www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RUSIA 2018

Sergio Ramos también acusa a la "inestabilidad" por el despido de Lopetegui

martes 03 de julio de 2018, 01:57h
El capitán ha argumentado ese elemento como principal e el descalabro de la selección.

Se trataba de un secreto a voces: las vacas sagradas y gran parte del vestuario de la selección española que compitió en el Mundial de Rusia estuvo en contra del despido de Julen Lopetegui. Tuvieron que tragarse esa discrepancia y aceptar la llegada de Fernando Hierro para que la concentración en los partidos no se disipara. Aunque finalmente sí lo hizo y el combinado nacional resultó uno de los mñas goleados de un torneo del que salió, por la puerta de atrás, en octavos y ante los anfitriones.

Ahora que todo ha pasado, y que los futbolistas ya están en territorio patrio, los testimonios comenzarán a aflorar. El primero de ellos en referirse al asunto que ha marcado el desarrollo de los seleccionados en la cita mundialista ha sido el capitán Sergio Ramos. Lo ha hecho en una reflexión a toca todos los palos que han generado polémica. Pero arranca con el banquillo, un asunto de valoración postergada hasta que hubiera finalizado la competición.

"Era un reto inmenso, apasionante que afrontábamos con toda la energía del mundo. Y cuando aún no habíamos debutado, sucedió algo que no esperábamos. No voy a valorar los actos ni las decisiones, pero la inestabilidad nunca es buena compañera", ha proclamado el central del Real Madrid sobre el despido de Lopetegui por parte de Luis Rubiales, presidente de la Federación. Y prosigue defendiendo a ese vestuario que ha tenido que recomponer la figura como ha podido, al galope de los acontecimientos.

"Aun así mantuvimos la cohesión, la fuerza del grupo, la energía de un conjunto de compañeros y amigos, pero lo cierto es que hemos ido de más a menos. Y aunque muchos penséis que podríamos haber hecho más, no supimos hacer más. Porque nos dejamos sobre el verde hasta la última gota de sudor, el último ápice de energía y bravura. No lo habremos hecho como debíamos, pero sin duda lo intentamos hasta el final siempre", relató.

A continuación, el jefe de la manadatuvo palabras para la crítica que ha desentrañado las causas de la pobre actuación global de una de las favoritas, que cambió su rendimiento por completo con respecto a la excelente fase clasificatoria. "Aceptamos todos los comentarios y críticas, pero no olvidemos que ganar es casi una casualidad, porque perder pierden todos, menos uno. Solo aquél capaz de recuperarse, persistir e insistir hasta la extenuación tiene la oportunidad de levantar la gloria, el título", defendió antes de recordar que "es precisamente eso, la gran dificultad, la que encumbra las victorias y las convierte en hitos, en leyenda".

"No emborronemos toda una trayectoria por unos tropiezos propios de nuestra profesión, nuestro deporte, nuestra vida. Lamentablemente, la mayoría de las veces no se gana, pero perdedor es aquel que se vence antes de que lo venzan; el que baja los brazos en la tormenta; el que da la espalda a la dificultad. Pudimos hacerlo mejor, debimos hacerlo mejor, pero no sólo no me avergüenzo, me enorgullezco de ser el capitán de esta enorme selección", elaboró el sevillano.

Por último, quiso hacer un apartado especial para Andrés Iniesta, un jugador visiblemente molesto por los comentarios que reclamaban su suplencia y que han atacado al devenir del equipo sobre el verde a lo largo de los cuatro partidos. "Un recordatorio especial para un compañero y amigo en aventuras y desventuras, que nos hizo sentir aquello que nunca imaginamos. Iniesta: ha sido un placer recorrer este camino contigo de rojo. Me hubiera gustado que te hubieras podido llevar un mejor recuerdo de tu despedida", escribió el central.

Y se despigió con un alegato claro, que rima con el ofrecido por el cuerpo técnico improvisado y por el novel cuerpo directivo federativo: no hay fracaso. "Si queréis pensar en fracaso, sois libres de hacerlo. Nosotros preferimos pensar que es una nueva oportunidad para llorar, aprender, levantarse, crecerse y seguir batallando. Lo haremos, eso seguro", concluyó un jugador que tiene por delante más citas con la selección para mostrar que es capaz de ejercer como patrón de la transición venidera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios