www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SEMIS - VUELTA

El Tottenham y Lucas Moura desinflan al Ajax y completan la final inglesa | 2-3

El Tottenham y Lucas Moura desinflan al Ajax y completan la final inglesa | 2-3
Ampliar
miércoles 08 de mayo de 2019, 23:02h
Una exhibición del brasileño, y de fortaleza mental británica, remontó el 2-0 del talentoso bloque local. Por M. Jones

En esta Liga de Campeones en la que se quedaron en la cuneta PSG, Bayern, Real Madrid, Manchester City, Juventus y Barcelona, la gran sensación ha sido, sin duda, el Ajax. Y el Tottenham, su rival por un hueco en la final del Metropolitano en la noche de este miércoles, ha ejercido como secundario, silente. Desde ese rol de tapado afrontaba la vuelta de las semis, con el 0-1 cedido en la ida, que les obligaba a firmar una remontada poco probable si se atendía a las diversas inercias de ambos clubes.

El entrenador neerlandés Erik ten Hag no movió una ficha y desplegó de inicio a su once más ofensivo. Remendó la baja de última hora de David Neres alineando al delantero Kasper Dolberg, y apostó por el regreso del atacante lateral diestro Noussair Mazraoui como lateral derecho en lugar del más defensivo Joel Veltman. Aplicaba un golpe de confianza hacia su camarín, en base a la profundización de la idea de juego que les llevó a conquistar Madrid, Turín y Londres. Tadic, Van de Beek, Ziyech, De Jong y De Ligt se mantenía como estructura básica.

Mauricio Pochettino, en su caso, hubo de lidiar con la baja de Harry Kane y eligió, para ello, deshacer la zaga de tres centrales planteada en el primer capítulo de esta eliminatoria, para recuperar el 4-3-3 reconocible, con Lucas Moura como punta flexible, acompañado por los llegadores Dele Alli y Heung-Min Son. Eriksen crearía, liberado del esfuerzo defensivo por los potentes mediocentros llamados Sissoko y Wanyama. Trippier y Rose cabalgarían los costados y Jan Vertonghen volvía a la titualiridad con una máscara protectora. Los 'Spurs' debían anotar, pero el técnico argentino eligió contemporizar el ir madurando el envite.

Y parecería que se equivocó de plano, visto cómo arrancó el prólogo del envite. Porque el Ajax deslumbraría, buscando el gol y ahogando a los visitantes con su presión a cancha completa. Además, tocaban la pelota con la rapidez y fluidez habitual, descontrolando al cierre inglés y amenazando a Hugo Lloris desde temprano. La rebeldía de la joven plantilla local retomó su sueño bien argumentado y abrió fuego con un cañonazo de Tadic desde la frontal que desperezó al meta galo. En ese saque de esquina Matthijs de Ligt se tornó en gigante y cabeceó a la red el 1-0. Corría el minuto 5 y la fiesta en al tribuna quedaba instalada. Un fallo de marcaje de Trippier prendía el entusiasmo y la fe locales.

Mas no torció el gesto en ese momento un Tottenham convencido de tener que anotar dos goles para sobrevivir. Respondieron de inmediato, cuando Son se filtró en el área y conectó un chut angulado con el poste, ante un Onana ya batido. La llegada alimentaría el coraje de los visitantes, que de la mano del coreano y de Eriksen se estiarían y probarían al arquero neerlandés. Se había desatado un ida y vuelta que nubló el dominio posicional y del tempo del conjunto en ventaja, con De Jong ejerciendo de ancla. En cambio, no anotarían los londinenses y del riesgo asumido brotó una contra en la que la inteligencia de Tadic localizó el espacio a explotar, para asistir al zurdazo cruzado y certero de Ziyech. El marroquí instaló el 2-0 (minuto 36) y los de Amsterdam, ahora sí, acomplejaron a sus contrincantes. El sistema de Pochettino se limitaría con ganar el descanso.

Y el argentino orbó su magia en el intermedio, pues lo que vendría en el segundo acto hablaría de la profundidad del trabajo mental y táctico de su obra desde que llegó a ese banquillo. Antes de la renudación se habían bajado las revoluciones de manera global, pero la entrada de Fernando Llorente por Wanyama regó una metamorfosis del tempo. Tiró el pupilo de Marcelo Bielsa de la misma argucia que puso en problemas al Ajax en la ida y le saldría la maniobra redonda. La actividad del español como desatascador y lanzador de contras se tornaría en protagonista, empequeñeciendo el magnetimo de De Ligt como zaguero de referencia. El primer paso de la remontada estaba dado.

Danny Rosa, Son y Dele Alli lo intentarían, corroborando la transformación del paisaje. El Ajax cedió la iniciativa y fue constreñido a navegar como sujeto pasivo, un papel que no le beneficia. Y la explosión de Lucas Moura tomó la escena. El brasileño, apestado compañero de camada de Neymar, gritaría su pedigrí estelar firmando un doblete inesperado que tuvo lugar entre el minuto 55 y el 60. Un relámpago tras robo le puso en vuelo para recortar distancias con un toque sutil ante Onana y a pase de Alli. Y, cuatro minutos después, amortizaría un error de Schöne y el portero -y el nerviosismo de la zaga local- para captar el cuero dentro del área, fintar con su clase escurridiza y, sin margen de maniobra, colar su remate de zurda entre un mar de piernas. Para el 2-2. Regateó a dos rivales en una loseta y empató, inaugurando un nuevo partido de media hora.

Un gol suponía la clasificación del que lo anotara. Con la prórroga descartada por pura aritmética, el Tottenham no frenó y el Ajax despertó, sin amarres defensivos, proclamando un delicioso intercambio de golpes que es extendería hasta el último segundo del tiempo de descuento. La estabilidad y el equilibrio se habían terminado de esfumar, y los neerlandeses dispusieron de varias ventanas para la sentencia. Ziyech chutaría al poste y lamiendo la madera, y Tadic también lo intentaría a la contra. Y Vertonghen remataría al larguero en un córner. La incertidumbre y la agonía, con el cansancio mediante, mandaban en el abrasivo esfuerzo.

Y en esa guerra de guerrillas culminaría su exhibición Lucas Moura al puntear de zurda un balón suelto, en el minuto 95, para congelar el Johan Cruyff Arena. Y alzar hacia la leyenda de los 'Spurs' a esta plantilla. A Pochettino. Condecorando a la Premier League con la segunda final que ha visto la Liga de Campeones compuesta por dos equipos ingleses. Para sollozo del tierno talento neerlandés y éxtasis de la hornada británica que espera que Harry Kane se recupere antes del uno de junio. En la guinda a una de las ediciones de la máxima competición continental de clubes más vibrantes, igualadas, inciertas y espectaculares que se recuerdan.

- Ficha técnica:

2. Ajax: Onana; Tagliafico, Blind, De Ligt, Veltman; De Jong, Schöne (m. 60, Veltman); Dolberg (m. 67, Sinkgraven), Van de Beek (m. Magallán), Ziyech y Tadic. Entrenador: Erik ten Hag.

3. Tottenham: Lloris; Trippier (m. 81 Lamela), Vertonghen, Alderweireld, Rose (m. 82, Davies); Sissoko, Eriksen, Wanyama (m. 46, Llorente); Son, Alli y Lucas Moura. Entrenador: Mauricio Pochettino.

Goles: 1-0, m. 5: De Ligt. 2-0, m. 36, Ziyech. 2-1, m. 55, Lucas Moura. 2-2, m. 59, Lucas Moura. 2-3, m. 95, Lucas Moura.

Árbitro: Felix Brych (GER). Mostró tarjeta amarilla a Dolberg, Ziyech y Onana, del Ajax, y a Sissoko y Rose del Tottenham.

Incidencias: partido disputado en el Johan Cruyff Arena, correspondiente a la vuelta de la segunda semifinal de la Liga de Campeones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.