www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

OCTAVOS - VUELTA

Una calamitosa noche de Varane acaba con el sueño europeo del Real Madrid |2-1

Una calamitosa noche de Varane acaba con el sueño europeo del Real Madrid |2-1
Ampliar
(Foto: Efe)
viernes 07 de agosto de 2020, 22:50h
Dos errores inexcusables de Varane significaron dos goles del Manchester City que facilitaron el pase a cuartos de final del equipo de Guardiola. Primero en el arranque, cediendo a la presión de Gabriel Jesús dentro del área y luego en la segunda mitad, con el 1-1 firma de Bezema y todo por decidir, dejando una cesión a medio camino que volvió a aprovechar el delantero brasileño para un 2-1 que resultó definitivo. Por J. Nuez

Cinco minutos para olvidar depararon el 1-2 de la ida y dos errores capitales de Varane supusieron el 2-1 de la vuelta. En total, un 4-2 en el global que deja al Manchester City en cuartos de final con todo merecimeinto a un Real Madrid que pagó caro sus despistes.

El control del tempo de partido por parte del equipo de Guardiola en los dos encuentros fue suficiente para lograr dos triunfos vitales en el sueño europeo de los citizens. Supo cuando apretar y cuando replegar, pese que esta última opción, antinatura para los esquemas del técnico de Santpedor, coincidió con los embistes de un Real Madrid que creía en una remontada factible hasta que él mismo se trastabilló con unos errores inaceptables de Varane (y de Carvajal en la ida).

La primera parte contó con tres fases muy diferenciadas y marcadas por los cambios en el marcador. Arrancó el City con una presión intensa y agresiva que anuló por completo la salida de balón del Real Madrid, incapaz de encontrar a ninguno de sus centrocampistas para iniciar una jugada con criterio.

El esfuerzo de los de Guardiola no tardó en dar frutos. En un error incomprensible para el partido que estaba en juego, Varane cedió a la insistencia de Gabriel Jesús, al que dejó la pelota dentro del área. El brasileño se encaminó hacia una portería que quedó a expensas del Sterling, al que cedió la pelota para que anotara con inusitada facilidad el 1-0.

Con el marcador a favor, el City replegó sus líneas, rebajó su agresividad y terminó por ceder la iniciativa a su rival. El Real Madrid logró mantener la calma tras el calamitoso 0-1 y con Kroos acudiendo a la ayuda de sus centrales, menos agobiados ahora, los blancos empezaron a combinar y acercarse al área rival.

La conexión Hazard-Benzema dio el primer susto al equipo inglés con un espectacular giro del delantero francés ante dos defensas para abrirse el hueco con el que apuntó a la portería de Ederson, forzado a una estirada que desvió la pelota a córner.

Si bien el belga estaba capitalizando la atención del ataque del Real Madrid, en la primera oportunidad que tuvo de hacer virguerías con la pelota, Rodrygo se inventó la jugada del empate. Un autopase ante Cancelo que le permitió apurar la línea de fondo y sacar un centro que remató de cabeza Karim Benzema para el 1-1 en el minuto 28.

El empate volvió a hacer reaccionar al City, que logró recuperar la pelota y combinar, aunque sin la agresividad de antes. Su dominio de la pelota no terminaba de traducirse en peligro para Courtois, que se encargó de autogenerárselo con un pase que acabó en pies de De Bruyne, que chutó desde la frontal sin suerte y que volvió a probar al portero belga con un lanzamiento que córner que no fue gol por intervención del palo y de Courtois.

El regreso de vestuarios para la segunda mitad tuvo de nuevo de protagonistas a De Bruyne y Courtois, con el mediapunta insistiendo en el gol olímpico e inventando una asistencia a Sterling a la espalda de Carvajal que dejó el extremo inglés en un mano a mano que cayó del lado del portero visitante.

Sacudido de estos sustos, el Real Madrid quiso imponerse y logró por instantes hacerse con la pelota. Y entre pase largo a un lado y a otro del campo buscando el espacio, el duelo de Rodrygo contra Cancelo se aventuraba como clave para la entrada en territorios de Ederson.

Por el contrario, el City era De Bruyne y De Bruyne era el City. Todo el ataque y peligro de los de Guardiola pasaba por el belga. El control del partido, balanceándose como un columpio, pasaba ahora al City. Sin embargo, ni uno ni otro lograban cercar portería.

Zidane fue el primero en dar cuenta de cambios. Y en el minuto 60 dio entrada a Asensio por Rodrygo, poco participativo pero cuya intervención fue vital para el 1-1. Trabajo cumplido.

Con menos de media hora para la conclusión, el partido se fue agitando poco a poco. A un lado, con Benzema y Asensio apurando a Ederson; al otro, con Courtois erigiéndose en gigante para tapar la portería a un Gabriel Jesús que se revolvió dentro del área para sacar un tiro con olor a gol.

Guardiola tomó el testigo de los relevos y puso a Bernardo Silva por un Foden que se fue apagando con el paso de los minutos.

Sin embargo, el futuro del Madrid se tornó oscuro en el minuto 68. Otro error, otra vez Varane. Una cesión a Courtois que se queda corta y queda a disposición de Gabriel Jesús, que con un leve toque no desaprovecha el regalo para un 2-1 que pone en modo milagro la misión del Real Madrid para buscar salir airoso de la eliminatoria.

Una noche que no podrá olvidar jamás el central francés. Cualquiera diría este agosto que la pareja de centrales del Mundial ganado por Francia estaba formada por Varane y Umtiti.

El toque a rebato era obligatorio pero Zidane tardó más de diez minutos en ordenar. Un tiempo sin reacción sobre el césped más allá de una jugada en la que Benzema, Asensio y Modric contaron con ocasiones continuadas. Puro espejismo.

Así, ya en el 83, el banquillo se movía por fin con un triple cambio: Valverde, Lucas Vázquez y Luca Jovic entraban en lugar de Carvajal, Modric y Hazard. Vinicius, otrora revulsivo, miraba impaciente desde la grada, sin calentar si quiera.

Un movimiento inane para el discurrir de la eliminatoria. Incapaz de generar peligro, la cuenta atrás no supuso demasiados quebraderos de cabeza para el City, que se encamina a unos cuartos de final ante un Lyon que eliminó a la Juventus.

Los errores de Varane quedarán marcados como la imagen de este duelo y eclipsarán que el Madrid necesitaba mínimo dos goles y no los consiguió. Un mediocampo superado con una noche negra también de Casemiro e igual de oscura que la de Hazard, al que el parón por el coronavirus le dio la oportunidad de recuperarse de la lesión para un último baile al que todavía hay que esperar. Un Hazard al que podría haber sustituido un Vinicius que se quedó en la grada, por orden de un Zidane que este viernes, 7 de agosto, sintió por vez pirmera lo que es caer eliminado en Liga de Campeones.

- Ficha técnica:

1 - Manchester City: Ederson; Cancelo, Fernandinho, Laporte, Walker; Rodrigo (Otamendi, m.89), Gündogan, Foden (B.Silva, m.67), De Bruyne; Sterling (D.Silva, m.81) y Gabriel Jesús.

2 - Real Madrid: Courtois; Mendy, Militao, Varane, Carvajal (L.Vázquez, m.83); Kroos, Casemiro, Modric (Valverde, m.83); Hazard (Jovic, m.83) , Benzema y Rodrygo (Asensio, m.61).

Goles: 1-0. Sterling, m.9, 1-1. Benzema, m.28 y 1-2. G.Jesús, m.68.

Árbitro: Felix Brych amonestó a Modric (m.81) por parte de los visitantes.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Etihad Stadium de Mánchester a puerta cerrada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios