www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Mendoza dedicará una escultura al caricaturista

"Quino", el padre de "Mafalda", prefiere a la pequeña "Libertad"

viernes 20 de julio de 2012, 10:57h
Esta semana el genial dibujante argentino, Joaquín Salvador Lavado, "Quino", cumplió 80 años, por lo que la ciudad de Mendoza le dedicará una escultura a un hijo pródigo. El ocurrente caricaturista y padre de la famosísima "Mafalda", reconoció que siente una debilidad por la pequeña "Libertad".
La provincia argentina de Mendoza, en el oeste del país, dedicará una escultura al creador de Mafalda, el dibujante Joaquín Salvador Lavado, "Quino", como reconocimiento a sus 80 años, indicaron fuentes gubernamentales.

El proyecto de la escultura, que será realizada por el artista local Norberto Filippo, fue supervisado por el propio "Quino", quien dejó hoy las huellas de sus manos en la piedra basal sobre la que estará la escultura, un cubo en el que se verán partes de viñetas de Mafalda, la creación más famosa del dibujante.

La obra estará situada en el Parque General San Martín de la capital mendocina, situada a más de 1.000 kilómetros de Buenos Aires, en un espacio conocido como el "Predio de los Niños y los Abuelos", un lugar muy frecuentado en el que también hay un carrusel con más de 60 años de antigüedad.

"Quino", nacido en Mendoza el 17 de julio de 1932 y que celebró su 80 cumpleaños el pasado martes en la localidad mendocina de Luján de Cuyo, sumará esta escultura a los reconocimientos de su ciudad natal, que ya le nombró ciudadano ilustre y huésped de honor.

No es la primera escultura que se dedica a Mafalda, uno de los mayores iconos de la cultura argentina, que está retratada en una escultura de 80 centímetros de altura, elaborada en 2009 por el artista argentino Pablo Irrgang, en la que aparece sentada en un banco del corazón del barrio de San Telmo, en Buenos Aires.

PIE DE FOTO"Libertad ofrecía muchas más posibilidades"

En una entrevista concedida al diario "Clarín" con motivo de su cumpleaños, el genial el caricaturista aseguro que los años "no pasan, se te quedan en el cuerpo, como un arquero que no sabe por dónde le entró la pelota".

Explicó que sus problemas visuales le limitan a la hora de dibujar y prefiere disfrutar su tiempo con la música, el cine y la gastronomía. "Para qué gastarme en que se me ocurran cosas que después no puedo dibujar. Es como si un tenor tiene problemas con las cuerdas vocales", añade.

El "padre" de Mafalda confiesa que, después de dibujar a su pequeña heroína durante diez años, se sintió mejor con el personaje de Libertad, la hija de padres hippies a la que incorporo a la tira en su etapa final.

"Libertad ofrecía muchas más posibilidades. A Mafalda la dibujé desde que empezó hasta que terminó la tira, durante diez años. En cambio a Libertad la dibuje al final de la tira y, claro, con ese personaje me siento mejor", agrega en la entrevista con el diario argentino.

Joaquín Lavado nació en Mendoza, en el seno de una familia de emigrantes españoles, el 17 de julio de 1932, estudió Bellas Artes pero pronto se decantó por la caricatura.

Comenzó a publicar la tira de Mafalda en 1964 en el semanario "Primera Plana" sin imaginar que esta niña irónica, preguntona y preocupada por la paz mundial se convertiría en un símbolo de rebeldía.

Cansado de la pequeña Mafalda, Quino dejó de hacer la tira en 1973, pero recuperó el personaje para ilustrar campañas en favor de los derechos de la infancia. En 2009 anunció que dejaba de dibujar por un tiempo para evitar repetirse.

Durante su larga trayectoria, Quino ha publicado varios libros y ha recibido numerosas distinciones, como el "Romics de Oro", máximo galardón que otorga el Festival de Cómic y Animación de Roma, en su edición de 2011, y el II Premio Iberoamericano de Humor Gráfico Quevedos.