www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 6 - GRUPO F

Los 'novatos' del Barcelona conquistan San Siro y eliminan al Inter | 1-2

Los 'novatos' del Barcelona conquistan San Siro y eliminan al Inter | 1-2
Ampliar
martes 10 de diciembre de 2019, 22:55h
La calidad de la versión juvenil del coloso catalán fue demasiado para el impotente proyecto de Antonio Conte. Ansu Fati entró en la historia de la competición europea. Por M. Jones

El Barcelona aterrizó en Milán con los deberes hechos. En la quinta jornada de la Liga de Campeones certificaron un acceso a los octavos de final como primeros de su grupo, con lo que Ernesto Valverde pudo tirar de rotaciones (dejó en casa a Lionel Messi, Piqué y Sergi Roberto). Sin embargo, su rival, el Inter, se jugaba buena parte de su temporada este martes. Partían empatados a puntos con el Borussia Dortmund, mas con opciones de pasar de ronda si ganaban.

Antonio Conte no escatimaría y reprodujo el esquema que compitió ante la Roma hace tres días, en pos del liderato de la Serie A. Godín, De Vrij y Skriniar eran los tres zagueros y D'Ambrosio y Biraghi acuarían como carrileros. Borja Valero, Vecino y Brozovic conectarían con Lukaku y Lautaro Martínez. Ese arsenal debía doblegar al mar de probaturas catalán. Con Neto bajo palos, activarían un 3-5-2 con el que tardaron en equilibrarse. El fondo fue para Todibo, Umtiti y Lenglet, con Wague y Junior en las bandas. Rakitic, Aleñá y Arturo Vidal confeccionaban una medular coronada por Carles Pérez y Griezmann. Incluso Luis Suárez y Busquets empezaban en el banquillo.

Así las cosas, le tocó al Barça asentarse con celeridad ante la presión y el ardor italianos. Pronto Lautaro avisaría con una movilidad que generaría problemas a la zaga visitante. Y Lukaku abrió la espita en el décimo minuto ante el debutante meta brasileño -suplía por vez primera a Ter Stegen-. En esa oportunidad Lenglet sacó, in extremis, el lanzamiento del punta belga, que había sentado a Umtiti.

Tragado el susto, el líder de LaLiga iría ganando peso con la pelota y en el partido, llevando la dinámica a las revoluciones que le interesan. Aunque les faltaran los primeros espadas, el estilo azulgrana contaminaría al devenir global y Aleñá crecería de la mano del oficio de Rakitic y Vidal. Asimismo, la flexibilidad posicional de Griezmann y Carles Pérez desestabilizaría a Godín y compañía. Hasta que en el minuto 23 hicieron caja. La circulación pensada por el francés, el chileno y el canterano desembocó en un despeje del ex central del Atlético que dejó el cuero muerto para que Carles Pérez batiera a Handanovic de certero zurdazo.

El aguijonazo de la perla culé silenció al templo transalpino y confirmó el nerviosismo y los desajustes nerazzurri. Más aún, cuando se cruzaba la media hora Lenglet perdonaría el 0-2 al rematar fuera, sin marca, un centro lateral. El Inter rozaba la lona. Conte necesitaba que el carácter de sus futbolistas brotara en convulsión y en ese brete amaneció Lautaro Martínez. El argentino, pese a su juventud, se echó el temblor emocional a la espalda y tiró de su delegación. Además, con su cuerpeo paró un balón largo en la frontal que cedió para el cañonazo a la red de Lukaku -minuto 44-. El punta latinoamericano había lucido y de su maestría podría haber renacido la convicción interista.

Más el paso por vestuarios -lugar en el que los locales se enteraron que el Borussia Dortmund sollozaba un empate ante el Slavia que clasificaba a los milaneses- cedería el protagonismo a la calidad técnica catalana. Anestesiaron la presumible salida volcánica transalpina con posesión y Valverde inyectó a Luis Suárez y Frenkie De Jong -por Griezmann y Rakitic- en un movimiento que iba a por el triunfo. En consecuencia, el Inter cedió metros y abrazó la espera y el contragolpe. El balón sería jurisdicción visitante. Sólo la verticalidad de Lautaro, y la astucia de Lukaku, suponían una amenaza. No obstante, Neto negaría la diana al coloso belga en un mano a mano y con una parada meritoria.

Pero el Barça asumiría el riesgo. El minutaje se quemaba y los pupilos de Conte apretarían en un respingo con apariencia de asedio. Lautaro ejercería de maestro de ceremonias, con tres lanzamientos -uno lamió la madera, tras romper a Lenglet, y los otros dos fueron anulados por fuera de juego-. La urgencia italiana -los germanos vencían en su partido- les empujó a adelantar al máximo sus líneas. Politano y Esposito serían de la partida -por D'Ambrosio y Borja Valero-.

En todo caso, le saldría cruz al aristócrata milanés. No solo no localizaron la ruta del gol, sino que se toparon con un jarro de agua congelada. Ansu Fati, que había suplido a Carles Pérez en el minuto 85, sería el encargado de amortizar los espacios que dejaba la contrarreloj interista tras de sí. El canterano tardó menos de 180 segundos en trazar una pared con Luis Suárez y ajustar al poste su chut para el 1-2 definitivo. Y para coronarse como el goleador más joven en la historia de la Liga de Campeones a sus 17 años y 40 días. Presentándose en sociedad del mejor modo y decretando el destierro a la Europa League a un Inter desprovisto de creatividad y pegada. El 'Txingurri' festejaría el golpe de autoridad de la juventud aglutinada en su camarín.

- Ficha del partido:

1. Inter: Handanovic; Godín, De Vrij, Skriniar; D'Ambrosio (Politano, m.75), Vecino, Brozovic, Valero (Esposito, m.77), Biraghi; Lautaro, Lukaku.

2. Barcelona: Neto; Todibo, Umtiti, Lenglet; Wague, Vidal, Rakitic (De Jong, m.63), Aleñá, Junior; Pérez (Ansu Fati, m.85), Griezmann (Suárez, m.62).

Goles: 0-1, m.23: Pérez; 1-1, m.44: Lukaku; 1-2, m.88: Ansu Fati.

Árbitro: Bjorn Kuipers (HOL). Mostró cartulina amarilla a los locales De Vrij (m.88) y Godín (m.92), y a los visitantes Lenglet (m.35) y Firpo (m.49).

Incidencias: partido correspondiente a la sexta y última jornada del grupo D de la Liga de Campeones disputado en el estadio San Siro de Milán ante 71.800 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios