www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TERCER Y 4º PUESTO

Bélgica no consuela a Inglaterra y se lleva el bronce del Mundial | 2-0

Bélgica no consuela a Inglaterra y se lleva el bronce del Mundial | 2-0
Ampliar
sábado 14 de julio de 2018, 17:53h
Un gol de Meunier en el tramo inicial marcaría el desarrollo del envite. Por M. Jones

Bélgica se va de Rusia casi como el campeón moral. Los centroeuropeos dieron carpetazo a su sexto triunfo con solidez ante una Inglaterra a la que le faltaría la creatividad que le puso la frontera en las semifinales. El equipo dirigo por Roberto Martínez, que en la previa avisó que saldrían con todo, desplegó a su once paradigmático -sólo se registró la variante de Tielemans por Fellaini. Anhelaban acabar en la tercera plaza, ya que sería la mejor clasificiación en una cita mundialista de su historia.

Los isleños, por su parte, se lo tomaron con algo de menos de motivación y el seleccionador Gareth Southgate eligió efectuar cinco cambios: Phil Jones, Eric Dier, Ruben Loftus-Cheek, Fabian Delph y Danny Rose serían titulares. Y esa idea de juego algo menos intensa les saldría cara. Thomas Meunier, recuperado para esta cita, abriría el marcador a las primeras de cambio. Los suyos acapararon la pelota y la iniciativa. Y un pelotazo de Coutois que bajó Lukaku se traduciría en una apertura para el carrilero Chadli que remató a la red el otro lateral, desde el segundo poste.

Corría el cuarto minuto y los belgas recogieron el fruto de su estrategia. Tardaría en reaccionar el sistema británico en San Petersburgo. No obstante, sólo alcanzaron a inquietar al meta del Chelsea con un intento tímido de Delph y las incursiones de Sterling. Ese pobre bagaje ofensivo daría alas a Kevin De Bruyne, que perdonó la sentencia prematura al encañonar a un Pickford que salvó a sus compañeros. Lukaku, acto y seguido, amortizó una combinación entre el jugador del City y Hazard para intentar un remate que no llegaría.

Los isleños padecían impotencia cuando llegaban a la mediapunta y sufrían falta de equilibrio tras cada pérdida. Pero la calidad de su delantero siempre estuvo ahí. El presumible pichichi de Rusia 2018 gozó de la oportunidad para empatar cuando Sterling le cedió una pelota franca. Pero el derechazo de Kane no tomó puerta, incomprensiblemente. Reaccionarían los belgas amasando más pelota y golpeando también desde las jugadas de pizarra.

Se quemaría el primer acto con los ingleses resignados, sin tensión en la presión. Sólo una lesión de Chadli -entró Vermaelen- alteró el templado decantar previo al descanso. En el camarín Southgate llamó a la convulsión y metió a Marcus Rashford y a Jesse Lingard -Rose y Sterling no saldrían al segundo tiempo-. En consecuencia, la reanudación vivió un enfoque más igualado y con mayor competitividad. Subirían líneas los representantes de la Premier, arriesgando. Y lo que recibieron con rapidez fue otro pase sensacional de De Bruyne que Lukaku no dirigió bien. Y sólo la poca lucidez en el tramo determinante privó a los avances dirigidos por Hazard y el cerebro del City de sellar una goleada imprevista.

Los espacios quemaron el arranque de Inglaterra, pero los de Southgate se rehicieron. Hasta el punto de forzar a Courtois. En una de esas aproximaciones Dier trazó una pared con Rashford y superó al meta con una delicada vaselina. Emergió, en ese punto agónico, Alderweireld. El central despejó el balón sobre la línea y evitó que el horizonte de la prórroga se hiciera real. A partir de ahí, y en el cuarto de hora final, los británicos emitieron un asalto infructuoso. Kane no tuvo el día (tercer duelo seguido sin anotar) y Maguire también remató desviado.

Finalmente, Meunier cazó una contra sublime a través de la que ejecutó una volea que Pickford negó. El portero dijo no a la guinda de un contragolpe fabulosos, el mejor del campeonato, que puso en valor a todas las piezas del alegre estilo de Martínez. Pero el portero, sobresaliente, no podría hacer nada ante la conexión entre De Bruyne y Hazard que el delantero del Chelsea autografió como el 2-0, de certero chut raso y al primer poste. Para certificar que su selección mereció más y aspirar al MVP del torneo.


- Ficha técnica:

2 - Bélgica: Courtois, Alderweireld, Kompany, Vertonghen, Meunier, Witsel, Tielemans (Moussa Dembele, m.78), Nacer Chadli (Vermaelen, m.39), De Bruyne, Eden Hazard y Romelu Lukaku (Dries Mertens, m.60).

Entrenador: Roberto Martínez

0 - Inglaterra: Pickford, Maguire, Stones, Jones; Trippier, Dier, Loftus-Cheek (Delle Ali, m.84), Delph, Danny Rose (Jesse Lingard, m.46); Kane y Sterling (Marcus Rashford, m.46).

Entrenador: Gareth Southgate

Goles: 1-0, m.4: Meunier. 2-0, m.82: Eden Hazard.

Árbitro: Alireza Faghani (IRN). Mostró tarjeta amarilla a Stones (m.52) y a Harry Maguire (m.76), de Inglaterra y Axel Witsel (m.93), de Bélgica.

Incidencias: encuentro por el tercer y cuarto puesto del Campeonato del Mundo de Rusia 2018 disputado en el San Petersburg Stadium ante 64.406 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.