www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Biografía

La vida de Severo Moto

martes 15 de abril de 2008, 17:16h
(Poblado de Acóck-Esaguong, Distrito de Sevilla de Niéfang, el 6/11/1943). Severo Moto pertenece a la étnia mayoritaria Fang, de Guinea Ecuatorial. De la tribu Eságuong. Formado en centros de la Iglesia Católica, estudió para sacerdote y terminó los estudios superiores de magisterio y periodismo. Como la mayoría de los miembros de su equipo cuenta con un bagaje cultural muy sólido que combina perfectamente con la ética política y social.

Como periodista ha dirigido numerosos programas de radio en las Emisoras de Radio Ecuatorial Bata y Radio Malabo. Ha sido director del periódico Ébano y de Radio Malabo, en calidad, primero, de Director Técnico de Radio y Televisión y como Secretario de Estado de Información y Turismo (1971-1976 y 1979-1982). En este período se recrudece su disidencia y rivalidad con el dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema que no acepta la decisión de Severo Moto de apostar por la democratización y el respeto de los derechos humanos y de promoverlos a través de los medios informativos de su dirección. Moto se vio obligado a retomar el exilio, a la vez que conseguía la integración de su partido en la Internacional Demócrata Cristiana.

De nuevo, en el año 1992 Moto Nsá volvió a trasladarse de forma arriesgada a Guinea Ecuatorial para solicitar la legalización del Partido del Progreso, aprovechando una “amnistía” promulgada por el presidente Obiang bajo presiones internacionales para la apertura democrática del país. En estos cuatro años (1992-1996) se han producido hechos muy significativos como la eficaz invitación de Severo Moto a la abstención de la población en las fraudulentas elecciones legislativas de 1993, obteniendo un 80% de abstención popular. Fue asimismo histórica la creación, bajo el impulso del Partido del Progreso, de la Plataforma de Oposición Conjunta (P.O.C); auténtica maquinaria electoral de victoria, que según reconocen todos los analistas y observadores, fue posible gracias al Partido del Progreso.

En el año 1995, la oposición democrática de Guinea Ecuatorial, aglutinada en la Plataforma de Oposición Conjunta (P.O.C) bajo el dinámico impulso del Partido del Progreso participo en las elecciones municipales del 17 de septiembre con un resultado de abrumadora mayoría absoluta. Desde entonces, todos los observadores internacionales y nacionales aseguran que al partido del progreso le aguarda un 80% de votos en cualquier elección libre que se celebre en Guinea Ecuatorial. En el año 1996, Moto Msá se arriesgó a presentarse como candidato a las elecciones presidenciales de dicho año.

El General Obiang Nguema, haciendo uso de su conocido miedo a la libertad y a perder las elecciones ante un pueblo enfervorecido y entusiasmado con el Partido del Progreso y su líder Moto Nsá, llevó a cabo la mas violenta agresión al proceso electoral, viciando tanto el Censo como todo el proceso electoral con sus Juntas, lo que obligó a Moto Nsá a retirar su candidatura, bajo fuertes presiones populares. En un gesto de amarga desesperación la población comenzó a exigir al líder el Partido del Progreso que acudiera a la comunidad internacional para buscar los medios con los que poner fin a la cruel dictadura que ejerce el General Obiang Nguema.

Esa exigencia popular (cívica y militar) fue la que empujo a Severo Moto Nsá a movilizarse y buscar los apoyos para una acción decisiva contra la dictadura (desde Angola, 1997), lo que se ha conocido como “intento de golpe de estado” contra el régimen tiránico de Óbiang Nguema. Acontecimiento que, sin embargo ha granjeado a Severo Moto Nsá y su partido político una gran popularidad, entusiasmo y confianza.

Desde entonces, Obiang Nguema tiene recluido a Severo Moto Nsa, de nuevo en el exilio, en España con una condena de 121 años, condenas que van aumentando cada vez que se produce una nueva situación de inestabilidad contra el régimen.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.