www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

crónica económica

"Nos encontramos en el principio del final de la crisis"

lunes 17 de junio de 2013, 21:16h
El presidente de BBVA, Francisco González, ha lanzado un mensaje optimista, que va en línea con los últimos daros que hablan de una cierta recuperación.
Francisco González ha vuelto a hablar sobre la marcha de la economía española. No lo hace con frecuencia, pero sí con acierto. Es verdad que tiene el respaldo de BBVA Research, que conoce muy bien, pues sigue muy de cerca, la marcha de la economía nacional. Ha hablado dentro del curso “Competitividad y marca España”, y el mensaje es moderadamente positivo, pero positivo al fin y al cabo: “en el principio del final de la crisis”.

Esta situación, ha dicho el banquero, se debe a que nuestro país ha adoptado unas medidas “duras, pero indispensables para el control del déficit, la flexibilización de los mercados y el saneamiento y reestructuración del sistema financiero”. Duras, digámoslo claramente, no mucho. Indispensables, las que se han tomado y las que no se han tomado. Pero al menos han ido en general (no la subida de impuestos), en la dirección correcta. “debemos finalizar cuanto antes el saneamiento y la reestructuración (del sistema financiero) y adelantar todo lo posible la privatización de entidades en manos del sector público”. Sólo entonces alcanzaremos la situación necesaria “para la recuperación del crédito”.

El sentido de las reformas es lo principal, y ahí González pone el dedo en la llaga: “finalmente se está caminando en la dirección correcta”. No recordamos últimamente lo que fue el gobierno de Zapatero. Nos hemos quedado, en general, con que “negó la crisis”. Pero eso no es lo principal. No entendió la crisis que se venía encima, ni sus causas. Eso es lo más importante. Y Zapatero aprovechó que España no estaba endeudada para echar palas de dinero público sobre el agujero de la crisis económica. Pensó que con ello saldríamos de la crisis. Cuando no ocurrió lo esperado, sino que la crisis se profundizaba y se agudizaba por el nuevo problema de la deuda pública, nos llamaron de Bruselas, de Berlín, de Pekín, de Washington, para decirnos lo que teníamos que hacer. Básicamente, echar freno y marcha atrás.

Zapatero echó el freno. Las urnas señalaron el camino de vuelta. Y Rajoy, a trancas y barrancas, lo ha emprendido. Lo malo es que Rajoy por un lado ha dado la vuelta, pero por otro ha metido la marcha atrás, de modo que seguimos “avanzando” hacia el abismo por lo que se refiere a la deuda pública. Pero el ajuste sigue su curso y al menos, aunque marcha atrás, el coche mira hacia la verdadera recuperación. Lo ha dicho Francisco González: “ya estamos viendo y seguiremos viendo más dudas y retrasos”, pero “el único camino”.

Pero la crisis económica es concomitante con una crisis más profunda, que afecta al agotamiento de nuestro sistema político y a las profundas dudas de nuestra sociedad en lo que es y lo que puede ser. Por eso, quizás por eso, González ha dicho que “lo que necesitamos es un gran esfuerzo regenerador, que impulse los valores de honestidad, transparencia e integridad, apoye la cultura del esfuerzo y la meritocracia y reconozca el emprendimiento y la excelencia en todas las actividades”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.