www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Real Madrid 104-81 Khimki

El Real Madrid supera una mala primera parte para aplastar al Khimki

viernes 23 de noviembre de 2012, 23:17h
El Real Madrid logró una importante victoria frente al Khimki de Moscú en la séptima jornada de la fase de grupos de la Euroliga. El equipo de Pablo Laso se impuso por 104-81 gracias a un tercer cuarto perfecto, tras sufrir durante los dos primeros períodos. Rudy Fernández, que se retiró con un golpe en el costado, fue el jugador más destacado con 23 puntos Por el lado moscovita, Sergey Monya fue el más resolutivo tras anotar cinco de seis triples.
Real Madrid y Khimki llegaban a este partido empatados en el liderato del grupo A de la Euroliga con cuatro victorias y dos derrotas cada uno. El ganador, por tanto, se llevaría de premio el primer puesto en solitario.

El equipo ruso, con una de la mejoras plantillas de Europa, puso difícil el partido para el equipo de Pablo Laso desde un primer momento. Incapaz de desarrollar su juego, el Madrid se mantuvo en el encuentro gracias a las internadas en la zona de Llulll y Draper.

Para el segundo cuarto, el partido se desarrolló en una dinámica de rachas. Primero fue Rudy el que logró mantener al Madrid pegado al Khimki, pero luego fueron los triples de un Monya en estado de gracia los que permitieron a los rusos tomar algo de distancia.

Sin embargo, una serie de errores infantiles de Planinic, con pasos, dobles y fueras de banda, permitieron a los locales irse al descanso por delante del marcador con un apretado 46-45. El Madrid, sufriendo más de la cuenta, logró esa ventaja gracias a los tiros libres, aunque pudo ser mayor a nada que Slaughter, en pleno sídrome O´Neal, hubiera mejorado sus porcentajes, ya que se quedó en 1 de 7 tiros libres.

A la vuelta de vestuarios, el partido que creían estar viendo los espectadores del Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid se transformó en otro completamente distinto. El Khimki, que hasta ese momento tenía al demonio anotador del Madrid controlado, lo dejó escapar en un tercer cuarto brillante de los locales. Un parcial 33-19 en esos diez minutos dejó k.o. a un equipo que en la segunda mitad no fue ni la sombra de los que mostró en los primeros veinte minutos.

El Real Madrid, con la pista abierta para dar rienda suelta a lo que mejor sabe hacer, correr y meter, puso a la dupla Mirotic Rudy en 17 y 23 puntos. El alero balear se quedó en el banquillo a los siete minutos del tercer cuarto al sufrir un golpe en el costado, muy cerca de donde se ha lesionado las últimas veces.

Con un claro 79-64, y con los moscovitas desparecidos en combate, el último cuarto será recordado por Rafael Hettsheimer de manera especial, el debut en Euroliga del último fichaje del Madrid puso la guinda a una victoria muy importante para afrontar con algo de tranquilidad la recta final de la fase de grupos europea. Con el triunfo por 104-81, el Real Madrid se queda como líder solitario del Grupo A con un balance de 5-2. Por detrás, con 4-3, están Khimki, Fenerbahce y Panathinaikos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios