www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 2 - GRUPO G

El Barcelona festeja la dimisión de Bartomeu en Turín | 0-2

El Barcelona festeja la dimisión de Bartomeu en Turín | 0-2
Ampliar
miércoles 28 de octubre de 2020, 23:33h
La Juventus, que anotó tres goles anulados, se mostró frágil en defensa y los catalanes dominaron y gozaron de oportunidades para sentenciar sin dificultades. Los tantos de Dembélé y Messi bastarían para reforzar el liderato azulgrana en un duelo de equipos por hacer. Por M. Jones

El Barcelona se presentó este miércoles en el Juventus Stadium con la necesidad de vencer y convencer, tras haber perdido el Clásico y acumular pinchazos en Liga. Arribaba sin Piqué, Coutinho y Ter Stegen, por lo que Koeman daría la alternativa a Araújo como central. Además, el técnico neerlandés indultó a Griezmann y sentó a Ansu Fati. Y la jugada le saldría redonda, pues el galo cuajó uno de sus mejores partidos del curso ante una zaga italiana acribillada por las bajas (Chiellini, De Ligt y Alexas Sandro no serían de la partida).

Se enfrentaría el Barça al proyecto que entrena Andrea Pirlo. Un bloque todavía sin consistencia y que ha quedado sin colmillo al contagiarse Cristiano Ronaldo de coronavirus. Así las cosas, se auguraba un duelo jugado al ataque y con preponderancia de la calidad. Y en ese paisaje destacaría Lionel Messi, de nuevo más arquitecto que finalizador. Se asociaría bien con Pjanic -Busquets fue suplente- y De Jong para monopolizar el cuero. Y abrió fuego con rapidez: en el pestañeo inicial Bonucci salvó a los suyos repeliendo un chut del argentino, Griezmann chutó a la madera y el fichaje bosnio probó al meta Szczesny.

La superioridad visitante, en intensidad y técnica, haría caja en el minuto 13. Dembèlè amortizó la oportunidad que le dio el estratega para sacarse un latigazo que supuso el merecido 0-1. Recibió, regateó a dos oponentes y disparó un envió que se coló por la escuadra tras ser desviado por Federico Chiesa. Quedaba obligada la Vecchia Signora a mostrar algo de ambición y reaccionaría, con orgullo, apoyándose en la visión de Dejan Kulusevski y en Álvaro Morata (Dybala no luciría). El español anotaría dos goles, pero serían anulados -minutos 15 y 30- por fueras de juego milimétricos.

No se alteró el marcador, pero sí quedaron al descubierto los problemas azulgranas para achicar con ese once. Sin embargo, la jurisdicción del verdadero peligró pertenecería al gigante catalán. Y antes del descanso rozarían la sentencia prematura. Messi perdonó un remate cruzado claro, tras taconazo de Griezmann, y el francés y Dembèlè toparían otro par de intentos en los reflejos del arquero polaco. La Juve pendía de un hilo, con espacios por doquier entre su zaga de tres centrales y el resto de la medular.

Aguantarían hasta el camino a vestuarios, mas en la reanudación no se torcería la dinámica. Continuó el dominio culé de la iniciativa y las aproximaciones. Se estaba desarrollando el rendimiento más completo de la era Koeman en Turín. Sólo les inquietaría la lesión de Araujo -entró Busquets y De Jong pasó a jugar de central- y otro fogonazo de Morata, que volvió a hacer diana. También anulada por posición ilegal -minuto 55-. Salvo ese susto, los bianconeri se descosían tácticamente cada vez más y Messi y, sobre todo, 'Pedri' amontonaban contras venenosas.

El zurdo legendario y el prometedor canterano -que volvió loco a Cuadrado- efectuarían probaturas atinadas sin éxito, y Griezmann estrellaría un cañonazo de zurda en el palo. En esa inercia galopaba el Barça cuando se cruzó la frontera del minuto 75. Había fabricando tanto fútbol combinativo, con rapidez y fluidez, que sorprendía que el electrónico no reflejara una goleada. Pirlo movió el banquillo en busca de respuestas que condujeran a las anheladas tablas, pero la infantil expulsión que se ganó Demiral sepultó su objetivo. Ya en el descuento, un penalti provocado por Ansu Fati regaló a Messi el 0-2. Para condecorar el excepcional despliegue coral que retrató al distancia del punto de cocción de ambos proyectos a estas alturas. Disparando el liderato azulgrana y sus esperanzas continentales.


- Ficha técnica:

0 - Juventus: Szczesny; Bonucci, Demiral, Danilo; Cuadrado, Bentancur (Arthur, m.83), Rabiot (Bernardeschi, m.84), Chiesa; Dybala, Kulusevski, Morata.

2 - Barcelona: Neto; Sergi Roberto, Lenglet, Araújo (Busquets, m.46), Alba; Pjanic, De Jong; Dembelé (Ansu Fati, m.66), Messi, Pedri (Braithwaite, m.91); y Griezmann (Firpo, m.89).

Goles: 0-1, m.13: Dembelé; 0-2, m.92: Messi, de penalti.

Árbitros: Danny Makkelie (Holanda). Mostró cartulina amarilla a Kulusevski (m.48), Cuadrado (m.74) y Rabiot (m.79), del Juventus, y a Sergi Roberto (m.60), del Barcelona. Expulsó por doble amonestación a Demiral (m.70 y m.85).

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada del grupo G de la Liga de Campeones disputado en el Juventus Stadium de Turín a puerta cerrada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios