www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LOS MADRIDISTAS BARREN A LOS SINDICALISTAS

viernes 04 de mayo de 2012, 14:29h
A la manifestación del 1 de mayo en Madrid acudieron, con bocatas y refrescos gratis, 19.280 personas, la mayor parte de ellas liberados sindicales y sus familias. Un fracaso estrepitoso que a pesar de sus esfuerzos ni CCOO ni UGT han sido capaces de disimular.
La manifestación por la victoria madridista en el Campeonato de Liga congregó en Cibeles a más del doble de personas que los sindicatos. La policía cifró el número de manifestantes en 40.000. Ni a Toxo ni a Méndez se les ha caído la cara de vergüenza. Por el contrario la siguen piando con sus exigencias y sus reivindicaciones.
El ciudadano medio español quiere sindicatos serios como los que presidieron Marcelino Camacho y Nicolás Redondo. Ese mismo ciudadano medio rechaza los sindicatos de Toxo y Méndez que se han convertido en un negocio y en agencias de colocación, escandalosamente financiados por subvenciones de las Administraciones central, autonómica, provincial y municipal.
Los sindicatos son piezas claves e insustituibles en una democracia pluralista. No se trata ni de debelarlos ni de suprimirlos. Se trata de regenerarlos. CCOO y UGT están hoy más cerca del sindicalismo vertical de Franco que de auténticos sindicatos democráticos. La regeneración que el ciudadano quiere para las centrales sindicales pasa por su financiación. Ni CCOO ni UGT deberían gastar un euro más de lo que ingresan a través de las cuotas de sus afiliados. A partir de esa base, la regenaración se hará posible y se terminará con el ridículo de las manifestaciones sindicales a las que no acuden ya ni los liberados. CCOO y UGT deberán pensar en el retorno a la defensa de los intereses de los trabajadores por encima de ocuparse de defender los intereses de los propios sindicatos y sus dirigentes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.