www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RUSIA 2018

Neymar despega contra México y supera a Messi y Ronaldo

Neymar despega contra México y supera a Messi y Ronaldo
Ampliar
Anotó un gol y fabricó el segundo del 2-0 con el que Brasil accedió a los cuartos de final.

Neymar va de menos a más en este Mundial. Claramente. El jugador brasileño se encargó de aglutinar el peso ofensivo de su equipo y de portarlo sobre sus hombros. No sólo para anotar un gol y provocar el segundo, obra de Firmino tras un rechace de Ochoa a un chut suyo. Sino que, además, fue capaz de desesperar a sus rivales pausando el devenir, aguantando la pelota y lanzando contragolpes que definirían la eliminación mexicana.

Por el camino, el jugador del PSG batió un registro de Leo Messi y de Cristiano Ronaldo. Y es que ni el argentino ni el portugués han podido marcar un gol en la fase eliminatoria de ninguno de los Mundiales en los que ha participado. 'Ney', sin embargo, lo ha logrado en Rusia 2018, prueba en la que suma dos dianas y se coloca a tres del pichichi. Su acierto de esta fecha, asimismo, contiene un valor potente en términos nacionales: es su diana número 57. A su edad, alcanzar a Ronaldo y a Pelé parece más que probable.

Al término del tenso envite también acapararía los focos. Porque no ahorró en claridad y sinceridad para referirse a lo vivido. "Ellos hablaron demasiado antes del partido y hoy se han ido a casa", proclamó, enfadado. De esta manera se refirió a las declaraciones aztecas encabezadas por Andrés Guardado en la previa. Explicó el jugador del Betis que a Neymar le gusta "exagerar las faltas" para presionar al árbitro y "tirarse muchísimo" al verde.

Pues bien, el jugador de 26 años, MVP del enfrentamiento que les ha clasificado para los cuartos de final, respondió en la cancha y también fuera de ella. Caliente por el exceso de faltas recibidas y por un pisotón duro ejecutado por Micguel Layún -en el tobillo, cuando se entraba en el suelo-, se desahogo del siguiente modo: "Es complicado, no es una cosa que me corresponde. Sólo sufro el dolor. Recibí una pisada desleal, porque fue fuera de una jugada, fuera de la cancha. Y eso no puede ser así"-

Eran sus primeras palabras desde que llegó a territorio luso, toda vez que ha batallado por recuperarse a tiempo de la lesión que le privó de cometir con los parisinos por todos los objetivos planteados cuando fichó. "Estoy casi al ciento por ciento", precisó sobre su potencial presente el mejor del partido, que da síntomas de ser portador del peso de la Canarinha sin pesarle la responsabilidad ni la presión. Esta vez él y sus compañeros van en serio.

"No quiero que sea la Copa de Neymar, quiero que se la Copa de Brasil, el colectivo es lo más importante. Soy feliz por hacer parte de este grupo. Con seguridad el equipo puede llegar muy lejos", expuso antes de entrar en la sala de prensa y de comparecer con su entrenador Tite, quien le impidió responder a las críticas que le dedicó el seleccionador mexicano -Juan Carlos Osorio le acusó de perder tiempo-.

"No presto atención a estas críticas, no sigo los medios de comunicación porque puede influir en los jugadores. Hay demasiada gente hablando, hay quien se altera y quiere aparecer, yo estoy para jugar al fútbol, ayudar a mis compañeros a ganar", indicó para, de inmediato, asegurar que "puedo seguir mejorando, sabía que necesitaba ritmo para volver a mi estado de forma normal y hoy me he encontrado mejor. Estoy contento por el rendimiento individual y por el rendimiento del equipo". No está nada mal después de tres meses y medio de dique seco.

Por último, la estrella que podría arrebatar el Balón de Oro a Messi y Ronaldo si conquista el ansiado título mundial tuvo palabras para el portero mexicano Guillermo Ochoa, de fenomenal presentación. "Es un gran portero, todo el mundo sabe que tiene una calidad enorme, le felicito por el partido que hecho. Pero yo soy brasileño, no me rindo nunca y estaba muy metido en el partido y conseguí finalmente marcar", sontetizó antes de abandonar la sala para festejar con sus compañeros.