www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

se responsabiliza de la actividad de Aizoon, la empresa que tenía junto a la Infanta

Urdangarin niega durante dos días ante el juez que malversara dinero público

domingo 26 de febrero de 2012, 18:45h
Iñaki Urdangarin se ha desentendido de todo aquello no vinculado con Aizoon, empresa que comparte con la Infanta Cristina, por lo que ha afirmado desconocer una supuesta trama de desvío de dinero público junto a su exsocio Diego Torres. Ha negado también haber presionado a José Luis Ballester (Gobierno balear) para que le abonara 400.000 euros por la organización de un foro. Tras el interrogatorio del juez José Castro, es el turno de los fiscales. La declaración va más allá de las 14 horas.
En los dos días que lleva declarando, Iñaki Urdangarin ha insistido en negar que haya ordenado, consentido o conocido la presunta malversación de fondos públicos que el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, y la Fiscalía Anticorrupción atribuyen al Instituto Nóos, que presidió de 2003 a 2006.

Desde que comenzó el sábado su comparecencia en los juzgados de la capital balear, el duque de Palma ha rechazado cualquier implicación en las supuestas irregularidades de Nóos, entidad sin ánimo de lucro; ha atribuido la responsabilidad de la gestión de las empresas investigadas a su socio, Diego Torres, y ha desligado de sus actividades profesionales a la infanta Cristina.

El yerno del rey solo se ha declarado responsable de la administración de la empresa Aizoon, que tenía a medias con su esposa, según han indicado a Efe fuentes jurídicas.

Ante las preguntas del juez Castro, que se han prolongado en total catorce horas y 20 minutos, Urdangarin ha confirmado que él administraba Aizoon y ha defendido la limpieza de su gestión.

El instructor le ha preguntado sobre facturas sospechosas como una de 600 euros que sirvió para pagar a la empleada de hogar de la ayudante personal de Urdangarin, ante lo que el duque ha argumentado que necesitaba a su asistente todo el tiempo posible y para ello se aseguraba de liberarla de otras responsabilidades personales.

Durante la mañana de este domingo, también ha hablado del momento en que dejó el Instituto Nóos, en el año 2006, por recomendación de la Casa Real y ha dicho que se le impusieron dos condiciones: que dejara sus actividades profesionales con entidades públicas y que abandonara sus negocios con Diego Torres.

Asimismo, el marido de la infanta Cristina ha dicho al juez que no sabía de la existencia de la trama de empresas para desviar dinero público que se le atribuye a él y a su exsocio Diego Torres.

El instructor ha insistido en reclamarle información sobre su participación en esta supuesta red empresarial, que estaría formada por la citada Aizoon, Nóos Consultoría, el bufete Tejeiro, Virtual Estrategies, Intuit, Shiriaimasu y De Goes Center for Stakeholder Management, ante lo que el duque ha reiterado que desconoce la gestión administrativa y la facturación de estas sociedades.

Al igual que ya hiciera este sábado, ha recalcado que no llevaba la gestión de las empresas, sino que de eso se encargaba Diego Torres y los hermanos Miguel y Marco Antonio Tejeiro, cuñados de su exsocio, y ha asegurado no recordar algunos de los detalles por los que era interrogado.

El juez también ha preguntado a Urdangarin acerca de una factura por 400.000 euros que debía el Govern balear a Nóos por la celebración de un foro deportivo cuando el duque ya había dejado la presidencia de este organismo sin ánimo de lucro, en el año 2006, tras pedírselo la Casa Real.

Ha reconocido que llamó en dos o tres ocasiones al ex director general de Deportes de Baleares José Luis "Pepote" Ballester, imputado también en la causa, con el fin de mediar para que se pagara a Torres, que le había sustituido en la presidencia de Nóos.

Cuando el juez Castro ha concluido su interrogatorio a las 17.10 horas, tras 850 minutos de preguntas y respuestas, ha comenzado el turno de los fiscales anticorrupción de Baleares: Pedro Horrach, Joan Carrau y Miguel Ángel Subirán.

Tras ellos, está previsto que planteen sus preguntas a Urdangarin los letrados de la acusación particular, ejercida por la Comunidad Autónoma de Baleares, y del sindicato Manos Limpias, personado como acusación popular.

Después llegará el turno de la defensa del duque de Palma, a quien representa Mario Pascual Vives, y más tarde podrán interrogar los letrados defensores de los otros 60 imputados en las 25 piezas en que está dividido el caso Palma Arena.

Así las cosas, y teniendo en cuenta la posibilidad de que haya que celebrar una vistilla porque alguna de las acusaciones solicite la aplicación de medidas cautelares contra Urdangarin, la declaración puede prolongarse hasta la madrugada.

La jornada de domingo ha sido mucho más tranquila en torno a los juzgados que la de sábado, cuando hasta medio millar de personas se concentró para increpar al duque de Palma, expresar su desacuerdo con el sistema monárquico o rechazar la corrupción. Urdangarin ha vuelto este domingo a ser abucheado en los alrededores de los juzgados, pero también ha recibido algún gesto de apoyo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios