www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Javier Fernández Sebastián

“Muchos de aquellos pioneros liberales se imaginaban como parte de un movimiento transnacional, euroamericano”

lunes 10 de septiembre de 2012, 16:03h
Desde este lunes hasta el miércoles, Bilbao acogerá el IV Congreso de Iberconceptos, en el que se dan cita alguno de los mejores investigadores de Historia de los Conceptos. Hablamos con el catedrático de la UPV Javier Fernández Sebastián, director del Congreso.
Iberconceptos ya tiene casi una década de andadura durante la cual ha ido creciendo hasta albergar a más de un centenar de investigadores de diversos países y a convertirse en un proyecto de enorme envergadura ¿Cuáles son sus proyectos a medio y largo plazo?
Creo que ahora y de cara al previsible futuro lo razonable es que continuemos profundizando en una serie de temas en torno a los cuales hemos constituido ya media docena de grupos. Se trata de campos semánticos que atraen fuertemente la atención de los historiadores en estos últimos años, tales como Conceptos políticos fundamentales; Lenguajes de la identidad; Religión y política; Territorio y soberanía; y, por último, Historia e historicidad en la era de las revoluciones. Además, varios de nosotros tenemos mucho interés en el papel de las traducciones en la recepción, transferencia y adaptación de determinados textos políticos en la región, así como en el apasionante mundo de las metáforas, en especial en aquellas metáforas que se refieren al vínculo social.

Otro de los frutos de Iberconceptos es el libro colectivo, La Aurora de la Libertad. Los primeros liberalismos en el Atlántico iberoamericano (Marcial Pons), que acaba de publicarse. ¿Qué va a aportar este libro a la historiografía?
Aunque la bibliografía de la historia del liberalismo es relativamente abundante, creo que este libro –que ensaya por primera vez una auténtica historia conceptual comparada de los primeros liberalismos en el mundo iberoamericano– aporta tres o cuatro cosas importantes. En primer lugar, en cada uno de sus doce capítulos sus autores ofrecen una síntesis crítica breve, pero muy útil e informativa, sobre la historiografia referente al liberalismo del siglo XIX en cada país. En segundo lugar, los doce casos analizados cubren la mayor parte de esa extensa y abigarrada comunidad de países a la que llamamos Iberoamérica (incluyendo no sólo España, Portugal y América latina, sino también Centroamérica y las grandes Antillas del Caribe hispano). Pero tal vez el elemento más distintivo de la perspectiva adoptada en este libro sea la aproximación genuinamente histórica a estos liberalismos.

¿Es que hasta ahora no se había hecho?
Con eso quiero decir que lo que hemos tratado de hacer es acercarnos al punto de vista de los actores del pasado para intentar entenderlos en sus propios términos. En lugar de aplicarles un esquema más o menos prefabricado de liberalismo, nos hemos esforzado por comprender a partir de las fuentes primarias qué entendían ellos por “liberalismo” (por entonces una ideología incipiente). Nuestra aproximación permite entender que en las primeras décadas del siglo XIX muchos de aquellos pioneros liberales se imaginaban a sí mismos como parte de un movimiento transnacional, euroamericano e incluso tendencialmente universal, en lugar de ceñir sus proyectos casi en exclusiva al interior de las fronteras nacionales, como sucedería más adelante, con la consolidación de los Estados y la cristalización de los primeros partidos.

Además, están trabajando en el segundo volumen del Diccionario político y social del mundo iberoamericano. La era de las revoluciones, 1770-1870. ¿Qué añade éste al anterior volumen?
En el primer volumen del Diccionario de Iberconceptos, que vio la luz en 2009, analizamos de manera comparada una decena de conceptos políticos modernos básicos, observando cómo dichos conceptos (América, Ciudadano, Constitución, Federalismo, Historia, Liberalismo, Nación, Opinión Pública, Pueblo y República) se formaron y evolucionaron en nueve países diferentes de la comunidad iberoamericana. Para este segundo volumen, que se encuentra ya en avanzado estado de preparación, hemos seleccionado otros diez conceptos políticos fundamentales, a saber: Civilización, Democracia, Estado, Independencia, Libertad, Orden, Partido, Patria, Revolución y Soberanía. El trabajo sobre estos conceptos –la mayoría de los cuales sufrieron cambios decisivos con la crisis de las monarquías ibéricas y el subsiguiente estallido de las revoluciones liberales y de independencia a ambos lados del Atlántico– se concentrará especialmente en la larga etapa de transición del mundo tradicional al mundo moderno, etapa que hemos optado por situar cronológicamente entre las últimas décadas del siglo XVIII y las últimas décadas del XIX. Con esta nueva entrega añadimos una gran cantidad de informaciones relevantes acerca de los cambios lingüístico-político-intelectuales, lo que nos permitirá una visión mucho más rica y completa de aquel periodo crucial de la historia de nuestras sociedades. Además de ampliar el corpus y los conceptos objeto de estudio, hemos extendido también considerablemente el ámbito territorial de la comparación hasta abarcar los siguientes espacios y países: Argentina, Brasil, Caribe-Antillas hispanas, Centroamérica, Chile, Colombia, España, México, Perú, Portugal, Uruguay y Venezuela.