www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EXHIBICIÓN DE ISCO Y CASEMIRO EN EL CENTRO DEL CAMPO

El Real Madrid, supercampeón

El Real Madrid, supercampeón
(Foto: EFE/GEORGI LICOVSKI)
Javier Nuez
x
javiernuezelimparciales/11/6/11/23
martes 08 de agosto de 2017, 22:41h
Los blancos superaron al Manchester United por 2 a 1.

La vida sigue igual en la casa blanca. Tras una pretemporada con más sombras que luces tanto en defensa como en ataque, a la hora de ponerse serios, el Real Madrid elevó su nivel y volvió a presumir de un centro del campo inigualable para superar al Manchester United por 2 goles a 1 en la Supercopa de Europa.

Que los tantos fueran anotados primero por Casemiro y luego por Isco, no hizo sino premiar la actuación de los dos jugadores que tomaron las riendas del partido para hacer con él lo que quisieron.

El United de Mourinho lo intentó nada más comenzar la final. Con una presión alta, dejando libre la salida a Varane y Ramos, logró rondar el área de Navas aprovechando la laxitud de la zaga blanca en esos primeros instantes.

Pero ese estilo parecía ir contra natura a lo mostrado por el United a lo largo de la pasada temporada. Y en cuanto la fiebre bajó, los ingleses adoptaron una estrategia más habitual. Replegados atrás, esperaban el error blanco para montar un contraataque.

Sin embargo, cuando tu rival dispone de Modric, Kroos, Isco y Benzema para juguetear con la pelota mientras se incorporan compañeros como Carvajal, Marcelo, Bale o Casemiro, el resultado no podía ser otro que el que se vio sobre el césped del Felipe II de Spokje, capital de la Antigua República Yugoslava de Macedonia.

Un remate de cabeza en plancha de Casemiro para mandar la pelota al larguero a los quince minutos sirvió como aviso e hito del dominio blanco. Con el United parapetado atrás y el Real Madrid combinando sin prisa para encontrar el hueco, el primer gol no tardó en llegar.

En el minuto 24, gambeteaba Isco por la frontal salvando piernas rivales tratando de encontrar el pase perfecto. Como no aparecía el hueco, cedió el balón al medio a Carvajal. El lateral derecho, con buen ojo, vio cómo Casemiro aprovechaba la fina línea del fuera de juego para tratar de sorprender a la espalda de la zaga. Así envió un gran balón al espacio, ya dentro del área, donde el brasileño, de primeras, mandaba la pelota al fondo de la red defendida por De Gea.

Seis minutos después, con la pausa establecida de antemano por la UEFA a la media hora de cada parte, el United aprovechó para respirar y aclarar ideas. De la misma manera que tras el mismo, el Real Madrid pecó de confianza y permitió que los ingleses, gracias al tremendo poderío físico de dos torres como Lukaku y Pogba, lograra acercarse al área aunque sin generar peligro real.

Tras el descanso, Mourinho optó por Rashford en lugar de Lindgard para poner más velocidad en su ataque. Aún así, poco tardó el Real Madrid en volver a poner de manifiesto que la final tenía su nombre y apellidos.

Con un chutazo de Kroos desde más allá de la frontal, el alemán marcó territorio. Sólo una palomita de fotografía de De Gea evitó el golazo. Tras el córner generado, un error de Mkhitaryan en la salida entregó el balón a Marcelo, que entrando en el área volvió a probar a De Gea.

Esa superioridad tuvo su recompensa poco después, ya en el minuto 54. Otra vez Isco, usando la línea de la frontal como un equilibrista de circo la cuerda, buscaba alguien con el que asociarse. Así apareció Bale, que le devolvió el pase con una pared que dejó al malagueño solo dentro del área. Con sangra fría, Isco salvó el mano a mano ante De Gea con un tiro colocado al palo largo. El Real Madrid ya justificaba con goles su superioridad en el campo.

Sin embargo, poco después se demostró que a estas alturas de temporada mantener el alto nivel a lo largo de noventa minutos es tarea harto complicada. El bajón físico del Madrid fue aprovechado por el United con la entrada de Fellaini por Ander Herrera poco después del 2-0. Bale avisó también con un trallazo al poste, pero poco a poco el United lograba combinar más con la posibilidad de lograr más llegadas al área de Navas.

Así, en el minuto 62, un chut de Matic desde la frontal que no pudo atajar Navas le sirvió el rechazo en bandeja a Lukaku, que se encontró con toda la portería para anotar a placer.

Pese al gol y al bajón físico, el Madrid no dio la sensación de ver su triunfo en peligro, a la vez que el United y su reacción apenas forzaban la defensa del Madrid. Isco y Benzema dejaron su hueco para que Asensio y Lucas Vázquez aceleraran los últimos metros. Cristiano Ronaldo, casi recién llegado a la disciplina tras el descanso por la Confederaciones, entró en liza a menos de diez minutos de alcanzar el tiempo reglamentario.

Sumado el segundo descanso al parón por un choque entre Fellaini y Ramos, el descuento se fue a los siete minutos, pero la afición blanca ya celebraba la Supercopa que ya se suma a sus vitrinas. El Real Madrid empieza la nueva temporada como acabó la última: ganando títulos.

- Ficha técnica:

2 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco (Marco Asensio, m.74); Bale (Lucas Vázquez, m.74) y Benzema (Cristiano Ronaldo, m.83).

1 - Manchester United: De Gea; Valencia, Smalling, Lindelof, Darmian; Ander Herrera (Fellaini, m.56), Matic, Pogba, Mkhitaryan; Lingard (Rashford, m.46) y Lukaku.

Goles: 1-0, m.24: Casemiro. 2-0, m.52: Isco. 2-1, m.62: Lukaku.

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Carvajal (84) y a Ramos (85) por el Real Madrid; y a Lingard (41) y Rashford (94) por el Manchester United.

Incidencias: final de la Supercopa de Europa disputada en el Nacional Arena Felipe II, lleno, ante 33.460 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios