www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SEMIFINAL

El Bernabéu impulsa al Real Madrid hacia la final de la Liga de Campeones

El Bernabéu impulsa al Real Madrid hacia la final de la Liga de Campeones
Ampliar
jueves 05 de mayo de 2022, 01:48h

Otra remontada asombrosa, esta vez en el minuto 90, lleva al fútbol español a la final de París. Rodrygo se vistió de leyenda.

Repetir lo imposible. Convertir lo milagroso en familiar. Por tercera vez en dos meses y medio. Y dejar en el camino a PSG, Chelsea y al favorito a todo, sin atender a más lógica que el impulso, la efervescencia del momento que rebosa al más pintado. En resumen, encadenar noches históricas con la diana colocada en el próximo sábado 28 de mayo. Eso es lo que ha logrado el Real Madrid tras otra exhibición de épica, esta vez comprimida en tres minutos -a partir del 90-. La quinta final madridista de Copa de Europa en esta década.

En la semana que separó la ida y la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones, conquistó su 35ª Liga. Pero lo más importante de cara a la pelea definitiva para llegar a la final de París -en la que espera el temible Liverpool- no fue la añadidura de otro trofeo a las vitrinas, sino ganar a Casemiro y la valentía suficiente para atacar donde más le duele al Manchester City: presionar bien y discutirle la posesión. La titularidad del patrullero brasileño le valió a Carlo Ancelotti para añadir a Fede Valverde como cuarto centrocampista, elemento táctico básico para desarrollar el plan.

Pep Guardiola, que recuperó a sus laterales titulares -Kyle Walker, encargado de enfangar a Vinicius, y Joao Cancelo-, no se movió ni una pestaña de su ideología. Le da igual competir con una ventaja de un gol, siempre quiere ser protagonista y colorear de pases al césped. El técnico catalán interpretó que la pelota calmaría al Santiago Bernabéu y organizó en torno a Rodri a sus mejores talentos. En ese rosario de excepcionales creadores se subrayó desde temprano Bernardo Silva, el señalado para fluctuar en la mediapunta y descubrir huecos entre líneas.

Por ese ajedrez discurriría un envite en el que los locales amenazaron siempre que atinaron a cambiar la dirección de sus avances con rapidez. Por esa vía Dani Carvajal puso un centro quirúrgico para el cabezazo desviado de Benzema y Fede Valverde conectó con la volea del delantero francés. Luka Modric volvía a echarse el equipo a la espalda en una circulación madridista que fue exigida por la soga presionante inglesa, aunque el croata no logró brillar. Se trató este miércoles de asumir riesgos y acertar en la ejecución. Cuando aflojó el sistema de Chamarín en uno de estos dos aspectos, los visitantes afloraron en dirección a Courtois.

El meta belga sostuvo a sus compañeros ante los cañonazos del 'jugador de billar' Kevin De Bruyne, Foden y, sobre de todo, de Bernardo Silva, que perdonó una volea en la frontal del área pequeña, tras un maravilloso pase aéreo en profundidad de su capitán -el belga, con todo, no estuvo bien-. Gabriel Jesús, mejor amarrado por el sobresaliente Nacho que por el dubitativo Militao, también se benefició de los momentos de mandato 'Citizen' y chutó fuera por poco. Y con equilibrio, palabra no buscada por un Madrid querente de ida y vuelta, se decretaría el descanso.

Aprendió 'Carletto' de la agonía del Atlético -esquinaron al límite al líder de la Premier League- que la verticalidad puede ejercer como la pimienta necesaria para dañar a zagueros no demasiado rápidos como Rodri, Laporte y Rùben Dias. Y ordenó toque de corneta en una reanudación que arrancó con pelotazo de Kroos, centro de Carvajal y remate fallido de Vinicius a puerta vacía. Redoblaron valentía y ritmo los españoles y al City se le diluyó el control y el aplomo. Comenzaron a fluir relámpagos hacia el arco defendido por Ederson. Con juego directo.

Los madrileños detectaron una autovía en el perfil de Walker -tocado físicamente, acabaría lesionado-, que es también el de Vinicius. Al regateador carioca, que había marrado una volea de zurda, sin marca, en el minuto 37, se le pide que encare. Que lo intente. Y él obedece, uniformándose de minero que pica y pica hasta que se desnuda la oportunidad. Por sus botas pasaron los mayores problemas para la retaguardia isleña, pero no acertó a rematar en un par de balones claros en el área. Esta no fue su noche y, por ende, la de su delegación.

Los 'Skyblues' guerrearon para ponerle un lazo al tempo acelerado y aplicaron cloroformo, ya con el buen cortejo del esférico conseguido. Eso y alguna pérdida de tiempo -fórmula con la que escaparon del Metropolitano- les sirvió para llegar con compostura al desenlace. Y un desajuste rival en el ecuador del terreno les bastó para que Bernardo Silva -el mejor de la eliminatoria- rompiese en conducción y asistiera para el golazo de zurda de Mahrez -minuto 74-. El argelino, ausente hasta entonces, elevó el desafío merengue hasta el techo con un zurdazo angulado, de primeras, que entró por la escuadra del palo corto.

Sin Modric y Kroos -con evidente falta de fuelle- y con Camavinga y Asensio, el Madrid moriría con orgullo. El club de Mánchester despegó su ratio de posesión con un contrincante desarbolado en su intento desesperado de remontar. Y Grealish y Cancelo bien pudieron sellar la clasificación con goleada, de no ser por el despeje sobre la línea de Mendy y las intervenciones impresionantes de Courtois. Pero las siete vidas merengues irrumpieron, cuando más nubes se agolpaban en la ataque local. Lo hizo con el doblete de Rodrygo entre los minutos 90 y 92 -a centros laterales de Benzema y del imperial Carvajal-.

Así que arrancó la prórroga eltrece veces campeón de Europa en volandas. Ese era su terrenno, la incerteza, esa tierra prometida sobre la que han construido la leyenda de esta temporada continental. Y ahí emergió el errático Benzema, para provocar el penalti de Rùben Dias y batir a Ederson con la calma del futbolista que camina hacia el balón de Oro. Sería suplido por Ceballos, en la pretensión del técnico italiano de trompicar la iniciativa del City con los menos habituales. Y llegó a la orilla, con un Camavinga colosal y Fernandinho fallando lo increíble. Para delirio de la tribuna y el enésimo asombro planetario.

- Ficha técnica:

3- Real Madrid: Courtois; Mendy, Nacho, Militao (Vallejo, min. 115), Carvajal; Casemiro (Camavinga, min. 75), Kroos (Rodrygo, min. 68), Modric (Asensio, min. 75), Fede Valverde; Vinicius (Lucas Vázquez, min. 115) y Benzema (Ceballos, min. 104).

1- Manchester City: Ederson; Joao Cancelo, Laporte, Rùben Dias, Kyle Walker (Zinchenko, min. 72); Rodri (Sterling, min. 99), De Bruyne (Gündogan, min. 72), Bernardo Silva; Foden, Mahrez (Fernandinho, min. 85) y Gabriel Jesús (Grealish, min. 78).

Goles: 0-1, min. 74: Mahrez; 1-1, min. 90: Rodrygo; 2-1, min. 92: Rodrygo; 3-2, min. 95: Benzema.

Árbitro: Danielle Orsato (Italia). Amonestó a Laporte, Modric, Carvajal, Militao, Fede Valverde, Sterling y a Zinchenko.

Incidencias: partido correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Santiago Bernabéu.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+
2 comentarios