www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 5 - GRUPO H

El Valencia sólo sobrevive al tiroteo ante el Chelsea | 2-2

El Valencia sólo sobrevive al tiroteo ante el Chelsea | 2-2
Ampliar
miércoles 27 de noviembre de 2019, 21:06h
Parejo falló un penalti, pero los levantinos combatieron con todo y se aferran a la última jornada para buscar el pase a octavos. Por M. Jones

Mestalla empezó a decidir el futuro inmediato de Valencia y Chelsea en esta Liga de Campeones. Los dos clubes comenzaron esta quinta jornada empatados a puntos con el Ajax, hecho que convertía en un esprint por acceder a los octavos de final a estos cuatro partidos que restan en la fase de grupos. Así las cosas, los españoles gozaban de una ventaja: si doblegaban a los ingleses estarían en la siguiente fase, pues tomaron Stamford Bridge en septiembre. El cielo estaba al alcance de la mano, a pesar de los vaivenes de este primer tercio de temporada.

Albert Celades hubo de reorganizar su centro del campo ante las bajas de Kondogbia, Denis Cheryshev, Guedes, Mouctar Diakhaby y Cristiano Piccini. Además, Coquelin estaba tocado, con lo que la alineación contempló cómo Wass volvía a la medular, acompañando a Parejo, Ferrán Torres y Carlos Soler. Rodrigo y Maxi repetían en punta, con Jaume Costa, Gayá, Garay y Gabriel resguardando a Cillessen. Gameiro y Lee Kang-In esperarían turno. La tesitura llevó al técnico a preponderar la calidad sobre el físico.

Frank Lampard, por su parte, aterrizó en la ciudad del Turia con 19 jugadores. Ross Barkley y Ruben Loftus-Cheek no formaron parte de una convocatoria que sí contaba con el núcleo duro del cohesionado vestuario nacido de la restricción financiera impuesta por culpa del fair play. Llegaban los londinenses tras vaciarse ante el City en Premier, mas el estratega repetiría el 4-3-3 en el que Kovacic, Kanté y Jorginho son la medular y Willian, Abraham y Pulisic la delantera. Y metió al joven James y a Christensen, Zouma y Azpilicueta como protectores de Kepa. En la banca se quedaron Giroud, Emerson, Pedro, Batshuayi y Mason Mount.

Y el reparto de descansos le dio buen resultado al mito del Chelsea, pues sus pupilos saltaron al verde con la voluntad de imponer su personalidad. Y lo lograron. Presionaban arriba y se manejaban con holgura con el esférico. Amortizaron las imprecisiones y nervios locales en un primer cuarto de hora que amenazaba con monólogo inglés. Mas no inquietarían a Cillessen y desde ahí crecería la entrada en dinámica de un sistema levantino que resurgió en ataque gracias a Parejo.

Cuando el mediocentro comenzó a intervenir más, la posesión se discutió y, sobre todo, el peligro se inauguraría sobre el arco de Kepa. En concreto, un pase quirúrgico y vertical -al primer toque- del capitán hacia el desmarque en profundidad de Rodrigo hurtó la comodidad inicial a sus contrincantes. El delantero apuró hasta línea de fondo y su centro no fue rematado por Maxi por muy poco -pegó al aire el uruguayo, cuando ya se cantaba el gol-. Desde allí cruzaría demasiado un zurdazo sin oposición y también dispondría de una opción desde el otro perfil, el diestro, pero Arrizabalaga le negaría su pretensión con una intervención astuta. Por ende, los visitantes retrasarían líneas.

La rápida transición dio el mando a un Valencia que, toda vez que se asentó, competía al fin de tú a tú. Adelantó su esquema y trató de ahogar la salida de juego británica, pero ese riesgo casi le costó un disgusto. En vuelo, Kante y Abraham marrarían dos remates muy claros. En ese toma y daca, repleto de remates desatinados, recogería el premio el respingo coral. En el minuto 40 Rodrigo volvió a caer a banda y a emitir un centro venenoso que esta vez Carlos Soler atinó a traducir en diana -con un remate defectuoso-.

Sin embargo, le duró la alegría a la tribuna dos minutos. En el 42 Kovacic captó una pelota suelta en la frontal y colocó su derechazo rasante en la cepa del poste. Cillessen, que había salvado a los suyos en llegadas previas al 1-0, encajaba el empate y todavía tendría que taponar más intentos visitantes antes del descaso. Sin un gobernante claro, el espectáculo de dos clubes con aspiraciones de ganar se había definido como el pentagrama interesante sobre el que se trabajaba.

Y la reanudación -que ya no vería a un Abraham lesionado y suplido por Batshuayi- no modificaría ese pelaje tendente a la electricidad. Recién estrenado el segundo acto, en el minuto 50, los subordinados de Lampard completaron la remontada. Llegaron a esa orilla cuando uno de sus múltiples centros laterales fue conectado por Pulisic con inteligencia. El colegiado indicaría fuera de juego de la perla estadounidense, pero el VAR le corregiría y el 1-2 quedó instalado en el marcador. El examen a la consistencia mental valencianista se multiplicaba a estas alturas de la exigencia.

Batallarían los locales por seguir metidos en el partido y en esta Champions, generando aproximaciones ante la imposibilidad ajena para cerrar en fase defensiva. Rodrigo desperdiciaría una oportunidad nítida y la respuesta, rebosante de convicción, de los levantinos cosechó un penalti cuando restaban 25 minutos por jugar. En cambio, que la tarde no era sencilla se constató cuando Parejo marró el lanzamiento de la pena por una excelsa parada a mano cambiada de Kepa. Y comparecerían Gameiro, Kang In y Coquelin -por el lesionado Jaume Costa, Carlos Soler y Ferrán- antes del desenlace.

Los ingleses no gestionarían del todo bien su ventaja, concediendo metros y espacios para que el fluir ofensivo local no remitiera. Incluyeron en su fórmula a Emerson y Mount, pero se toparían con un cataclismo anunciado en la inercia. En el minuto 82 Wass emitió un centro-chut que se fue cerrando para acabar superando a Kepa tras golpear en la madera. El empate a dos alimentó -aún más- la ambición española, en un escenario de anarquía total. Y Rodrigo dispuso de 3-2 y del billete a octavos en el descuento. Pero el internacional español, sin marca y en el segundo poste, no atinó a desatar el paroxismo. Salió vivo el Chelsea -que jugará con el flojo Lille- y el Valencia viajará a Amsterdam para, presumiblemente, tener que ganar al Ajax.

- Ficha Técnica:

2. Valencia: Cillessen, Jaume Costa (Gameiro, m.67), Garay, Gabriel Paulista, Gayà; Wass, Parejo, Carlos Soler (Kang In Lee, m.78); Ferran (Coquelin, m.74), Maxi Gómez y Rodrigo.

2. Chelsea: Kepa, James, Christensen, Zouma, Azpilicueta; Kovacic, Kanté, Jorginho (Enerson, m.72); Willian (Mount, m.80), Abraham (Batshuayi, m.46) y Pulisic.

Goles: 1-0,m.40: Carlos Soler. 1-1, m.42: Kovacic. 1-2, m.50: Pulisic. 2-2, m.82: Wass.

Árbitro: Félix Zwayer (GER). Amonestó por el Valencia a Wass, Gabriel Paulista y Garay, y por el Chelsea a Jorginho, Kanté, Kepa y Azpilicueta.

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, disputado en Mestalla ante 43.486 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios