www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CUARTOS - VUELTA

El oficio del Real Madrid desinfla la mística de Anfield y al Liverpool | 0-0

El oficio del Real Madrid desinfla la mística de Anfield y al Liverpool | 0-0
Ampliar
jueves 15 de abril de 2021, 09:55h
Los españoles impusieron su orden ante un bloque inglés que se topó con Courtois y, sobre todo, con Casemiro y la zaga visitante. Por Diego García

El Real Madrid desembarcó este miércoles en ese templo del fútbol conocido como Anfield, con su autobús apedreado. Por delante, el segundo capítulo de los cuartos de final de la Liga de Campeones, ante un Liverpool empujado a remontar el 3-1 sufrido en Valdebebas. Se trataba de la última fase de la suerte de escalada al Everest que los españoles han desarrollado en estos diez días -con un Clásico de por medio-. Los dos equipos, acribillados por las lesiones a lo largo y ancho del curso, arribaban en diversas inercias -peor la de los británicos- y compartiendo un cansancio pegajoso.

Jürgen Klopp siguió sin contar con Virgil Van Dijk, Joel Matip, Joe Gomez, Divock Origi y el capitán Jordan Henderson. El alemán optó por una variante ambiciosa, devolviendo a Fabinho a una medular confoirmada por Milner y Wijnaldum. Los endebles Phillips y Ozan Kabak protegerían al meta Alisson con Alexander-Arnold y Robertson en los costados. Mané, Firmino y Salah ocuparon el ataque. Thiago, Keita, Oxlade-Chamberlain, Diogo Jota y Shaqiri esperarían turno.

Zinedine Zidane, que advirtió que están arribando al límite anatómico, lidió con las ausencias de Sergio Ramos, Dani Carvajal, Raphael Varane, Lucas Vázquez y Eden Hazard. El técnico francés eligió un planteamiento ofensivo, valiente, con Fede Valverde en el lateral diestro y Asensio, Vinicius y Benzema en punta. Militao, Nacho, Mendy y Courtois completarían la línea defensiva, con Casemiro, Kroos y Modric en el eje. Marcelo, Isco, Rodrygo, Mariano y los canteranos Arribas y Marvin Park empezarían en el banco.

Un minuto de silencio de tributo a las víctimas de la tragedia de Hillsborough y el recuerdo de la remontada al Barcelona (2019) dieron paso a un prólogo en el que los ingleses se lanzaron a una presión ardorosa. Los 'Reds' sabían de la necesidad de imponer un ritmo endiablado y lograron pautar ese tempo de revoluciones desaforadas. Antes del minuto 5 Salah falló un mano a mano ante Courtois, Firmino no remató en el área pequeña de milagro y Manè -protagonista- cabeceó desviado. Por el camino, además, Milner destrozó la bota de Benzema con una patada fronteriza.

La intensidad local, con juego directo y una altura de líneas abrasiva, arrinconó a los merengues. Se había pronosticado sufrimiento para los visitantes y no tardó un pestañeo en tomar la escena esa presunción. Se jugaba en cancha española y bajo una tormenta eléctrica de centros laterales que no remitiría hasta que Modric abrió fuego, en la estirada inicial del esquema capitalino -minuto 9-. Quiso soltarse el agobio posicional la delegación de Chamartín, mas se topó con problemas para ajustar tras pérdida. Y Courtois salvó a los suyos con un vuelo que sacó de la escuadra el derechazo de Milner.

En ese ajedrez resbaladizo, los madrileños intentaron apoyarse en una posesión controladora para respirar. Sin embargo, padecerían el vértigo de la transición 'scouser', con Robertson y Alexander-Arnold volando en la labor de extremos. Pasado el minuto 20 se confirmaría esa batalla estilística: verticalidad isleña y horizontalidad ibérica. Asentados los libretos de cada cual, se reduciría el ratio de llegadas. Un testarazo desviado de Kabak -en balón parado-, un envío de Benzema que se estrelló en el palo, un latigazo de Vinicius a los guantes de Alisson y los remates altos de Salah y Wijnaldum constituyeron el bagaje ofensivo antes del descanso.

En la refriega continuada, Casemiro creció -aunque ejecutó una entrada con aspecto de cartulina naranja, cuanto menos- y se competía en una reducción de espacios patrocinada por la concentración hiperbólica de la red de ayudas. Mas, los merengues atinaron a rebajar la celeridad global y se granjearon un navegar calmado, regado de oficio y rigor táctico. Kroos y Modric hilvanaron templanza rimando con la movilidad de Benzema, Asensio y Vinicius. Y la exuberancia del Liverpool se secó, abocado a atacar en estático. Sólo la contra amenazaba al bloque de Zidane. El balance reflejaba 2-1 en tiros entre palos.

Klopp, consciente de las dificultades de su escuadrón para dañar cuando porta la iniciativa -en Premier ha ganado una vez en casa desde diciembre por este motivo-, dio un voto de confianza a su once. Firmino le dio la razón de inmediato, con un cañonazo que repelió el arquero belga, un cabezazo sin dirección y un chut alejado. Apretaron los ingleses en la reanudación, pero los merengues congelaron de nuevo la dinámica y rebasaron la frontera del minuto 60 sin más desgaste que seguir bien colocados. Con Casemiro, Militao y Nacho imperiales. Y, visto lo visto, el estratega germano dio entrada a Thiago y Diogo Jota -por Milner y Kabak-, apostando todo al ataque.

Había funcionado en plenitud el guión trazado por 'Zizou', aplicando repliegue al cansancio acumulado en estas semanas. Y en el 66 Alisson neutralizó un relámpago de Vinicius y Benzema. En uno de los pocos intentos contragolpeadores decididos de los visitantes. Se descubrirían los británicos en el desenlace con 0-0 y sólo un lanzamiento de Jota al lateral de la red como fruto de su dominio. Comparecerían Ordiozola, Rodrygo, Oxlade-Chamberlain, Isco y Shaqiri -por Kroos, Vinicius, Firmino, Asensio y Manè- y Benzema marró un testarazo nítido en el 81. Con todo, Courtois bajó el telón ante Salah -desconectado- y el achique español aguantaría sin agonía. La experiencia bastó para volver a las semifinales.

- Ficha técnica:

0. Liverpool: Alisson; Robertson, Phillips, Kabak (Diogo Jota, min. 59), Alexander-Arnold; Fabinho, Milner (Thiago, min. 59), Wijnaldum; Salah, Mané (Oxlade-Chamberlain, min. 81) y Firmino (Shaqiri, min. 81).

0. Real Madrid: Courtois; Mendy, Militao, Nacho, Fede Valverde; Casemiro, Kroos (Odriozola, min. 71), Modric; Asensio (Isco, min. 81), Vinicius (Rodrygo, min. 71) y Benzema.

Árbitro: Björn Kuipers. Amonestó a Casemiro (min. 24), Robertson (min. 24) y a Nathaniel Phillips (min. 58).

Incidencias: partido correspondiente a la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones, disputado en el estadio vacío de Anfield.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios