www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El nuevo concepto de la política exterior rusa

lunes 11 de marzo de 2013, 20:21h
El mes pasado, el presidente Putin firmó un documento llamado Concepto de la Política Exterior de Rusia. Es el cuarto documento consecutivo de este tipo adoptado en la Rusia postsoviética y el concepto actual, a diferencia de la versión anunciada en el inicio del mandato presidencial de Medvedev en 2008, se basa en una evaluación pesimista de las tendencias internacionales y pone de manifiesto la profunda preocupación de la elite política rusa generada por amenazas internacionales tales como el radicalismo islamista por un lado, y el aumento de las potencias asiáticas por otro.

Las actuales relaciones internacionales son consideradas desfavorables para Rusia, que considera el Occidente como una fuente de creciente inestabilidad y una causa de muchos problemas. Primero, la crisis económica y financiera mundial es una consecuencia de la política económica occidental. Segundo, las sanciones unilaterales y la intervención humanitaria impuestas por los países occidentales, y sobre todo por los EE.UU., en respuesta a las recientes crisis políticas, desestabilizan los estados implicados y abren el camino para los radicales islamistas. Y, tercero, Rusia está convencida de que el Occidente está usando las nuevas tecnologías - el "poder blando" – para interferir en la vida política de los Estados soberanos, y que manipula la conciencia pública tanto de las masas como de las élites tratando de imponer su modelo político y social.

En general, el nuevo concepto no prevé cambios en las prioridades de la política exterior rusa. La primera prioridad sigue siendo la construcción de una esfera de influencia en el espacio post-soviético, una mayor integración regional cuyo objetivo clave es la creación de la Unión Económica Euroasiática. Llama la atención que Ucrania sea mencionada como un socio prioritario en el desarrollo de las estructuras de integración post-soviética.

La novedad son las diferencias en las relaciones con la Unión Europea y los Estados Unidos. La cooperación con la UE se perfila bastante ambiciosa y se propone crear un mercado único así como desarrollar los mecanismos de cooperación en el ámbito de la política de seguridad. En cambio, en las relaciones con Estados Unidos el énfasis ha ido cambiando de las cuestiones estratégicas y políticas a las cuestiones económicas.

A pesar de las numerosas denuncias en contra de las políticas de Occidente, especialmente los EE.UU., el documento contiene también la oferta de una asociación estratégica con Occidente a fin de contrarrestar las amenazas comunes. Siempre y cuando el Occidente esté dispuesto a aceptar las condiciones rusas, tales como el reconocimiento por parte de Occidente de la "especificidad" de Rusia en la esfera de los valores y no tratar de influir en su desarrollo interno; la coordinación de las políticas de seguridad entre Rusia, los EE.UU. y la UE; la apertura de la UE a la presencia económica y social rusa (visados); la neutralización de las estructuras de OTAN; y el reconocimiento de la influencia rusa en la región post-soviética.
¿Ha cambiado algo? Déjà vu…
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.