www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Chavez ¿Y ahora qué?

miércoles 06 de marzo de 2013, 20:48h
He contactado con varios amigos venezolanos a propósito de la muerte de quien, más allá de afectos y desafectos populares, fue un dictador elegido. Y no debe sorprender que la propia democracia sea base de una tiranía. Exactamente en eso consistía la Dictadura desde Roma, donde al principio los Consules (eran dos) podían nombrar un Dictador excepcionalmente para atender a crisis militares. Con el tiempo, como siempre sucede siguiendo una Ley inexorable, la concentración de poder determinó el abuso perpetuo lo cual 80 años antes de Cristo cuajó en Lucio Cornelio Sila Félix, quien dictó que el cargo sería perpetuo, aunque a él le obligaron a dejarlo en dos años; hasta que llegó César quien al proclamarse tras Sila Dictador perpetuo concitó las fuerzas que acabaron en las Idus de Marzo con su apuñalamiento precisamente a la voz Sic semper tyrannis.

Sin remontarnos a otros muchos ejemplos, en pleno siglo XX, Adolf Hitler fue elegido democráticamente, en unas elecciones dudosamente libres en marzo de 1933, pero que computa lamentablemente en el lado malo de la elección de tiranos. Naturalmente que hoy muchos discuten que esas elecciones fueran verdaderamente libres (amenazas y palizas a la oposición, quema del Reichstag con acusación a los comunistas, coacción por doquier, jueces a la carta del más poderoso, intimidación de la población y, en fin, lo que se quiera decir). Pero eso se dice ahora. Entonces nadie dudó, tampoco entre las democracias occidentales, que Hitler fuera elegido. Porque lo fue, con todos los defectos que pudiera tener la elección.

Volvamos a Chavez. Sin duda ha sido elegido. Luego, si los Jueces, las Instituciones, se han sometido al aparato del poder, se ha eliminado todo vestigio de prensa libre, se ha educado en la escuela a seguir al líder bolivariano, se ha sentido y hecho sentir miedo a la oposición, se ha obligado a emigrar fuera de Venezuela a los opositores, existen cárceles con personas sin un juicio imparcial - no digamos justo – en fin, todo opositor queda excluido de posibilidades de actuar realmente como tal, eso y más, queda hoy excluido y con pretensiones de olvido.
Pero veremos qué pasa mañana. Y de eso hay que empezar a hablar ahora.

¿Qué es el Chavismo sin Chávez? Por de pronto una irrisoria cáscara vacía de contenido, lo que llaman en política norteamericana un “hollow shibboleth” esto es una contraseña sin sentido. Ahora bien, no está muerto ese chavismo, sino en fase de descomposición, que estará provocada por los enfrentamientos que ya se pueden observar en el propio régimen. Enfrentamientos que tendrán su fase dura frente a terceros pero que sin son correctamente aprovechados, la oposición podrá hacer su labor.

Labor de oposición que ha de pasar por la modernización del país, ya que tampoco puede continuar el viejo y arcaizante sistema caciquil tan bien relatado por Arturo Uslar Pietri. La modernización de Venezuela pasa por abandonar y enterrar a Simón Bolivar, otro que está esperando que le tiren ya del caballo, porque el caudillismo que supone que aparecerá siempre un poderoso héroe mágico que de una vez por todas con su espada y su palabra resuelve para siempre los problemas sin necesidad de consulta a nadie que no esté tan ungido como él por los Dioses.

Educación, reforma fiscal, anticorrupción, en fin, todo lo que supone el esfuerzo continuado y sereno de quienes anónimamente trabajan todos los días para hacer algo tan poco heroico pero tan grandioso como sacar adelante a sus hijos.

Menos lloros tercermundistas y más levantarse al alba. Creo que ésta será la fórmula para ir sacando adelante a un país que tiene que reconciliarse consigo mismo, recuperar su integridad territorial y constituirse en el rico destino de millones y millones de personas y no de unas pocas corruptas y violentas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.