www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Acto de investidura

Danilo Medina asume el mando de República Dominicana

viernes 17 de agosto de 2012, 11:38h
El presidente electo de República Dominicana, Danilo Medina, heredó este jueves el testigo de su antecesor Leonel Fernández en un acto de investidura en donde el color blanco marco el protocolo. El nuevo gobernante prometió a los dominicanos que encabezará una lucha "frontal" contra la pobreza y advirtió que será "implacable" con la corrupción.
El economista Danilo Medina asumió este jueves la presidencia de la República Dominicana con un discurso conciliador y esperanzador, en el que anunció una lucha "frontal" contra la pobreza y advirtió que será "implacable" contra la corrupción, uno de los principales flagelos de su nación.

"La experiencia contemporánea muestra que los países cuya economía ha crecido de forma más rápida, justa y equilibrada, fueron aquellos que probaron que la mejor forma de hacer política de desarrollo es el combate frontal contra la pobreza", subrayó Medina en su primer discurso como mandatario, seguido con atención por el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón; acompañados por los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; Panamá, Ricardo Martinelli; y el Honduras, Porfirio Lobo; así como el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza y el resto de cancilleres latinoamericanos.

Medina, de 60 años y sucesor en el cargo de Leonel Fernández, también del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), llamó a la población a concertar un "gran pacto social" para sacar de la pobreza a 1,5 millones de personas en los próximos cuatro años y engrosar la clase media.

También habló sobre crear 400.000 empleos y mantener una tasa promedio anual de crecimiento del PIB de por lo menos un 4,5 %. Para ello anunció que fortalecerá el programa de asistencia social "Solidaridad", al que espera incorporar 200.000 nuevas familias, plan que se unirá a la iniciativa "Progresando", diseñada por la nueva vicepresidenta del país, Margarita Cedeño, esposa de Fernández.

Al mismo tiempo informó de la creación del programa "Quisqueya sin miseria", que estará dirigido a las personas más pobres. El nuevo gobernante afirmó que uno de los ejes centrales de su mandato será la salud de calidad y garantizó que toda familia empobrecida será incorporada al Seguro Familiar de Seguridad Social.

Pero también garantizó la defensa de la clase media "manteniendo contenida la inflación y el costo de la vida" y desarrollando "servicios básicos de calidad, facilitando la adquisición de viviendas en condiciones accesibles de financiamiento".

"No vine aquí movido por ansia del poder sino por el compromiso inquebrantable de servirle a mi pueblo", dijo Medina, quien fue investido presidente para un período de cuatro años en presencia de numerosos invitados internacionales, entre ellos cinco mandatarios y el heredero de la Corona española, el príncipe Felipe.

Medina también anunció que el próximo 8 de septiembre, Día Mundial de la alfabetización, presentará un plan que busca erradicar el analfabetismo en el país y que para esto está recibiendo apoyo técnico de la Unesco.

"Tenemos que sentir como una ofensa que haya hermanos esclavizados por la ignorancia", dijo Medina, quien se comprometió con la meta de dedicar un 4 % del PIB a la educación, como establece la Constitución pero que hasta ahora no se ha cumplido.

Asimismo, detalló, que en el primer año de su gestión se construirán 10.000 aulas y que en cuatro años llegarán a 18.000. Aunque reconoció el adverso panorama económico mundial, aseguró que los dominicanos lograrán "sin miedo y sin descanso" lo que pretenden y superarán "las dificultades que se presenten".

"Haremos una República Dominicana más grande y respetada en el mundo y seremos una nación más unida", afirmó. Igualmente, advirtió que será "implacable con los deshonestos, los oportunistas y los soberbios".

Desde la presidencia de la República, apuntó, "garantizaremos la transparencia, elevaremos la calidad del gasto público y avanzaremos firmemente hacia una gestión pública austera, cada vez más profesional y efectiva".

Al mismo tiempo reveló que impulsará la reforma de la Policía Nacional para mejorar la seguridad de los ciudadanos y anunció la creación del programa "Vivir tranquilo" que funcionará en barrios con altos niveles de conflictividad.

En otra parte de su discurso, que se extendió casi hora y media, Medina reivindicó el papel de las mujeres y aseguró que en su Gobierno tendrán "el papel que les corresponde por derecho".

Asimismo, anunció la creación de la Dirección Nacional de la Pequeña y Mediana Empresas para implementar, en los próximos días, el Programa Integral de apoyo a las Pymes, al que asignará, con ayuda de la Unión Europea, 1.000 millones de pesos (26,5 millones de dólares) de forma gradual.

También habló de planes para impulsar el turismo, principal fuente de divisas de la economía local, que permita traer al país 10 millones de turistas al año, y otro para mejorar el deficiente sistema energético. Porque, argumentó, "sin electricidad no hay desarrollo, así de sencillo".