www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La obra sería otorgada a una empresa china

Nicaragua destituye a una diputada sandinista por no votar a favor del Canal

miércoles 26 de junio de 2013, 10:23h
El Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, sustituyó este martes a una diputada oficialista, por no votar a favor dos leyes que concederían la obra y las operaciones del Gran Canal Interoceánico a la empresa china HK Nicaragua Canal Development Investment Co. Limited (HKND Group).
El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua anuló la elección como diputada a la sandinista de Xochilt Ocampo, quien no votó a favor de la concesión a una empresa china, hasta por un siglo, para la construcción y administración del Gran Canal Interoceánico, informó hoy una fuente legislativa.

El presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), el oficialista René Núñez, confirmó a periodistas que Ocampo, que estaba en su segundo período, fue destituida de su cargo por el Poder Electoral, controlado por los sandinistas, mediante una resolución administrativa, de la que no dio detalles. "Pregunten al Consejo Supremo Electoral que fue el que la destituyó", justificó.

Núñez dijo que la directiva parlamentaria notificó a Ocampo sobre la decisión del CSE, institución que aún no ha explicado las razones de la destitución.

"Amo al FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional)" fue lo único que dijo Ocampo cuando fue cuestionada por los periodistas sobre su destitución y pidió preguntar al jefe del grupo parlamentario sandinista, Edwin Castro, sobre su salida.

Ocampo fue sustituida por quien era su suplente, Johanna Luna, quien asumió el escaño y acudió a una sesión especial efectuada este martes en el municipio de Nagarote, 41 kilómetros al noroeste de Managua, en ocasión del 50 aniversario de haber sido elevada a ciudad.

Ocampo, periodista de profesión, fue la única diputada sandinista que no votó a favor de dos proyectos de ley que ceden la obra del canal a la compañía china HK Nicaragua Canal Development Investment Co. Limited (HKND Group).

La mayoría oficialista del Parlamento aprobó el 13 de junio pasado esas polémicas leyes que ceden a la firma china, hasta por un siglo, la construcción y administración de un canal que permita el paso de grandes buques entre el Atlántico y el Pacífico, en un ambiente marcado por la controversia.

En la maratoniana sesión, que tuvo de antesala una manifestación de protesta en las afueras del Congreso, Ocampo no votó ni a favor, ni en contra, ni se abstuvo, aunque estaba presente.

El Gran Canal Interoceánico, la megaobra de 40.000 millones de dólares de inversión promovida por el Gobierno de Daniel Ortega, incluiría un canal húmedo para naves y uno seco ferroviario, oleoductos, puertos, pistas aéreas y zonas de libre comercio tanto en el litoral Caribe como en el Pacífico.

El Gobierno sandinista calcula que, si la construcción del canal inicia en mayo de 2014, el crecimiento económico del país sería del 10,8 % en 2014 y de 15 % en 2015.