www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PAN Y FÚTBOL EN LA VIDA POLÍTICA

jueves 03 de mayo de 2012, 09:41h
A Mariano Rajoy le ha ungido hoy la providencia. En decrepitud la Bolsa, disparada la deuda, con la espada de Damocles del Banco Central Europeo sobre su cabeza, el Real Madrid entonó el alirón en San Mamés. En más de media España se habla en estos momentos de fútbol con regocijo incontenido. En el resto, también es el fútbol el tema de conversación pero con tristeza porque el Barcelona ha sido desplazado del podio que ocu-paba desde hace cuatro años.
Al “pan y circo de los romanos”, sucedió en España el “pan y toros”, tan sagazmente estudiado por Ramón Pérez de Ayala. Y ahora es el “pan y fútbol”. La fórmula falla porque la primera parte de la ecuación es hoy algo más que el pan, es el trabajo bien remunerado, las vacaciones, los fines de semana, la casa de lujo, el automóvil de gran cilindrada, los estudios universitarios en el extranjero para los hijos… El pan, en fin, ha multiplicado sus exigencias.
La indignación creciente de gran parte de la población y el secesionismo atizado por Zapatero en Cataluña y País Vasco están pasando factura. La afición bilbaína dio ayer un soberano ejemplo de sensatez y no politizó la victoria madridista. Apenas se agitaron ikurriñas y los gritos de la multitud se alzaron, entre banderas rojiblancas, para respaldar a su equipo. Ya veremos si en la final de la Copa del Rey sucede lo mismo.
Los aficionados madridistas son ejemplares pero algunos ultras, de forma muy tórpida, corearon cuando el Barcelona jugó en el Bernabéu: “No sois españoles”. Una posición estúpida, entre otras razones porque en el Barcelona juegan habitualmente siete u ocho españoles y solo dos o tres extranjeros y en el Madrid, siete u ocho extranjeros y solo dos o tres españoles. El Athletic de Bilbao es el único club de envergadura en el que los once jugadores que saltan al campo son españoles.
Pan y fútbol, en fin, en favor de un atribulado Rajoy que empieza a comprobar los estragos que la situación de crisis está produciendo en su imagen política. Menos mal que el fútbol le ha dado un respiro, aunque sea fugaz.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios