www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

entre 36.000 y 143.000 nuevos empleos

España será uno de los mayores beneficiados del tratado EEUU-UE

lunes 17 de junio de 2013, 16:49h
Según un estudio la fundación alemana Bertelsmann, España será el cuarto país que más se beneficiará del tratado de libre comercio entre la UE y EEUU, que se ha presentado este lunes en rueda de prensa conjunta de Obama, Cameron y Van Rompuy durante la cumbre del G8. Según el informe, España crearía entre 36.000 y 143.000 nuevos empleos con este acuerdo, que empezará a negociarse en Washington el próximo mes de julio.


España será uno de los principales beneficiados del tratado de libre comercio (TLC) entre Estados Unidos y la Unión Europea, según un estudio de la fundación alemana Bertelsmann presentado este lunes.

El informe concluye que España sería el cuarto país que más puestos de trabajo crearía si se llegase a concretar el acuerdo transatlántico -que comenzará a negociarse en julio en Washington- y también el cuarto en el que más se incrementaría la renta per cápita a largo plazo.

En concreto, el estudio estima que en España se podrían generar entre 36.000 y 143.000 nuevos empleos, dependiendo de si se eliminan sólo las barreras arancelarias, o si acaban también las no arancelarias (normativas de calidad, estándares nacionales, especificaciones técnicas propias, cuotas,...).

Los únicos países que crearían más puestos de trabajo que España con la introducción de un TLC transatlántico son EEUU (entre 277.000 y 1.086.000 empleos), Reino Unido (entre 106.000 y 400.000) y Alemania (entre 45.000 y 182.000).

En el resto de países del sur de Europa afectados por la crisis, como Italia, Portugal y Grecia, subraya el documento, el "efecto en la ocupación" del TLC sería también "superior a la media" de la UE.

Asimismo, calcula que la renta per cápita en España podría incrementarse a largo plazo en un 6,6% en el escenario de mayor liberalización. Los tres países que se beneficiarían más que España según este indicador serían EEUU, que experimentaría un incremento del 13,4%, Reino Unido (9,7%) y Suecia (7,3%). El estudio de la fundación Bertelsmann asegura que "la renta per cápita real crecería en EEUU y en los 27 países miembros de la UE".

"Especialmente los países del sur de Europa afectados por la crisis financiera se beneficiarían por encima de la media por las razones aquí expuestas", afirma el documento en sus conclusiones.

Presentación en el G8
La Unión Europea (UE) y Estados Unidos anunciaron este lunes que comenzarán a negociar en julio un acuerdo transatlántico de inversiones y comercio, del que se excluye el capítulo audiovisual y que esperan sea un revulsivo para el crecimiento económico y el empleo. Según ha asegurado el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el tratado ayudará a crear "decenas de miles de empleo" a ambos lados de Atlántico.

En una rueda de prensa conjunta con el primer ministro británico, David Cameron, y los presidentes de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeos, Herman Van Rompuy, Obama ha considerado este primer contacto como "una gran reunión" y ha adelantado que las negociaciones empezarán el próximo mes de julio en Washington

El presidente norteamericano ha destacado que la de Estados Unidos y la UE es la relación internacional más potente del mundo, teniendo en cuenta que supone más de la mitad del PIB global, mueve casi un millón de dólares anuales y suma cerca de tres millones de empleos a uno y otro lado del océano. Por eso, cree que con este acuerdo, que incrementará las exportaciones entre ambas regiones, puede generar "decenas de miles de empleos" en ambas zonas.

Obama aseguró que, aunque los negociadores de ambas partes tendrán "mandatos firmes" para llegar a un acuerdo, es posible que los propios líderes tengan que intervenir en algún punto de las conversaciones que revista una mayor complicación. "Creo que estas negociaciones serán un desafío. Creo que serán difíciles y que todos vamos a tener sensibilidades que habrá que abordar", apuntó el presidente de Estados Unidos, quien confía en que "esto salga adelante".

El futuro pacto transatlántico, que se espera esté concluido en dos años, "impulsará el comercio, la creación de empleo y el crecimiento económico", afirmó Barroso, quien señaló que también beneficiará a los demás países.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha dicho que, tras la señal política que lanzaron los ministros europeos el pasado viernes, cuando dieron luz verde a las negociaciones sobre el acuerdo, el siguiente paso es "trabajar con nuestro socio de más confianza y más duradero para conseguir objetivos de crecimiento financiero".

Van Rompuy ha advertido que "no hay soluciones mágicas", pero que es necesario "plantar las semillas para crecer el día de mañana". Para el presidente del Consejo Europeo, la creciente interdependencia de las economías nacionales harán del mundo "un lugar más seguro".

Los líderes estadounidense y europeos admitieron que la negociación de ese futuro acuerdo entre quienes se definen como los mejores socios comerciales del mundo incluyen asuntos sensibles para ambas partes.

"Es obvio que hay asuntos sensibles en las negociaciones para un acuerdo de libre comercio entre la UE y Estados Unidos, pero manteniendo una mente abierta y la creatividad encontraremos soluciones. Hay demasiado en juego", indicó Van Rompuy.

"Europa y Estados Unidos Somos la espina dorsal de la economía del mundo y queremos seguir siendo los actores más relevantes del panorama internacional intercambiando fuerzas entre nosotros", ha cerrado Van Rompuy.

Cameron, el anfitrión de la reunión del G8 que se celebra desde este lunes en Irlanda del Norte, dijo que espera una "exitosa conclusión" de las negociaciones transatlánticas, que produzcan "más empleo, precios más bajos y ayuda para las familias trabajadoras".

"Esta es una oportunidad que se produce una vez en cada generación y no podemos dejarla escapar", subrayó Cameron.

Los países de la UE que forman parte del G8 (Francia, Reino Unido, Alemania e Italia) y Estados Unidos se reunieron al margen de la cumbre de Enniskillem para dar el impulso político a unas negociaciones que, cuando concluyan, se espera que aumenten el crecimiento de la Unión en un 0,5 % anual.

Europeos y estadounidenses, que llevan años preparando el lanzamiento oficial de estas discusiones, tienen ya la que se considera la relación económica más integrada del mundo, con un comercio de bienes y servicios cercano al billón de dólares y con inversiones que superan los 2 billones de dólares.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.