www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica económica

"Los patógenos son más peligrosos que nunca"

martes 05 de marzo de 2013, 21:35h
Un reciente artículo publicado en el Peterson Institute for International Economics, PIIE, habla de la situación que vive Europa a la luz de las dos últimas elecciones en nuestro continente. Por un lado, en Chipre. Y, por otro, en Italia.

Pero, claro, lo que ocurra en Chipre no va a arruinar al euro. Como mucho, al rublo, y ni siquiera. Luego está la situación creada por las elecciones italianas. Con dos grupos mayoritarios, que son el partido de la izquierda y de la derecha. El partido socialdemócrata tiene una ligera ventaja, y con ella el mandato de formar gobierno. La izquierda de Pier Luigi Bersani es crítica con los recortes y no cree en las reformas. Y es la mejor opción, porque la derecha de Berlusconi tiene un líder que ha demostrado ser un incapaz en el gobierno. Ahora vuelve con una propuesta populista que habla de bajar impuestos, pero no el gasto, y que se plantea salirse del euro.

Y esa derecha es la segunda mejor opción, porque el tercer partido más votado, con uno de cada cuatro sufragios, es un partido muy interesante por su espontaneidad y como experiencia política, surgida sin el apoyo de los medios de comunicación. Es más, en contra de ellos. Pero desde el punto de vista económico ni quiere formar gobierno ni propone nada que sea distinto de un programa de demolición.

En estas circunstancias, ¿ha fracasado la estrategia de la austeridad? Kirkegaard señala que “España probablemente evitará las sanciones, sea cual sea su nivel de déficit”. Ya sabemos cuál es, el 6,7 por ciento. Tanto Irlanda como Portual tendrán más tiempo para devolver sus rescates. ¿Se le otorgará a un gobierno italiano alborotador, que no obstante ha llevado a cabo algunas reformas estructurales, el mismo horizonte con el déficit? Probablemente”.

Lo cierto es que el temor a que la situación de la economía europea empeore arrecia de nuevo. Der Spiegel, por ejemplo, dice lo siguiente: “Los políticos de Berlín, Bruselas y Washington”, más “la sede del Fondo Monetario Internacional, están prestando atención a media docena de puntos en la eurozona. Su alarmante conclusión es que algunos patógenos son hoy más peligrosos que nunca”. De Grecia ya no habla nadie. Ahora las preocupaciones son, según el semanario alemán, la situación económica de Francia y la política de Italia. Con España al fondo, que “está cualquier cosa menos rehabilitada”.

La situación de Chipre es menos conocida, pero muy relevante. Despúes de haber tenido un gobierno comunista democráticamente elegido, Chipre ha dado un vuelco espectacular. Ha ganado el partido de centro derecha de Nicos Anasastiades con un 57 por ciento de los votos, un resultado que se ve muy raramente en una democracia, y que es la mayor diferencia con el partido de la oposición en 30 años.

El nuevo gobierno es favorable a los recortes y las reformas. Pero tendrá que pactarlas con la troika, es decir, con la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional. Anastasiades, por su parte, cuenta con un mandato tan fuerte que, a pesar de la situación financiera del país, tiene cierto margen de maniobra. Una de sus exigencias es que Rusia tenga un papel en el programa de rescate.

Las razones son obvias. Hay una fuerte relación económica entre los dos países, y gran parte de los acreedores de Chipre son… rusos. “Hay numerosas opciones posibles”, dice el artículo de Jacob Funk Kirkegaard. Entre ellas está “forzar la reestructuración (de las deudas) de los acreedores rusos” o “llevar a cabo privatizaciones de empresas en manos del Estado y vendérselas a los rusos”. Las negociaciones, que están teniendo lugar estos días, tendrán que concluir a finales de este mismo mes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios