convertido en héroe, pues paró también otro a Correa en la ida. Así, el Sevilla lleva fallando los últimos cuatro penaltis con los que ha contado, tres de ellos en Liga de Campeones y uno siendo el ya mencionado de la ida.

Ya con el toque a rebato final, el Sevilla seguía chocando contra un muro infranqueable de un Leicester que contó con varias contras que pudieron alargar la vida del corazón de sus seguidores de haberlas convertido. Al final, el equipo inglés aguantó y si bien fue la cenicienta que el año pasado ganó la Premier, este año parece haber trasladado ese papel a la máxima competición continental donde, de momento, estará en el bombo del sorteo de cuartos de final del próximo viernes.

- Ficha técnica:

2 - Leicester: Schmeichel; Simpson, Huth, Morgan, Fuchs; Ndidi, Drinkwater, Albrighton, Mahrez (Amartey, m.90); Okazaki (Slimani, m.64) y Vardy.

0 - Sevilla: Sergio Rico; Mercado (Mariano, m.46), Pareja, Rami; Sarabia (Jovetic, m.46), Iborra, N'Zonzi, Escudero; Vitolo, Nasri; y Ben Yedder (Correa, m.67).

Goles: 1-0, m.27: Morgan. 2-0, m.54: Albrighton.

Árbitro: Daniele Orsato (ITA). Amonestó a Vardy (m.75), Schmeichel (m.79), Ndidi (m.84) y Mahrez (m.90), del Leicester; y a Nasri (m.19) y Vitolo (m.59), del Sevilla. Expulsó a Nasri por doble amarilla (m.75) y a Sampaoli (m.82).

Incidencias: partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el King Power Stadium. El Leicester accede a cuartos de final por un marcador global de 3-2.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios