www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 5 - GRUPO D

La Juventus condena al Atlético a pelear por la segunda plaza | 1-0

La Juventus condena al Atlético a pelear por la segunda plaza | 1-0
Ampliar
martes 26 de noviembre de 2019, 23:00h
Un solitario gol de Dybala certificó la clasificación a octavos del coloso italiano como primero de grupo. La mejoría rojiblanca no frutificó por falta de puntería y quedan obligados a ganar al Lokomotiv en la última jornada para pasar de ronda. Por M. Jones

El Atlético de Madrid saltó al verde del Juventus Stadium obligado a puntuar si no quería sudar hasta la última fecha. El Bayer Leverkusen había tomado Moscú, colocándose a un punto de los españoles. Con ese resultado en mente, que dejaba todo por dilucidarse para la última jornada, y con ganas de disolver las dudas que arrastran salieron los colchoneros a jugar ante el líder de la Serie A. Con voluntad de devolver la afrenta del pasado curso -aquella remontada dolorosa que supuso la eliminación del torneo continental- y de ganar por tercera vez en sus 12 salidas en Champions competirían los rojiblancos.

Mauricio Sarri, que tiene a los suyos aprehendiendo todavía su filosofía y lejos de la mejor versión en cuanto a consistencia y fútbol, hubo de lidiar con la baja de Douglas Costa y sentó en el banquillo a Gonzalo Higuaín y a Cuadrado. Apostó por Danilo como lateral diestro, por Matuidi y Ramsey como interiores y por Dybala por detrás de Ronaldo. Asimismo, se beneficiaba de la recuperación de De Ligt para tratar de zanjar el liderato del grupo D.

Diego Pablo Simeone, en su caso, reprodujo la nómina y morfología que viene jugando. 'Vitolo' le ganó la partida en el rol de desequilibrio a Correa y Morata figuraba como punta único, con Joao Félix esperando turno en la banca. Repetía un Héctor Herrera en crecimiento. El mexicano lucharía al lado de Koke, Saúl y Thomas. Lodi y Trippier serían los carrileros y Hemoso y Felipe los custodios de Oblak. Por tanto, plasmaba el técnico un 4-4-2 que pautaba equilibrio como prioridad.

Y la jugada no le saldría mal. Sus pupilos se juntaron bien, con eficacia, para anular las rutas de pase entre líneas locales. La Juve quedaría constreñida a avanzar por medio de centros laterales bien defendidos. Y, además, la presión selectiva de los visitantes les entregaría, poco a poco, una batuta que abrió la espita del fluir ofensivo rojiblanco temprano. En el primer cuarto de hora ya se habían registrado un derechazo de Thomas rechazado por la zaga -en transición-, un centro de Trippier y testarazo forzado de Herrera y un remate de 'Vitolo' desde la frontal que se estrelló en Bonucci. El mediocentro africano culminaría la puesta en escena jerárquica de su delegación con una volea potente desde larga distancia. Los intentos de presión local fueron desactivados y acomplejados.

Cayó de pie el Atlético, con una hiperactividad que nublaría a Pjanic y, en consecuencia, a toda la Vecchia Signora. Únicamente rondaría el arco defendido por Oblak, hasta que se atravesó la primera media hora, una pared entre Ramsey y Dybala con chut centrado del argentino desde el pico del área, amén del disparo sin tino de Pjanic en una acción ensayada. Ronaldo, fuera de forma y de dinámica, se limitaría a emitir un centro punzante que Felipe arrebató a 'La Joya'. La precisión en la salida de juego colchonera descosía a un aristócrata turinés en horas bajas. Y Lodi lo probaría con un chut al cielo y un centro que Saúl remataría fuera de diana -sin marca y desde el punto de penalti, en el minuto 20-. El todoterreno internacional con España replicaría con un latigazo raso y angulado que Szczesny atajó con problemas -minuto 24-.

Quizá el cansancio pasó factura a los visitantes en el tramo final del primer acto, en el que el esquema de Sarri pudo ganar superioridades por banda y poner balones al área con mayor periodicidad. De Sciglio y Danilo se vistieron como extremos, al fin. Pero le faltaba conexión en tres cuartos de cancha a los transalpinos para suponer una amenaza. Sin embargo, cuando el decantar susurraba un empate de camino a vestuarios Dybala gritó protagonismo. En el minuto 47 Betancur desbordó a Hermoso, que cometió falta al borde de área y pegado a la línea de fondo. Desde allí 'La Joya' chutó a puerta en el lanzamiento de la infracción, casi sin ángulo, para sorprender a un Oblak descolocado.

El golpe psicológico examinaría la mentalidad de un Atlético mejorado y rebosante de carácter, aunque no de puntería. Simeone leyó con claridad que le faltaba una convulsión a su equipo y quemó las naves antes del minuto 65. Entraron Joao Félix, Correa y Lemar -por Lodi, Herrera y 'Vitolo'- y asumiría la iniciativa en el juego su colectivo, con la perla lusa aportando más verticalidad, en buena mezcla con Correa. Y recién estrenada la reanudación Trippier confirmaba el mando visitante con un centro que, tras un cuerpeo inocuo en el primer poste, cayó para el zurdazo de Saúl. Szczesny sostendría a los suyos.

El meta polaco sería apretado en el sobrevenido monólogo rojiblanco. La Juve abrazó el modelo de achique y contragolpe, cediendo territorio y el cuero. Y las ocasiones españolas se multiplicarían. Entre el minuto 60 y el 70 gozaría del pico de creatividad la ofensiva remodelada por el 'Cholo'. Joao Félix ejerció de maestro de ceremonias con un lanzamiento que taponó el muro rival y una conducción con chut desviado desde la frontal. Y Correa conectó un centro muy bombeado para el testarazo arriba de Morata. En el entretanto, Ronaldo despertó de su discreto rendimiento y zanjó una transición local sentando a Thomas pero rematando muy lejos del arco.

Había dominado el tempo y la escena el cuarto clasificado de LaLiga, que se abocó a una contrarreloj en el desenlace. Mas no encontraría la fórmula para dibujar un asalto a la portería contraria. Hasta la conclusión del enfrentamiento sólo le quedaría un cartucho: en el minuto 83 Joao Félix detectó la llegada al área, en solitario de Correa, pero el argentino falló el control y De Ligt le arrancó la ocasión, providencial. En el consiguiente saque de esquina, punto final de la producción colchonera, Morata ganó por arriba pero cabeceó mal.

La falta de gol, de pegada, volvió a mutilar la supervivencia de un Atlético que perdió por segunda vez consecutiva en Europa -y que ha ganado cinco de sus últimos 16 partidos oficiales-. De hecho, a pesar de las buenas prestaciones en el segundo acto, fue Bernardeschi -que entró por un Ramsey fallido- el que gozó de la acción más peligrosa. El zurdo, en una contra, trazó una diagonal que finalizó con un cañonazo rasante que escupió el poste izquierdo de Oblak -minuto 67-. Comparecerían, sin mayor trascendencia, Higuaín y Khedira, en un epílogo que subrayaría las virtudes y defectos de los dos bloques. No hubo enmienda al tanto de Dybala y los bianconeri sentenciaron el primer puesto, quedando los rojiblancos a expensas de ganar al Lokomotiv, en casa, para aterrizar en los octavos de Champions. La mejoría de imagen no bastó.

- Ficha técnica:

1 - Juventus: Szczesny; Danilo, De Ligt, Bonucci, De Sciglio; Bentancur (Khedira, m. 86), Pjanic, Matuidi; Ramsey (Bernardeschi, m. 63); Dybala (Higuaín, m. 76) y Cristiano Ronaldo.

0 - Atlético de Madrid: Jan Oblak; Trippier, Felipe, Hermoso, Lodi (Lemar, m. 64); Saúl, Herrera (Correa, m. 60), Thomas, Koke; Vitolo (Joao Félix, m. 53) y Morata.

Gol: 1-0, m. 47: Dybala.

Árbitro: Anthony Taylor (Inglaterra). Amonestó al local Bentancur (m. 36) y a los visitantes Hermoso (m. 32), Lodi (m. 40), Morata (m. 52), Saúl (m. 53) y Herrera (m. 58).

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga de Campeones, disputado en el Juventus Stadium ante unos 40.000 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios