www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Las administraciones podrán suspender los convenios en materia laboral

El Gobierno condensa en 91 páginas el gran ajuste de la democracia

sábado 14 de julio de 2012, 11:25h
El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este sábado el paquete de medidas antidéficit y en favor de la estabilidad presupuestaria aprobado este viernes por el Gobierno. En total, 91 páginas en las que se resumen un extenso abanico de iniciativas con las que el Ejecutivo pretende obtener en dos años y medio hasta 65.000 millones de euros.



El Real Decreto-ley aprobado entrará en vigor este domingo, si bien muchas de sus disposiciones empezarán a estar vigentes con posterioridad, como ocurre con una de las medidas 'estrella' de este macroajuste: la subida del IVA, que entrará en vigor a partir del 1 de septiembre.

Además del alza del IVA, otras medidas destacables de esta norma son la supresión en 2012 de la paga extraordinaria de Navidad a los empleados públicos, el recorte de los 'moscosos' y la eliminación de los 'canosos' al colectivo de funcionarios, y la reducción de la base reguladora de las prestaciones por desempleo desde el 60% al 50% a partir del sexto mes para los nuevos perceptores, entre otras.

En el preámbulo del Decreto, el Gobierno señala que las medidas de ajuste fiscal son "imprescindibles" en estos momentos para garantizar que España cumple "rigurosamente" sus compromisos fiscales dentro del marco de déficit excesivo establecido por Bruselas. Asimismo, defiende que son necesarias para recuperar la confianza y el crédito de las Administraciones Públicas y que deben combinarse con nuevas reformas estructurales.

Gafas graduadas, compra de vivienda o los museos entran en el IVA del 10 por ciento
Las gafas graduadas, las lentillas, el material sanitario, la compra de vivienda, el transporte de viajeros, los servicios de hostelería, los de limpieza de vías públicas y la entrada a bibliotecas o museos, son algunos de los productos que a partir del 1 de septiembre tendrán un IVA del 10 %. Así se recoge en el real decreto-ley 20/2012 "de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad".

En materia fiscal, se fija que a partir del 1 de septiembre el tipo general pasa del actual 18 al 21 % y el reducido del 8 al 10 %, mientras que se mantiene el superreducido en el 4 %. En el nuevo tipo reducido también estarán incluidos las actividades de explotaciones agrícolas, forestales o ganaderas, la entrada a archivos y centros de documentación, galerías de arte o pinacotecas, los espectáculos deportivos, las exposiciones y ferias de carácter comercial. Las ejecuciones de obra o renovación y reparación en edificios o partes también pagarán el 10 %.

En el tipo del 4 % se quedan el pan, las harinas panificables, los quesos, los huevos, las frutas, verduras, hortalizas, legumbres, tubérculos y cereales. También están incluidos los libros, periódicos o revistas que no contengan única o fundamentalmente publicidad, así como los elementos complementarios que se entreguen con ellos a precio único.

Los medicamentos para uso humano, así como las sustancias medicinales, formas galénicas y productos intermedios, susceptibles de ser utilizados "habitual e idóneamente" y los vehículos para personas con movilidad reducida también se gravarán al 4 %. Completan el epígrafe las prótesis, órtesis e implantes internos para personas con minusvalía, las viviendas de protección oficial de régimen especial o de promoción pública, los servicios de teleasistencia. Pasan al nuevo tipo general (del 21 %) actividades como cadenas de peluquería y estética, discotecas, servicios funerarios y espectáculos, según explicó ayer el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

Por otra parte, el real-decreto ley incluye la supresión de la paga de Navidad para los funcionarios, la desgravación por compra de vivienda, la reducción del número de concejales o el endurecimiento del cobro de la prestación por desempleo para incentivar entre los parados la búsqueda de un puesto de trabajo, entre otras medidas.

Según el real decreto-ley, con estas medidas se da cumplimiento a buena parte de las recomendaciones específicas formuladas por el Consejo Europeo a España en el mes de junio. Estas recomendaciones se centraban en la ampliación de las principales bases impositivas, la eliminación de desgravaciones y exenciones y la sustitución parcial de la imposición sobre el trabajo por imposición indirecta.

Del aumento de la imposición indirecta sobre el consumo se afirma que "reequilibra" la composición de una figura "infradesarrollada" en comparación con los socios de la Unión Europea. También se destaca en la norma que la reducción del gasto ha sido el criterio principal en torno al que ha "gravitado" el diseño de las medidas. Así, su incidencia la soportan "especialmente aquellos gastos más superfluos o con efectos más débiles sobre los incentivos de los agentes económicos".



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios