www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LOS POLÍTICOS, EL TERCER PROBLEMA QUE AGOBIA A LOS ESPAÑOLES

jueves 20 de diciembre de 2012, 11:51h
España padece 400.000 cargos públicos. Alemania, con el doble de población, solo tiene 200.000. En Madrid hay más abogados que en toda Francia. 100.000 leyes y normas de todo tipo han convertido en una selva a la administración de la Justicia. 226 políticos, reos de delitos de corrupción, han sido indultados, no se sabe por qué, sin que se entere la opinión pública.

Estas cifras espigadas de varios periódicos informan a la ciudadanía de circunstancias que han convertido a los partidos políticos en el tercero de los diez grandes problemas que zarandean a los españoles. Los políticos deberían ser la solución a esos problemas y se han convertido en uno de ellos.

Sería injusto generalizar. La clase política española se distingue por su mediocridad, no por la corrupción, que, aunque crece de forma alarmante, todavía se mantiene en márgenes similares a los de los países de nuestro entorno.

En cambio, los 17 Estados de pitiminí que hemos creado por aquel absurdo café para todos de Suárez, Abril y Clavero Arévalo, legislan de forma incontenible y han convertido la vida judicial española en una enmarañada madeja que apenas se puede desenredar. Para los abogados, eso es muy bueno porque multiplica sus clientes; para los ciudadanos, muy malo porque se sienten atrapados por el aluvión de leyes y disposiciones que en lugar de soluciones les acarrean problemas. Está claro que es necesario meter la tijera y podar la exuberante legislación eliminando leyes innecesarias y disposiciones a veces duplicadas y triplicadas por las Administraciones que nos agobian: la central, la autonomía, la provincial y la municipal.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios