www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Luis Alberto Rodríguez, coordinador electoral de la MUD

“La oposición venezolana ha aprendido de los errores del pasado”

lunes 01 de octubre de 2012, 12:46h
Venezuela se encuentra en la recta final de las presidenciales del 7 de octubre, en donde el presidente Hugo Chávez, aspirará a su tercera reelección consecutiva, frente a su rival de la oposición, Henrique Capriles, que buscará vencer al mandatario suramericano en las urnas. El Imparcial sostuvo un encuentro con el coordinador electoral de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en Madrid, Luis Alberto Rodríguez, cuyo equipo ultima los detalles para garantizar la transparencia de unas elecciones que ponen en vilo a América Latina.
El Imparcial: ¿Cómo van los preparativos de la Mesa de la Unidad en el exterior para los comicios presidenciales del 7 de octubre en Venezuela?

Luis Alberto Rodríguez: Los preparativos por parte de la comisión electoral del Comando Venezuela van muy bien. Este sábado terminamos todos los talleres prácticos para los testigos de mesa, así como los teóricos, en donde indicábamos los procedimientos que deben cumplir los miembros de mesa durante las elecciones, las actividades que tienen que desarrollar y en qué puntos focales tienen que estar pendientes durante el proceso.

EI: ¿Cuántas comisiones del equipo de campaña de Henrique Capriles operan en España y en Europa?

LAR: Se está haciendo en todas las ciudades de España y Europa que tengan sede consular de Venezuela. El Comando Venezuela ha dispuesto una página web de formación en donde pone a disposición todos los talleres prácticos teóricos on line para capacitar a los miembros de mesa en el Exterior. Hemos hecho cursos como los de Madrid en Barcelona, Vigo y en Tenerife. También tenemos representantes en Londres, Francia, Portugal, Italia e incluso Alemania, bajo la permanente coordinación de nuestros compañeros en Caracas.

EI: De los padrones electorales en España ¿Cuál ha sido el más ha crecido para estos comicios?

PIE DE FOTOLAR: El de Madrid. Pasamos de tener 2.342 votantes inscritos en las elecciones de 2006, para contar ahora con 7.560. Si bien Canarias es la comunidad con mayor número de venezolanos, el padrón madrileño fue el que más creció.

EI: Un incremento que también se observa en otros registros electorales en el extranjero. De situarse a 56.031 votantes inscritos para las elecciones de 2006, pasó a 100.495 en 2012. ¿A qué atribuye este fenómeno?

LAR: A que se está tomando conciencia de que parte de la trampa y del entramado del Gobierno, va de sembrar la duda de que los procesos electorales no se llevan a cabo en el exterior, vendiendo la idea de que los votos no llegan a Venezuela, lo que es totalmente falso. Yo fui testigo en las pasadas elecciones parlamentarias y los resultados publicados por el Comisión Nacional Electoral (CNE), son los mismos que figuraban en las actas de votación.

Por otro lado, el venezolano en el exterior también ha tomado conciencia de la importancia y el deber de la participación, porque independientemente de que uno esté acá en Madrid, uno tiene familiares allá y uno no se desprende de la realidad que vive el país.

EI: ¿Son ciertas las denuncias por parte de la comunidad venezolana, en especial la de Tenerife, en las que se acusa a las autoridades de dificultar la inscripción electoral?

LAR: Lamentablemente nos han puesto muchas trabas a la hora de inscribirnos o actualizar nuestro registro electoral en el exterior. Los consulados demandaban una serie de documentación que no era necesaria y ni estaba estipuladas en la ley, pero que igual nos la pedían. Nuestra campaña de registro tuvo éxito en Madrid porque nos exigían,- dentro de lo que cabe-, menos requisitos y podíamos gestionar la inscripción electoral por correo, pero a los venezolanos que viven en Canarias se lo pusieron muy difícil.

Ello se debe a que Gobierno sabe que el voto en el extranjero cuenta. Si el 1.280.000 venezolanos que viven en el exterior votara, tendríamos una cantidad suficientemente grande para determinar el resultado de una elección. De lo contrario no hubiese cerrado el consulado de Miami, forzando a 23.000 electores a votar a 14 horas de distancia en Nueva Orleans, ni puesto los obstáculos que puso a una comunidad importante como la de Tenerife.

PIE DE FOTOEI: ¿Las primarias de la Unidad en febrero de este año han cambiado la imagen que el votante en el exterior tenía de los proceso electorales en Venezuela?

LAR: Indudablemente. Las primarias fueron un hito histórico en el proceso democrático venezolano. Un hito que está inmerso en un país cuyo Gobierno tiene una concentración de poderes exagerados, que utiliza para fines particulares de su líder y que nos ha costado el Estado de Derecho, el cual fue reivindicado en las elecciones internas de la oposición. Por eso la misión de los testigos de mesa el domingo 7 de octubre, es garantizar la transparencia de estos comicios y velar porque la voluntad del electorado se cumpla.

EI: ¿Cuántos testigos de mesa tendrá el Comando Venezuela en Madrid para el 7 de octubre?

LAR: Contamos con 51 testigos en total, uno principal y dos suplentes para que estén presentes en las 17 mesas que se instalarán este viernes en la sede de la Secretaría General Iberoamericana. La mayoría fueron captados a través del voluntariado o por recomendación de un partido político adherido a la candidatura de Capriles. Sin embargo, se valoró la experiencia de los voluntarios en procesos electorales anteriores.

EI: ¿Cómo cree que se va a desarrollar la jornada del próximo domingo?

LAR: Con perfecta normalidad. Nosotros tenemos una excelente relación con el consulado, que en el exterior es la máxima autoridad del CNE en los procesos electorales. Disponemos de unas relaciones institucionales como deben ser, en contraste a lo que se observa y se vive en Venezuela.

EI: ¿En qué se diferencia la actuación de la oposición dentro este proceso electoral a la de los comicios de 2006?

LAR: Que hemos aprendido de nuestros errores. Ha sido fundamental el aprendizaje de los errores cometidos en el pasado. La actitud de la oposición en el 2006 es muy distinta a la que tenemos ahora; en cuanto a mensaje, logística, en organización y en tanto otros puntos, en donde nos esforzamos por marcar la diferencia y hacer un balance positivo. Nos vimos en la necesidad de corregir los fallos para no volver a cometerlos.

Por ejemplo, nos hemos concentrado en esos centros electorales en donde Hugo Chávez ganó en un 100% y con cero abstención, cosa curiosa, ¿por qué? porque resulta que la oposición no tenía testigos en esas mesas que vigilara los procedimientos de las actas de votación, que son las que cuentan para contar los votos. Es más existe un dicho popular electoral de toda la vida que reza: “Acta mata a voto”. Así que el domingo, habrán muchos ojos atentos en todos los centros de votación de Venezuela y en el exterior para velar por el voto de más de 19 millones de ciudadanos.