www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SEMIFINALES

El PSG arrasa al Leipzig y buscará la gloria | 0-3

El PSG arrasa al Leipzig y buscará la gloria | 0-3
Ampliar
martes 18 de agosto de 2020, 22:52h
La calidad de Di María y Neymar resolvió el acceso de los franceses a su primera final de Copa de Europa. Los alemanes no pudieron resistir y rematar. Por M. Jones

El París Saint-Germain y el Leipzig midieron la fortaleza de sus proyectos este martes, en el Estadio da Luz de Lisboa. Por un billete para la final de esta particular Liga de Campeones, franceses y alemanes examinarían si la calidad individual millonaria podría más que el colectivo, también regado de millones, y el juego combinativo llevado hasta sus últimas consecuencias. Los supervivientes de la exigencia física y mental que han representado las eliminatorias posteriores al parón por el Covid-19 se habían ganado el derecho a pelear por la gloria. Jugasen mejor o peor.

Julian Nagelsmann es el técnico que, sin duda, había llevado a los alemanes a jugar mejor en estas rondas. Venían de golear al Tottenham de Jose Mourinho en octavos, luego perderían a su goleador estelar Timo Werner y, aún así, dieron una lección de fútbol al Atlético de Simeone en cuartos, Con ese bagaje, el preparador decidió no mover demasiado la nómina de titulares, siquiera introduciendo a Mukiele en ese dibujo de tres centrales y carrileros largos. Con los españoles Angeliño y Dani Olmo subrayados, dentro del esfuerzo coral deslumbrante presentado en este torneo.

Thomas Tuchel, por su parte, eligió disponer de un once más dinámico y ofensivo que el puesto sobre el tapete en su sufrida clasificación precedente ante el Atalanta. Colocó a Paredes en la medular y a Ángel Di María en uno de los extremos del tridente ofensivo. Se olvidó de la idea de fijar a los contrales con un rematador como Icardi y Ander Herrera y Marquinhos serían sus únicas anclas en el eje. Con Sergio Rico supliendo al lesionado Keylor Navas en la portería y con Verrati, el propio Icardi, Choupo-Mpoting, Sarabia o Draxler como revulsivos de lujo.

Se esperaba un choque en el que la posesión se discutiera y en el que los dos escuadrones se cuidaran mucho tras pérdida, pues sus rivales disfrutan, sobre todo, con espacios y en transición. Sin embargo asumió el PSG el mando de las operaciones, con el único permiso concedido a los teutones situado en el intento inicial -minuto 3- de Nkuku. Los parisinos comenzaron temprano la labor de nudo táctico, intensidad y gestión del cuero que les entregaría una superioridad palpable en el global del cruce.

Neymar abrió fuego en el minuto 6. Chutó al poste un centro sensacional de Kylian Mbappé. Acto y seguido, era la perla gala la que anotaría, pero el VAR le anuló la diana al considerar que Neymar había cometido mano al captar un rechace del portero Peter Gulasci. Estos fogonazos de los dos nombres más peligrosos en el verde acomplejaron a un Leipzig que casi no alcanzaba a concatenar pases interesantes ni a visualizar opciones de contragolpe. Paredes, Ander Herrera y Marquinhos gobernaban, con Emil Forsberg, el mayor talento germano, en el banquillo.

El asedio era tal que los favoritos lanzarían tres saques de esquina seguidos en el minuto 11. Rebosaba presión el hambriento conjunto de Tuchel, que en el tercero de esa serie de córners forzaría una falta lateral de Mukiele contra Neymar. En ese lance emergió la figura de Di María, capital en esta semifinal. El argentino prendió la mecha de su exhibición y reivindicación colocando un centro espectacular que regaló a Marquinhos el primer tanto -minuto 13-. El brasileño, no obstante, ejecutaría un gran gesto con el cuello para embocar el testarazo.

Con 0-1 sobrevino el primer punto de inflexión trascendental para Nagelsmann y sus subordinados. Eligieron contemporizar y tratar de aguantar para crecer con el paso de los minutos. Habían pensado en una guerra de guerrillas y les tocaba ajustar en el esfuerzo de achique. Porque en el 17 de juego Kevin Kampl perdió el cuero en una zona resbaladiza y Gulasci acabó salvando a los suyos cuando Mbappé le encaraba dentro del área. Sólo un intento desatinado de Yussuf Poulsen, en el 25 y a pase de Laimer, inquietaría a Sergio Rico antes del descanso.

Seguía el monólogo en las sensaciones de un PSG que golpearía de nuevo en el 35, cuando Neymar lanzó una falta angulada a la madera. Engañó a todos amagando un centro para buscar arco y el poste le negó la obra de arte. La comodidad francesa de palpaba: sus estrellas habían tomado la escena y marcado la diferencia. Para más inri de la delegación alemana, antes del intermedio Gulasci cometería un error catastrófico, Paredes cedió a Neymar, quien, de tacón, asistió a Di María para el 0-2. El coloso nutrido por Catar estaba con un pie y medio en la última instancia de la Copa de Europa. Al fin. Y todavía pudo sentenciar más el combate antes del final del primer acto, mas Neymar perdonó en vuelo.

Nagelsmann, con todo perdido, sentó a Nkuku y Dani Olmo para dar entrada a Forsberg y Patrick Schick. Cambió la morfología de su esquema, con dos delanteros más posicionales y a los que tirarle pelotazos o centros. Y mejoraría el rendimiento de su idea algo en la reanudación, hasta que el voraz contrincante le asestó la cornada definitiva. En el 56 Joan Bernat se coló y anotó el tercero de cabeza, a centro de Di María. Amortizando una pérdida de balón de Mukiele en su propia área. La fluidez de la circulación del Leipzig se diluyó en la estrategia de Tuchel.

Ahí acabaría el ardor del envite. No ocurría nada más que el intento de Mbappè por no irse de vacío. El delantero se desfondó en tratativas que no llegarían más allá de otro mano a mano fallado ante un Gulasci que fue el mejor de su equipo -retratando el despliegue efectuado por los infructuosos aspirantes-. Sarabia, Choupo-Moting, Draxler y Verrati darían descanso a Herrera, Paredes, Mbappè y Di María en un tramo postrero en el que los mejores se permitieron rotar. Pensando ya en el desafío que supondrá la histórica primera final de la máxima competición europea para el club francés. Esperan, lanzados en su confianza, a Bayern o Lyon.

- Ficha técnica:

0; RB Leipzig: Gulacsi; Mukiele, Upamecano, Klostermann (Orban, 83); Laimer (Halstenberg, 62), Sabitzer, Kampl (Adams, 64), Angeliño: Nkunku (Forsberg, 46), Dani Olmo (Schick, 46); y Poulsen.

3; París Saint Germain: Sergio Rico; Kehrer, Thiago Silva, Kimpembe, Bernat; Marquinhos, Paredes (Draxler, 82), Ander Herrera (Verrati, 83); Di María (Sarabia, 87), Mbappé (Choupo-Moting, 86) y Neymar.

Goles: 0-1, min 13: Marquinhos. 0-2, min 42: Di Maria. 0-3, min.56: Bernat

Árbitro: Björn Kuipers (Países Bajos) amonestó a Kimpenbe, Laimer. Halstenberg, Poulsen

Incidencias: semifinal de la Liga de Campeones de fútbol disputado sin público en el Estadio da Luz de Lisboa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios