www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

crónica política

"La losa del engaño" frente a "la quiebra social"

miércoles 25 de abril de 2012, 01:53h
El Partido Popular ha tenido la primera prueba de fuego en el Congreso de los Diputados. Los Presupuestos Generales del Estado han centrado la primera sesión del debate más importante desde que Rajoy llegara al Gobierno. El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, ha salido en defensa de las cuentas del Estado y ha asegurado que si se cumplen los recortes previstos para este año "España habrá eliminado su déficit estructural en 2013".
El Congreso de los Diputados ha celebrado este martes la primera sesión del debate más importante desde que el PP llegara al Gobierno. Los Presupuestos Generales del Estado, con todas las medidas de ajuste que plantean, y que tan criticadas han sido por el PSOE, han centrado una sesión ya no sólo intensa, sino también protagonizada por duras acusaciones entre el Ejecutivo y la oposición. “Engaño, engaño, engaño…”.

Palabras que ha utilizado repetidamente el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para referirse a la política llevada a cabo por José Luis Rodríguez Zapatero en relación a los compromisos de déficit público acordados con la Unión Europea. Con una nueva advertencia a las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos que no cumplan con los objetivos de déficit: el Ejecutivo no dudará en intervenirlos. Desde el PSOE, su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que los estos Presupuestos Generales “sólo van a conseguir la quiebra social”.

Montoro, en su defensa de las cuentas del Estado para este 2012, ha subrayado que si se cumplen los recortes previstos para este año “España habrá eliminado su déficit estructural en 2013 y estarán garantizados los servicios públicos, que ya no dependerán de la coyuntura económica”. Pero para ello, el ministro de Hacienda ha subrayado que los Presupuestos a debate “son los adecuados a una recesión económica y los que necesita España en una situación de crisis excepcional”. Y como los ha definido: “los más austeros de la democracia, pero también los más realistas para superar la crisis”.

Todo ello, sin olvidar la “herencia que el anterior Gobierno ha dejado a la sociedad española” en “un engaño muy grave que ha perjudicado a la imagen de España”. En esta línea, ha subrayado que el “PSOE anticipó las elecciones para no tener que hacer los Presupuestos Generales y ahora, el nuevo Gobierno tiene que dar respuesta a su herencia”.

El déficit es el gran caballo de batalla de este Gobierno, “que hay que reducir sin dudar. Y no hay atajos, porque nos aplasta como una losa”. Advertencia también a las Autonomías y a los Ayuntamientos que no cumplan con lo presupuestado, el Gobierno no dudará en intervenirlos. Y dicho esto antes de que por la tarde se hiciera público el dato de déficit del primer trimestre este año que alcanzó el 1,85 por ciento del PIB, debido al aumento de las transferencias a las Comunidades Autónomas. Sin embargo, sin este incremento, el gasto de la Administración central del Estado se ha incrementado en un 0,83 por ciento, lo previsto por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, y lo comprometido con Bruselas, según ha explicado la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás.

De vuelta al debate en el Congreso de los Diputados, Rubalcaba, en un durísimo discurso, ha denunciado unos Presupuestos “económicamente ineficaces y socialmente injustos que sólo van a conseguir la quiebra social”. Especialmente crítico ha sido con los ajustes en educación y sanidad, sobre todo en relación con este último capítulo cuando ha acusado al Ejecutivo comportamientos “xenófobos” por recortar la esa cobertura a los inmigrantes irregulares, tal y como se establece en el Real Decreto publicado este martes en el BOE y en el que se detallan las medidas para disminuir el gasto sanitario.

Sobre la “herencia recibida”, pese a que el lunes la Unión Europea certificó que el déficit público en 2011 fue del 8,5 por ciento, pese al seis comprometido por el Ejecutivo socialista del que formó parte, Rubalcaba ha defendido en su turno parlamentario que ni se puede hablar de ella, “ni ha habido engaño, porque el PP supo los datos que tenía el Gobierno anterior cuando se entrevistaron con él. Nadie les engañó. Porque los déficits de las comunidades autónomas se conocieran en febrero”.

La sorpresa de la sesión, y divertida, la ha dado el portavoz de Convergencia i Unió, Joseph Antoni Duran i Lleida, al utilizar una expresión catalana, pero que tiene una acepción castiza muy similar, ambas que “rechinan” por su contenido popular en un foro como el Congreso de los Diputados, para mostrar su rechazo a los Presupuestos y anunciar su voto negativo: “Estamos hartos de ser cornudos y pagar la bebida”.

Expresión aparte, en términos políticos, de momento, si este miércoles una negociación de última hora no lo evita, significa que el PP se quedará sólo en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, aunque suponga no contar con el apoyo de CiU.

Analistas políticos consultados por este diario subrayan que es “raro que los nacionalistas catalanes, que sí tuvieron el apoyo del PP para aprobar los Presupuestos de la Generalitat, se comporten así ahora, a no ser porque los populares no hayan querido ceder ya más en Madrid”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.