www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿Catalán o castellano?

Javier Cámara
x
javiercamaraelimparciales/12/12/24
jueves 08 de marzo de 2012, 22:05h
Todos medio contentos. Sí pero no. El presidente de la Generalitat está satisfecho porque el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha avalado el modelo de inmersión lingüística en catalán en la escuela. Por su parte, las familias que recurrieron a la Justicia para que el castellano se utilizara como lengua vehicular se apuntan un tanto porque les dan en parte la razón y se garantizará la atención personalizada de los alumnos que así lo pidan.

A Mas, aunque diga que "estamos donde estábamos y no nos moveremos de aquí", le queda la espinita de que tendrá que “afinar” el modelo lingüístico para adecuarse y cumplir con esta segunda parte de la resolución y a los padres demandantes no les ha gustado que se haya dejado sin efecto el ultimátum que se dio a la Generalitat para que implantara el castellano como lengua vehicular en las aulas, por lo que recurrirán.

La sensación que subyace es que los jueces no han querido decantarse hacia ninguna de las partes. Quizá no se hayan sentido con la suficiente autoridad moral para decidir en qué lengua debe expresarse una ciudadanía que puede interpretar como una imposición propia de otra época esa obligación, pero parece que tampoco han querido enfrentarse a un gobierno autonómico nacionalista conseguido legítimamente en las urnas con una mayoría que podría generar conflictos sociales y no acatamiento

Como fuere, las espadas de la batalla judicial siguen en todo lo alto, ya que las familias recurrentes quieren que se cumpla la sentencia del Tribunal Supremo, que en su momento obligó al Gobierno catalán a garantizar la escolarización en castellano, y, por su parte, el Ejecutivo regional insiste en que el uso del catalán continua siendo minoritario y que el objetivo de normalización lingüística todavía no se ha conseguido.

Se defiende también la Generalitat con el argumento de que al final de la etapa escolar los alumnos dominan ambas lenguas. Lo que no acaba de especificar es cómo de bueno es ese dominio o si el estudio en estas dos lenguas más una tercera, que puede ser el inglés, no acaba saturando a un alumno que, en muchos casos, corre el riesgo de no hablar correctamente ninguno de los tres.

Y digo yo: ¿Cuántas preguntas incómodas evitan los jueces y la Generalitat con este asunto? ¿Con qué garantías cuenta, por ejemplo, una familia castellanohablante que temporalmente vive en Cataluña de que sus hijos van a recibir una educación en su lengua natal? ¿Podría llegar a plantearse una vulneración de los derechos fundamentales a no poder estudiarse en castellano dentro de España? ¿Por qué no se hace al revés, que se estudie en castellano y el que lo solicite que reciba una atención personalizada en catalán? ¿Cuánto hay de miedo a la represión catalana en esta resolución judicial? ¿Al final el debate es únicamente si Cataluña es independiente o si forma parte de España? ¿Repercute al final todo esto en la tasa de fracaso escolar?

Pues guste o no, Cataluña es España, aunque exista y se acepte de manera generalizada el miedo al poder de los nacionalistas. Al final, lo de siempre, a vivir del tira y afloja. Mientras unos amenazan los otros se bajan los pantalones hasta donde el resto del país les deja.

No falta quien recuerda que sólo los regímenes fascistas imponen la dictadura idiomática y que si existen dos idiomas oficiales que cada cual escoja el que prefiera. Y aunque tampoco parece que sea necesario llegar a tanto, porque durante décadas, miles de familias inmigrantes llegaron a Cataluña a trabajar y a vivir y todo el mundo se adaptó, el problema aparece cuando, estudiando en catalán, la tasa de fracaso escolar de los alumnos castellanohablantes duplica la de los catalanohablantes.

Al final se nos olvida lo importante. Nacionalismos e ideologías aparte, lo fundamental siguen siendo las personas y su derecho a la educación y a una formación digna que le permita el día de mañana afrontar con garantías el mundo laboral. ¿Piensa Mas en esto o sólo le preocupa que si no logra que la población hable catalán en su totalidad, no conseguirán la independencia nunca?

Javier Cámara

Periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios