www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

María Corina Machado, diputada venezolana

“Los gobiernos de América Latina le dieron la espalda a Venezuela”

viernes 05 de julio de 2013, 01:03h
La diputada de la oposición venezolana, María Corina Machado, fue una de las invitadas de honor del VI Foro Atlántico, organizado por la Fundación Internacional para la Libertad, donde denunció sin eufemismo alguno que Venezuela se encuentra ante el abismo del totalitarismo.
La diputada de la oposición venezolana María Corina Machado es una mujer que no se va con rodeos y lo demostró durante su participación en el VI Foro Atlántico, celebrado este jueves en Casa de América y organizado por la Fundación Internacional para la Libertad. Allí dijo lo que muy pocos políticos latinoamericanos se atreven a decir: que en Venezuela no hay democracia, sino un sistema autoritario que busca mutarse en un totalitarismo.

Esta ingeniera industrial de 46 años, se olvida de eufemismos para describir la compleja y frágil situación política que atraviesa su país, sobre todo desde las pasadas elecciones presidenciales del 14 de abril, en donde el sucesor del fallecido Hugo Chávez, Nicolás Maduro, resultó electo por un estrecho margen de 1,5 puntos sobre su rival de la Mesa de la Unidad Democrática, Henrique Capriles.

Una victoria acechada por las denuncias de fraude y coacción electoral, las cuales adquieren matices aún más preocupantes a medida que salen a la luz pública informes como el presentado el 19 de junio por el Instituto de Altos Estudios Europeos, en el cual se enumera las irregularidades de un proceso electoral al que califica “viciado de nulidad”.

Para Machado el documento es una clara demostración de las denuncias que la oposición de su país ha llevado a cabo en los últimos años, a la vez que justifica que los recursos que utilizaron para impugnar los comicios son ciertos.

“Hoy en Venezuela hay un régimen que es ilegítimo, ilegal y profundamente incompetente. Nuestro país vive una situación de clara ingobernabilidad, porque evidentemente desconoció la soberanía popular que se expresó con firmeza en los comicios presidenciales”

Según la diputada, el Gobierno de Maduro intenta “legitimar su ilegalidad”, mediante la criminalización de la protesta, la represión a los medios de comunicación, y la persecución política a opositores y funcionarios públicos, al punto de llegar a las manos como ocurrió el 30 de abril durante una sesión parlamentaria de la Asamblea Nacional, en donde tanto ella como su colega, Julio Borges, fueron objeto de una agresión por parte de un grupo de diputados oficialistas.

“Fueron golpes muy duros pero que han fortalecido nuestro espíritu, porque hemos demostrado que no vamos a bajar la cabeza, frente a los chantajes, el miedo o la violencia, y que haremos que esa mayoría que se ha expresado democrática y libremente en Venezuela tenga quien la represente”.

Sobre los interrogantes que despierta la calma que reina en la nación suramericana en medio de la tensión política, Machado afirma que Venezuela es un país socialmente en ebullición, en donde en 2012 registraron cerca de 5.000 protestas.

“La pregunta es comprensible. Por mucho menos las sociedades de otros países han estallado. En Turquía por un parque, en Brasil por el aumento de la tarifa del transporte... En nuestro país existe una frustración por razones económicas y sociales, pero también se ha instaurado une esquema de infiltración, de miedo y represión para las expresiones políticas a esa angustia y a ese descontento”.

Sobre la actuación de la comunidad internacional para atender la situación de Venezuela, Machado añade sin matices: “los venezolanos sentimos que los gobiernos democráticos de América Latina nos han traicionado. Nos han dado la espalda, no así los pueblos”.