www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Rubalcaba tiene los días contados

martes 26 de junio de 2012, 20:26h
Sin duda, es una mala noticia para el POE y para España. Pero las maniobras orquestales, dirigidas por Carmen Chacón y apoyadas por el fracasado Tomás Gómez, andan al acecho

Carmen Chacón es un espécimen de la política que no podría existir en otro ámbito más que en la España de Zapatero. Torpe de palabra, demagoga, despistada y absurda. Pero tiene ese plus feminista e independestista que tanto gusta en cierto sector del PSOE. Ha sido un baldón para Zapatero y una ministra de defensa nefasta, pero tiene ese glamour de chica joven y lista (sic) que le puede dar votos. Tomás Gómez es el político más torpe que ha tenido el PSOE. Sólo ha ganado a Zapatero cuando el entonces presidente ya era un cadáver político. Pero es un auténtico lastre intelectual y político. No sabe ni hablar.

Rubalcaba es, sin duda, el mejor líder que tiene ahora el PSOE. Pero tiene las horas contadas. Su descalabro electoral y sus planetarias declaraciones de jefe de la Oposición le pasarán factura. Se revolverá como una pantera, buscará apoyos hasta en las cloacas. Pero lo tiene difícil.

El PSOE ya prepara las primarias para sustituir a Rubalcaba. Cualquiera que le releve será peor. Rajoy se frota las manos y se le allana el camino para aguantar cuatro años con mayoría absoluta y sin perro que le ladre. Bueno, Merkel, que es la que manda y ladra. Porque Chacón o Pedro Gómez serán una guasa política y parlamentaria. Por fin, una buena noticia para Rajoy. Cuatro años por delante sin Oposición. O con una Oposición de circo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.