www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Lectura (estival) sobre la decadencia (y II)

viernes 17 de agosto de 2012, 17:56h
El fin del imperio español sellado con la derrota en el campo de batalla de Ayacucho –diciembre de 1824- no dio lugar en su antigua metrópoli a ningún estudio histórico digno de recordación. La caída irrefrenable del país por el plano inclinado del declive más completo con la iniciación del ciclo de las guerras carlistas y el difícil asentamiento del sistema liberal no dibujó, desde luego, las circunstancias más propicias para el análisis profundo de las causas y factores que condujeron a la liquidación de la España ultramarina y colonial. La nación quedó, como no podía de ser menos, conmocionada, pero no halló ningún intérprete ni analista destacado del drama que para ella implicase el término de una construcción trisecular, en la que la civilización occidental expresó insuperablemente algunas de sus características más salientes y reveló asimismo con toda crudeza parte de sus limitaciones y sombras.

Por el contrario, el eclipse del imperio británico en la segunda mitad del siglo XX –la pérdida de la joya de la Corona se produciría en agosto de 1947, con la independencia de la India y su partición en dos Estados- dio vado de inmediato a una proliferación de trabajos especializados y de alta divulgación en torno al irreversible descaecimiento de una de las realidades políticas más decisivas de la contemporaneidad, como fuese la encarnada por el Reino Unido y su expansión por los cinco continentes. A su socaire resultó natural que el surco nunca abandonado por la historiografía y la literatura histórica británicas de la reconstrucción de la crisis del imperio romano de occidente, experimentase un acrecentamiento de su diámetro con la crecida casi aluvional de trabajos y relatos acerca de dicho gran acontecimiento. Sun onda expansiva está aún lejos de agotarse como lo demuestran, entre otras publicaciones, las traducciones aparecidas en España en 2006 y 2007 de dos obras modélicas en su género: La caída del imperio romano, de P. Heather y La caída de Roma y el fin de la civilización, debida a la pluma de Bryan Ward-Perkins. Inducido por una excelente –y extensa- reseña del sobresaliente medievalista bilbaíno Armando Besga Marroquín –uno de los historiadores españoles de antenas más sensibles y dilatadas del momento presente-, el cronista se adentró morosamente en la pasada tregua estival en el desventramiento de un libro de altos quilates: La caída del Imperio Romano. El ocaso de Occidente, del inglés A Goldsworthy (Madrid, 2009, 631 pp.).

Tan amplia síntesis no defraudará a nadie que se acerque a ella sin los prejuicios habituales de la intelligentzia progresista que controla férreamente la crítica cultural española. No hubo encuentros ni diálogos de civilizaciones ni transformaciones evolutivas en la crisis terminal de una de las más grandes creaciones registradas en los anales de la historia del mundo. Qui gladio ferit, gladio perit… Edificado sobre la espada, el imperio de los césares sucumbió también al filo de ella: “Las sucesivas guerras civiles desarticularon las estructuras administrativas y logísticas del ejército romano, sus patrones de entrenamiento, el reclutamiento y también la disciplina, que se veía afectada siempre que se les daba permiso para asegurarse su lealtad” (p.506). Al lado o por debajo de ello, otro de los factores que minaron los cimientos imperiales en su etapa postrera radicó en el crecimiento canceroso de la corrupción: “Había habido numerosos individuos egoístas y corruptos en periodos anteriores, del mismo modo que los ha habido en todas las demás sociedades. La diferencia era que, en el Bajo Imperio, les era difícil comportarse de otra manera”… (p.518).
Lectura, pues, actual de muchos pasajes del texto referido que, sin incurrir en anacronismos ni deturpaciones, hace su consulta muy provechosa para un público como el español sumergido de fond à comble en un proceso de desestima y desahucio de su identidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios