www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

España, embalsamada

José Antonio Ruiz
x
jantonruytelefonicanet/9/9/20
viernes 08 de marzo de 2013, 20:11h
La España inoculada del porqué no te callas, rodilla en tierra mi comandante, a la hora de dejar patente su irredenta tontuna membrillera, no conoce de distingos ideológicos, religiones, edades, razas o sexos.

Como en el arca de Noé, en las transitadas galerías del hormiguero ibérico conviven, dentro del mismo agujero, un ministro jurásico de la Gobernación que abjura del casamiento gay porque «no garantiza la pervivencia de la especie»; un señorito medieval, ama de llaves del cortijo socialista de Huelva, que perpetra la desfachatez paleolítica de aconsejar a la ministra del Paro que «estaría mejor haciendo punto de cruz»; un aspirante a Bolívar de las Ramblas, dispuesto a acabar de hundir la barcaza a la deriva del PSC, que asegura que jamás será «el tonto útil de CiU» pero ni él mismo se lo cree; o inclusive un presunto guardián de la legalidad abducido por el delirio, candidato al martirologio del oasis, que se dedica a alimentar el victimismo nacionata y parece tener vocación de asesor de los unicejos para que se pasen la Constitución por la antena del Tibidabo. Y tal y tal…

Un colega me pregunta si creo en España. (…) ¿Pero cómo voy a creer en España, alma de cántaro, después de saber que el salto de trampolín antenatresiano de Falete ha concentrado frente al televisor a 5,4 millones de espectadores que han sucumbido a la histeria colectiva?
Reincidente en el masoquismo, también me pregunta si creo en el periodismo. Y entonces ya, directamente, me entra la risa floja y el tembleque. (…) ¿Pero cómo voy a creer en el periodismo, alma cándida, si es parte del problema?

Lo que me extraña es que todavía los haya que se extrañan de que los periodistas seamos los profesionales peor valorados por el respetable, según el oráculo del CIS, habiendo como hay tanta gentuza con la cara de dura como el granito de Guadarrama, que hace caja en las televisiones, escribe en los libelos y habla en las radios en el nombre del partido pero utilizando el carné de periodista como coartada.

Lo mismo suena a frase petulante de cojones, que para eso ya está Mourinho, pero un servidor no consigue hacer pie, ni de puntillas, en esta piscina nacional de morbosos, santones y descamisados.

Si estas son las revoluciones con las que pretendemos derrocar a todos los cenutrios del establishment, estoy por hacerme enemigo de la revolución y de los caudillos en chándal. Aunque bien mirado, prefiero entregarme a la recreativa lectura de la edición en hebreo de Playboy.
Cuánto daño ha hecho a la juventud de este país, envejecido prematuramente, la frase ¿A que no tienes huevos? (…) La España de la vaca frisona no es El Paraíso de Tintoretto. Pero es cuestión de tiempo, de grupa y de ubres. Aunque para ubres, las de la señora que se ha hecho famosa en el mundo entero al precipitarse sobre el féretro de Chávez para darle su último adiós. Venezuela, del fantasma al mito.

Una lumbrera de la universidad estatal de Michigan acaba de publicar las conclusiones de su investigación en Proceedings of the National Academy of Sciences, la revista de cabecera de Punset, después de llegar al convencimiento de que a los renacuajos les crece la cola tanto más cuanto más evidente es la amenaza de los depredadores.

A más de uno –incluídome- le acabará arrastrando el miembro después de escuchar al ministro Montoro, surrealista cobrador del friki-frac, a medio camino entre los Beach Boys, Justin Bieber y la versión remasterizada de la aflautada voz del ex Juez enamorado de La Pampa, diciendo que «los llamados creadores de opinión también tienen problemas con la Hacienda pública». A lo que se ve, la cosa va por gremios, y cada semana le toca el turno a uno.
Y nos quejábamos del supuesto polonio de Putin y del imperialismo yanqui… Claro que de ahí a afirmar que ayer estuvo el diablo aquí y que huele a azufre todavía, media un abismo. (…) ¡Que tengas tanto descanso como paz nos dejas!

Este cronista daría cualquier cosa (inclusive estaría dispuesto a cancelar su propio guateque el día de San José) con tal de estar presente en la comparecencia, el diecinueve, del director del CNI, en la Comisión de secretos oficiales del Congreso, donde debe dar cuenta del affaire Corrinna de luxe, Patrimonio Nacional, en la casa forestal de la finca La Angorrilla de El Pardo, que viene a ser como la finca militar Las Turquillas que tomó al asalto el alcalde de Marinaleda, pero por lo civil. Sánchez Gordillo, sombrero de palmas, camisa a cuadros y kufiyya al cuello. ¡Qué nivel de país! Así le va a la Andalucía subsidiada.
De paso, Félix Sanz podría aprovechar para revelar las entretelas del informático ex colaborador del Centro Nacional de Inteligencia contratado después por Urdanga para hacerle una limpieza del correo electrónico. Y ya puestos, mientras sus señorías se fuman un puro, podrían organizar una audición de la grabación de la conversación (on, on, on) de la verborreica Alicia Sánchez-Camacho con la ex novia de Pujol Jr. en el famoso restaurante de la jet BCN donde a los floreros le crecen las orejas.

El alarde propagandístico de la semana se lo adjudicamos, con todo merecimiento, al Periódico de Catalunya, que el lunes dividió la portada en dos mitades: en la parte superior colgó una foto de Su Majestad, que diría Hermida, saludando al respetable que le aguardaba a las puertas de la clínica La Milagrosa donde se aprestaba a ingresar para el enésimo milagro: «El Rey podría estar seis meses de baja». En la mitad inferior, otro titular complemento del anterior, cargado de mala baba pero inteligente: «Las bajas laborales caen por miedo a los despidos».

A quien nadie despide ni dimite es a Durán y Lérida, a pesar de que la Audiencia de Barcelona ha decretado el ingreso en prisión de Pallerols y de los dos ex cargos de Unió condenados a menos de dos años de cárcel en una sentencia de conformidad.

Lleva mi tocayo tan buena vida, que por su body no parecen pasar los años, como le sucede a Carmen Electra. Aunque el abajo firmante es más de alta costura que de prêt-a-porter, si Sara Carbonero es la reina del estilo “sport urban chic”, justo es reconocer que el dueño del cortijo de Unió ha conseguido marcar tendencia en el paseíllo que va del Palace a la puerta de los leones de la carrera de San Jerónimo.

Cuánta razón lleva la alcaldesa Botella, que cada vez que habla me provoca una baja de la tensión arterial –¡qué señora tan divertida!-, cuando dice que «el kilo de político está muy barato». No será el abajo firmante quien tire la primera piedra, pero reconozco que me está influyendo el factor emocional.

El ministro Guindos declara a la revista Forbes que «mi relación con el PP es como vivir juntos sin los papeles del matrimonio», como en Los amantes pasajeros almodovarianos. Como se le ocurra leer la entrevista a su compañero de Consejo de Ministros, el ya mentado Jorge Fernández, don Luis corre el riesgo de ser excomulgado.

¡España inmortal, exprópiese!

José Antonio Ruiz

Periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios