www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Bildu contra una fiesta vasca

viernes 17 de agosto de 2012, 07:45h
Desde siempre, la Semana Grande de San Sebastián ha tenido en las corridas de toros uno de sus ejes fundamentales y de sus mayores atractivos tanto para sus vecinos como para los muchos visitantes que congrega. Este año, la Semana Grande está teniendo una especial intensidad en la plaza de toros de Illumbe, pues puede ser el último en el que el arte de Cúchares se despliegue en el coso donostiarra y ello a pesar de la enorme afición por la Fiesta en todo el País Vasco. El Ayuntamiento de San Sebastián, donde gobierna Bildu, tiene la intención de eliminar las corridas de toros, destinando Illumbe, de propiedad municipal, a otras actividades que, según han dicho, resulten más dignas de ese espacio.

Ante la amenaza de supresión, tanto donostiarras como turistas se han volcado de una manera mayor de la habitual, si cabe, en una fiesta que tiene en la ciudad vasca una enorme fuerza y tradición. No le va a resultar nada fácil a Bildu convencer a los habitantes de San Sebastián de la bondad de suprimir los toros. Hace poco, la misma jugada abolicionista intentó la coalición proetarra en el pueblo de Cestona, donde quiso eliminar los festejos taurinos preguntando en un referéndum. El resultado arrojó una mayoría completamente favorable a los toros.

Pero poco le importa a Bildu el fervor de la mayoría de los vascos por la Tauromaquia, ni el daño económico que le haría a San Sebastián la supresión de las corridas –que atraen a un gran número de aficionados de otros lugares no sólo de España sino también de fuera de nuestras fronteras. Con este intento de prohibición Bildu no hace otra cosa que querer ir contra lo que consideran un signo de identidad ajeno, equivocándose de medio a medio. No en vano, la iniciativa del torero Antonio Barrera de lidiar uno de los toros con una ikurriña en la muleta fue acogida con una gran ovación. Las corridas de toros son una fiesta española y, por tanto, tan vasca –o catalana, o madrileña…- como la que más. Y así lo demuestran los propios vascos con su apoyo.

Para millones de personas la Tauromaquia es un bello arte que nada tiene que ver con la barbarie y sí con la cultura. Pero nadie obliga a asistir a las corridas. Ir o no ir es un ejercicio de libertad que Bildu pretende pisotear mostrando por enésima vez su carácter absolutamente totalitario. Harían bien los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de San Sebastián de emplear todos los medios a su alcance para evitar este atropello a la libertad.

Los “argumentos” empleados por Bildu de “dignificar” Illumbe y de que el arte de varas es un espectáculo “anacrónico y oscurantista” no ocultan su condición de coartada. Coartada que se convierte en esperpéntica, por desgracia en un trágico esperpento, cuando los voceros de la banda terrorista ETA arremeten contra las corridas de toros diciendo que son una muestra de”insensibilidad”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.