www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RESEÑA

Luis Luna: Umbilical

domingo 14 de octubre de 2012, 01:30h
Luis Luna: Umbilical. Prólogo de José Corredor-Matheos. El sastre de Apollinaire. Madrid, 2012. 94 páginas. 10 €
Hay libros de poesía que obligan al lenguaje a reflexionar, como este Umbilical, y otros que reflexionan sobre el lenguaje. Este cuarto trabajo en solitario de Luis Luna (Madrid, 1975) es una de esas obras que sorprende por su destreza e inteligencia, al igual que sucedía en su Cuaderno del guardabosque, editado en Amargord en 2007 (y que pide a gritos una reedición). El narrador de Umbilical (escribo “narrador” para distanciarlo claramente de su autor y evitar un término como “yo poético”) transita muchos de los tópicos asociados a la propia escritura: el vacío, la herida, el conocimiento, etc. pero los sacude a través de un interesante trabajo formal desfigurándolos por completo. Y no se trata tanto de una aplicación de la violencia sobre los materiales de los que se nutre o refiguración de los mismos, sino de un genuino deseo de regresar a lo más primigenio de la escritura, es decir, al necesario aislamiento del autor y sus materiales de trabajo para poder (paradójicamente) unirse a los otros.

Por decirlo con una metáfora: el alfarero decide transformar su torno para devolverle a la pieza ya manipulada su originalidad modelando en dirección inversa. Por tanto, el punto de partida real y la vuelta al origen se sitúan casi al final del libro, como un nuevo comienzo; así sucede en el poema (p.83) próximo al cierre donde se lee: «Comienzas el discurso del relieve / sin forma. [ / ] Solo como la luz. [ / ] Sin atributos». Desde esa perspectiva, la escritura constituye todo un camino para llegar a un grado de despojamiento lingüístico y emocional notable, proceso que queda recogido en otro de los poemas (p. 77): «No la mutilación, sino la poda. / Reducir cada rama a su exacta extensión./ Para que crezca». Este breve texto incluso se podría concebir como una poética de la totalidad del libro.

Otra de las cuestiones que plantea este trabajo es la forma en la que están escritos los poemas. Son versos o fragmentos en prosa que no llevan título alguno, generalmente de dos o tres líneas, en los que encontramos una serie de cortes o barras: «Porque no caes / o tiemblas / o te empujas / un muro te sostiene. / Acecha la inquietud / te alza en vilo». Esa escritura llena de tajos resulta muy coherente con la poética de la poda del libro y también con un deseo de profundización que se enunciaría implícitamente del siguiente modo: para crecer hacia dentro es necesario no poder crecer hacia fuera. El narrador de Umbilical parece encontrarse en un espacio hermético y aislado, donde no existiera el tiempo o se hallasen contenidos todos los tiempos; esa soledad extrema permite una concentración y una intensificación de la percepción que se focaliza a través de los elementos sonoros (las palabras) y sus transmisiones (la memoria, la imagen y las sensaciones derivadas de las anteriores). La escritura, aquí, es un repliegue pero no resulta evasiva, al contrario, es pura confrontación al ser consciente de sus limitaciones.

De ahí que la metáfora del muro resulte tan apropiada y constituya un elemento destacable en esta obra de Luis Luna. El muro nos separa del mundo, pero al mismo tiempo nos posibilita el lugar sobre el que se escribe y desde donde nos comunicamos con los otros: los otros leen nuestros mensajes allí. La propuesta de su trabajo resulta excepcional en ese aspecto ya que recupera el valor originario de los símbolos, que siempre son duales: el muro y, por extensión, la escritura nos separan de los otros, pero al mismo tiempo nos conectan con ellos, pues sin separación no es posible el intento de comunicarse, ni tampoco el lenguaje.

Por Óscar Curieses
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.