www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El Consejo de Ministros aprobó ampliar el contingente el pasado día 7

El Ejército español, pieza clave de la misión de la UE en Mali

lunes 17 de junio de 2013, 17:20h
Este martes, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, solicitará ante la Comisión de Defensa del Congreso de Diputados la ampliación del contingente de militares españoles destinados en Mali, que en la actualidad asciende a 50 efectivos y son pieza clave en la misión de la Unión Europea en el estado africano, tras la aprobación en Consejo de Ministros el pasado día 7. La petición se enmarca en el proceso de estabilización de la zona y en las exigencias del resto de países implicados.
El Consejo de Ministros del pasado día 7 daba el visto bueno a doblar el número de militares españoles destinados en Mali como parte de las fuerzas de pacificación y estabilización del país africano auspiciadas por la Unión Europea (la EUTM, en sus siglas en inglés).

Este martes, once días después de la luz verde del Ejecutivo, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, acudirá a la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados para obtener su visto bueno a la ampliación del contingente hasta los 110 militares frente a los 50 actuales (15 instructores del Ejército y 35 legionarios). La solicitud se produce después de que la UE pidiera a sus socios "un esfuerzo mayor" en la misión de entrenamiento de las Fuerzas Armadas y de la Policía local.

Según fuentes del propio Ministerio de Defensa, tras la ampliación del destacamento, ocho serán los militares que estarán en los Cuarteles Generales de la EUTM, una veintena se dedicará a las labores de formación de los militares malienses y los otros 80 formarán parte de la fuerza de protección que garantiza la seguridad de estas tareas de entrenamiento.

Las actividades de adiestramiento serán llevadas a cabo, a su vez, por un equipo especializado en morteros y apoyos de fuego, una labor que desempeñarán junto a la delegación de Bélgica. Además, un destacamento de apoyo compuesto por un avión C-130 'Hércules' y 54 miembros de las Fuerzas Armadas se encuentran acuarteladas en la cercana Senegal.

Estos efectivos coparán la misión hasta la llegada el mes que viene de los más de 12.600 efectivos de la Minusma (11.200 soldados, 1.440 policías y un número indeterminado de personal civil), el destacamento de paz organizado por Naciones Unidas en base a la Resolución 2085 y solicitado por el presidente interino maliense.

Hasta la fecha, y desde que el pasado mes de febrero pisaran el aeropuerto de Bamako por primera vez, España cuenta con 50 efectivos destacados allí. El plazo de la misión expira en mayo del año que viene, aunque la permanencia del destacamento español está supeditada a las necesidades logísticas tanto de la UE como de Naciones Unidas.

Yihadistas y traficantes
La EUTM, que cuenta con un presupuesto de algo más de 12 millones de euros, con la participación de 22 países (toda la UE menos Chipre, Dinamarca, Holanda, Eslovaquia y Malta) y 547 individuos en total, no realiza operaciones de combate y coordina sus actividades con el personal de la ONU desplazado a Mali y de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Ecowas).

La misión de la Unión Europea llevaba tiempo en los planes de Bruselas, aunque todo se aceleró cuando la situación en el norte de Malí y el Sahel, que cuenta con unos 16 millones de habitantes, se deterioró mucho a finales de 2012, hasta el punto de que grupos rebeldes declararon la independencia. Esta situación de inestabilidad fue aprovechada por movimientos yihadistas para hacerse con el control de la zona e imponer su ley.

Francia, en el marco de la 'Operación Serval', envió al país africano 3.500 soldados, además de una importante fuerza aérea y mecanizada para plantar cara a las milicias islamistas. Tras algo menos de un mes de combates, los militares galos lograron derrotar y expulsar a las facciones rebeldes.

En la actualidad, y tras décadas de dejadez que han fortalecido a las milicias islamistas del norte del país, el Ejército de Mali está en pleno proceso de reconstrucción y formación bajo la supervisión de los países comunitarios.

El objetivo es poder contar en los próximos meses con un batallón de 700 militares bien entrenados y pertrechados para que puedan hacer frente a la amenaza de los radicales yihadistas, de los traficantes de droga y armas, de los contrabandistas y de las mafias de inmigrantes ilegales con destino Europa.

Cinco misiones, 2.500 soldados
Tras renovarse en Consejo de Ministros el pasado mes de febrero el permiso para que las Fuerzas Armadas puedan operar en el extranjero con un techo de 1.300 individuos por destino, cinco son las misiones que desempeñan nuestros militares en coalición con otros países.

La propia misión de Mali, Afganistán (ISAF, 1.300 efectivos y 40 guardias civiles), Uganda (EUTM-Somalia, 5), el Cuerno de África (Atalanta, 395), el Líbano (UNIFIL, 660) y Bosnia-Herzegovina (EUFOR-Althea, 11) son los lugares en los que nuestros soldados colaboran en estrategias conjuntas de reconstrucción, protección de la población y formación de las fuerzas y cuerpos de seguridad locales.

En total, cerca de 2.600 miembros de las Fuerzas Armadas están destinados fuera de nuestras fronteras en las distintas misiones de protección, adiestramientos y observación en las que España participa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.