www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

carreras políticas truncadas por líos de faldas

El caso Petraeus se suma a la larga lista de escándalos sexuales en política

miércoles 14 de noviembre de 2012, 13:53h
El caso protagonizado por el director de la CIA, David Petraeus, con su biógrafa y una segunda mujer implicadas en relaciones extramaritales, y con implicaciones del comandante de las tropas aliadas en Afganistán, John Allen, recuerda que muchas carreras políticas se vieron truncadas por líos de faldas. Este no es el primero ni será el último de una larga lista, en todo el mundo, de escándalos sexuales.
La dimisión del director de la CIA, David Petraeus, tras descubrirse la relación extramarital con su biógrafa, Paula Broadwell, ha provocado un gran escándalo en EEUU, que se ha visto magnificado, además, porque la víctima del ciberacoso que destapó la infidelidad del general retirado es otra mujer, Jill Kelley, amiga de la familia de Petraeus.

Kelley recibió correos amenazadores de Broadwell por motivos que aún se desconocen. Pero el lío se hace más grande al saberse que el comandante de las tropas aliadas en Afganistán, el general John Allen, está siendo investigado por "comunicaciones inapropiadas" con Kelley.

Una vez más, intereses políticos y militares se ven afectados por unos escándalos sexuales que no siempre han llevado a la dimisión del interesado o interesada. La lista es extensa y variada, ya que no hay perfil político para los aficionados a los encuentros extramatrimoniales y las “relaciones inapropiadas”.

El más sonado recientemente ha sido el del ex director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, que saltó a la palestra por una presunta agresión sexual en Nueva York cuando una camarera de hotel lo acusó de echarse encima desnudo al entrar a limpiar la habitación. También en Francia, el ex presidente Nicolas Sarkozy vio cómo se descubrían las infidelidades a su esposa, de la que acabó divorciándose, poco antes de coger las riendas del país y antes, lógicamente, de casarse con Carla Bruni.

Otro escándalo que ha traído de cabeza a la sociedad italiana lo protagonizó su primer ministro, Silvio Berlusconi, cuyas imágenes de las fiestas con otros líderes políticos y prostitutas todos desnudos han dado la vuelta al mundo. Berlusconi se ha tenido que sentar en el banquillo envuelto en un caso de prostitución de menores, el conocido ‘Rubigate’.

Precisamente por este caso tuvo que renunciar a su cargo el que fuera primer ministro de la República Checa, Mirek Topolánek, al que se reconocía en las fotografías de una de las fiestas de Berlusconi.

Antes en el tiempo, uno de los más famosos escándalos sexuales de todos los tiempos: el caso Lewinksky. El ex presidente de EEUU, Bill Clinton, fue acusado de tener una relación con una de sus becarias, Mónica Lewinksky. La joven mostró pruebas, como ropa con semen del mandatario, para demostrar su acusación. Al final, Clinton lo reconoció con una de las frases que se harían más famosas: "Tuve una relación física inapropiada".

Una familia inapropiada
Pero para relaciones inapropiadas, las del clan de los Kennedy. El más recordado, el que supuestamente mantuvo John F. Kennedy con el símbolo sexual más famoso del mundo, la actriz Marilyn Monroe. Nadie olvida ese momento impagable cuando la modelo cantó el “Happy Birthday” ante más de 15 mil personas. Pero no fue el único escándalo. También se dice que tuvo romances con la actriz Angie Dickinson y que se bañó en la piscina de la casa Blanca con dos de sus secretarias.

Su hermano, el senador Edward Kennedy también se vio envuelto en el escándalo cuando una antigua voluntaria en la campaña presidencial de su hermano Robert, Mary Jo Kopechne, murió en un accidente de tráfico. Conducía él y se dice que eran amantes y que venían de un hotel.

También en Reino Unido
En el Reino Unido también hay casos sonados que han pasado a la historia de las infidelidades y los escándalos. El ex primer ministro británico, John Major, vio como una ex diputada confesó haber sido su amante, pero no se puede olvidar que durante su mandato un diputado de su mismo partido murió ahogado mientras se masturbaba, otro tuvo que dimitir por mantener una relación con una becaria de 22 años y un tercero se retiró al descubrirse que mantenía relaciones homosexuales con un joven de 20.

Unos años antes, en 1963 el recordado por el cine ex ministro de Defensa de Reino Unido, John Profumo, se vio obligado a dimitir cuando se descubrió su ‘affaire’ con una bailarina sexual. Como la película mostraba, el escándalo fue mayor cuando se averiguó que la mujer también mantenía relaciones sexuales con un funcionario de la URSS que era espía.

Los latinoamericanos no son menos
De vuelta al continente americano, pero al sur, también hay casos dignos de recuerdo como el de Carlos Menem. El ex presidente argentino mantuvo una relación extramatrimonial con Marta Beza. Menem no quiso reconocer el hijo que tenían en común y la mujer acabó suicidándose. Igualmente, el mundo entero supo que el presidente nicaragüense Daniel Ortega fue acusado de abuso sexual a su hijastra Zoilamérica Narvaéz durante 19 años.

No menos escándalo produjo Fernando Lugo. El presidente de Paraguay fue sacerdote antes que presidente, pero su currículum vitae está lleno de amantes, hijos y escándalos sexuales, sobre todo, de la época en la que llevaba hábitos.

Y como no puede ser de otra forma, el presidente venezolano Hugo Chávez se apunta a todo, y es de sobra conocida, entre otras cosas porque lo ha reconocido él mismo, su afición a los prostíbulos: "Yo, pecador, me confieso... Es que a uno se lo llevaba el grupo… y mamá tenía un viejo jeep que… pasaba lleno de subtenientes… y ese (en referencia a los prostíbulos) era uno de nuestros destinos".

Las mujeres también
Aunque menos, es verdad, también hay algún caso que ha salido a la luz de los medios en los que la protagonista es una mujer. Ilse Uyttersprot, alcaldesa belga y miembro del PP europeo, fue sorprendida practicando sexo en el castillo de Olite, Navarra, mientras pasaba unos días de vacaciones en España.

En Irlanda del Norte, la primera dama, Iris Robinson, fue infiel a su marido con un hombre 39 años más joven que ella. El primer ministro del Ulster se vio obligado a dimitir para arreglar sus problemas con su mujer.

Pero es precisamente en nuestro país, una mujer la que ha protagonizado el escándalo sexual más sonado. La concejal socialista Olvido Hormigos protagonizó informativos y reportajes cuando las redes sociales distribuyeron un vídeo en el que aparecía masturbándose. Al parecer, el vídeo era para un amigo cercano y lo que está por dilucidar es cómo llegó a filtrarse por la Red.

Una larga lista
Pero hay muchos casos más que pasarán a la historia por ver truncada su carrera política por líos de faldas. Es el caso del ex gobernador de Nueva York, Eliot Spitzer, que dimitió cuando se supo que pagó más de 80.000 dólares en prostitutas durante 10 años. El senador Larry Craig dimitió tras 28 años en política porque intentó mantener relaciones homosexuales en los baños de un aeropuerto con un hombre que resultó ser policía.

Además, también están señalado grandes ex presidentes estadounidenses como Franklin Roosevelt, del que se supo que mantuvo casi toda su vida una relación con la secretaria de su esposa, o Thomas Jefferson, que esclavizó a una mujer con la que tuvo varios hijos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios