www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SEMIFINALES | IDA

El sueño europeo del Villarreal sucumbe ante un Liverpool dominador |2-0

El sueño europeo del Villarreal sucumbe ante un Liverpool dominador |2-0
Ampliar
(Foto: Efe)
Javier Nuez
x
javiernuezelimparciales/11/6/11/23
jueves 28 de abril de 2022, 01:59h
Tras dejar en el camino a Juventus y Bayern, el Villarreal cayó por 2-0 ante un Liverpool en plena forma en la ida de semifinales de Liga de Campeones. Pese a resistir en la primera parte, el conjunto de Emery hizo aguas en el arranque de la segunda cuando Estupiñán, en propia puerta, y Mané, asistido por Salah, pusieran la diferencia de dos goles eapenas dos minutos para una vuelta en la que el sueño amarillo debe alcanzar cotas aún más históricas si quiere sellar el billete a París.

El Villarreal, convertido en un David bíblico en esta edición de Liga de Campeones, llegó a Liverpool con el cadáver de su primer Goliath aún fresco. Ahora tenía ante sí un más difícil todavía: el equipo más en forma de Europa, el Liverpool de Jurgen Klopp.

La receta usada en el Allianz Arena ante el Bayern, de efecto probado, no había por qué cambiarla en Anfield. Resistir y esperar a que Parejo levantara el periscopio.

Emery, especialista en detectar defectos de su rival, tenía clara la estrategia hoy: cerrar el carril central, dejar que los extremos, Salah y el reluciente fichaje de invierno Luis Díaz, queden emparejados con Foyth y Estupiñán, asistidos por esa especie de “doble lateral” con la colaboración de Lo Celso y Coquelin.

El lado de Foyth y Lo Celso acabó desesperando al colombiano. Sin embargo, la banda de Estupiñán y Coquelin tuvo más problemas para maniatar a Alexander Arnold y Salah, comprensible dado que se trata de una las parejas más letales del fútbol actual. Por el centro esperaba paciente Sadio Mané.

El dominio “red” era ostensible desde el arranque mismo del partido, con el beneplácito de Emery. Los locales controlaban el balón, sí, pero Rulli tampoco se veía forzado en demasía gracias al trabajo de ese “doble lateral” y de un Albiol que vive una segunda -o tercera- juventud.

El primer susto fue antes del cuarto de hora, cuando un centro de Salah, recortando hacia dentro, encontró a un Mané que llegó sin oposición al remate, aunque en una mala posición que provocó que la mandara fuera.

Hubo que esperar hasta pasada la media hora para que el Liverpool entrara en calor. Un fogonazo de cuatro minutos, con Albiol y Lo Celso interponiéndose de manera providencial ante sendos chuts de Mané y Salah que olían a gol.

La resistencia amarilla seguía siendo efectiva. Y sólo volvió a ser inquietada cuando Thiago, poco antes del descanso, se sacara un disparo de francotirador desde más allá de treinta metros que se dirigió sin contemplaciones hasta un cruceta que resistió con honores tamaño golpeo.

Primeros 45 minutos de los 180 de la eliminatoria: 0-0. Misión cumplida, de momento.

El arranque de la segunda mitad, sin embargo, reventó todos los planes. Una bomba que estalló con un detalle de los imprevisibles, un toque, un desvío mínimo, el suspiro que lanza el alud de la montaña.

Un toque de Estupiñán con la puntera, buscando arañar un centro de Henderson, envenenó la trayectoria de la pelota lo suficiente para dejar en falso la salida de Rulli, que pese a que en su rectificado logró rozar el balón, no pudo hacer lo suficiente para evitar que se colara en el fondo de la red. El 1-0 llegaba el minuto 53.

Dos minutos después, el segundo golpe. También arrancando desde la derecha. Ya estaba el Liverpool combinando más fácil y destruyendo líneas con un juego de pinball dentro fuera dos veces para sacar a la defensa en el primer pase y dejarla descolocada pare el segundo envío.

Así se abrió el hueco Salah para entrar por el centro. El egipcio, con clase, sirvió una asistencia de lujo, caño a Pau Torres mediante, para que Mané, respondiendo al envite, pusiera con un útil toque de puntera la firma del 2-0.

Abierta la veda, y con el Villarreal herido, el Liverpool acrecentó su comodidad y sus atacantes iban atreviéndose a hacer más cosas. Los amarillos eran incapaces de reaccionar. La dupla de ataque Chukwueze y Danjuma no estaba aportando ni en el aspecto ofensivo ni en el defensivo. Larga es la sombra de Gerard Moreno, ausente por lesión.

Entretanto, el colmillo local rozaba el gol. Conseguido, de hecho, por Robertson, pero su posición adelantada dejó en agua de borrajas un sensacional centro de primeras de Alexander Arnold.

Con la sensación de estar más cerca del 3-0 que de un 2-1, la reacción de Emery llegó en el minuto 71 con un triple cambio. Fuera Chukwueze, Estupiñán y Parejo; dentro Dia, Aurier y Trigueros. El plan A acabó haciendo aguas, tiempo para el plan B.

Klopp, por su parte, teniendo también en mente el mano a mano por la Premier con el City, aprovechó la falta de mordiente del Villarreal para hacer sustituciones en clave liguera. Mané, Alexander-Arnold y Luis Díaz cedían su plaza a Diogo Jota, Joe Gomez y Divock Origi.

Movimientos que terminaron de anestesiar el duelo. Satisfecho con el 2-0 y sin que le disputaran el balón -el Villarreal chutó una vez y no fue entre palos-, el partido concluyó con tal resultado.

El Villarreal deberá doblegar al Liverpool en el Estadio de la Cerámica para estar en la final de París. Juventus y Bayern ya se confiaron y en el camino se quedaron. Ahora sí, el más difícil todavía para el submarino amarillo.

- Ficha técnica:

2 - Liverpool: Alisson; Alexander-Arnold (Gomez, m.81), Konaté, Van Dijk, Robertson; Thiago, Fabinho, Henderson (Kieta, m.72); Salah, Mané (Jota, m.72) y Díaz (Origi, m.80).

0 - Villarreal: Rulli; Foyth, Albiol, Torres, Estupiñán (Trigueros, m.72); Capoué, Parejo (Aurier, m.72), Coquelin (Pedraza, m.57), Lo Celso; Danjuma (Alcácer, m.86) y Chukwueze (Dia, m.72).

Goles: 1-0, m.53: Estupiñán, en propia meta. 2-0, m.55: Mané.

Árbitro: Szymon Marciniak (POL). Amonestó a Van Dijk (m.32) por parte de los locales y Estupiñán (m.47) y Lo Celso (m.62) por parte de los visitantes.

Incidencias: Partido de ida de semifinales de la Liga de Campeones disputado en el estadio Anfield ante unos 53.000 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios