www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ascó y la paradoja de la seguridad nuclear

domingo 04 de mayo de 2008, 21:00h
Recientes incidentes en la Central Nuclear de Ascó han tenido una gran repercusión mediática y han contribuido a reforzar la idea de que un renacimiento de la energía nuclear, como el que se está produciendo en numerosos países del mundo por la carencia y costes de los combustibles derivados del petróleo y por el cambio climático, no es recomendable en España.

Esta situación pone de manifiesto, una vez más, la paradoja de la seguridad de las centrales nucleares. Esta paradoja podría formularse de la siguiente manera: “El correcto funcionamiento de algunos mecanismos que garantizan la seguridad de las centrales nucleares es la causa de que estas se consideren más inseguras”. Analicemos en qué consiste esta paradoja:

La seguridad de las centrales nucleares se basa en el concepto de “defensa en profundidad” consistente en asegurar la existencia de múltiples barreras que impidan que un riesgo potencial pueda derivar en un accidente cuyas consecuencias puedan tener un impacto negativo sobre las personas o el medio ambiente. Estas barreras incluyen diseños y equipos de alta calidad, sistemas redundantes de seguridad, personal muy cualificado, frecuentes revisiones internas y externas, etc.

Esta forma de evitar riesgos se basa en que toda barrera, por muy bien que esté construida, puede fallar. Al colocar múltiples barreras de buena calidad conseguiremos que el riesgo sea lo suficientemente bajo. Éste es el caso de las centrales nucleares en todo el mundo, del mismo diseño que las que están en funcionamiento en España en las que, en más de cuarenta años de historia de la energía nuclear, no ha habido ningún accidente nuclear con repercusión relevante sobre la salud o sobre el entorno.

Incidentes como los de Ascó, sin impacto sobre las personas y el medio ambiente, no habrían llegado ni a ser conocidos en otro tipo de industria cuya actividad conlleve riesgos (energía, transporte, química, minería, alimentación, etc.) y, de serlo, no habrían tenido repercusión pública. ¿Por qué esta diferencia?

Incidentes menores de este tipo en las centrales nucleares son conocidos por la existencia de algunas de las barreras que fortalecen la seguridad a las que me he referido con anterioridad. En concreto citaré:



  • La práctica de evaluar detalladamente los incidentes menores ocurridos en la propia central, o en otras centrales, para hallar sus causas y corregirlas evitando de esta manera su repetición.


  • La obligación de notificar este tipo de incidentes al organismo regulador, el Consejo de Seguridad Nuclear, que dispone de inspectores residiendo permanentemente en las centrales y de un potente grupo de inspección y evaluación. El Consejo de Seguridad Nuclear tiene una amplia capacidad reguladora y sancionadora para actuar en función de la importancia de cada suceso.


  • La obligación del Consejo de Seguridad Nuclear, y la práctica de las Centrales Nucleares, de informar a la opinión pública de las incidencias que acontecen en su operación.



La paradoja de la seguridad nuclear ha funcionado, una vez más, en el caso de la Central Nuclear de Ascó donde el funcionamiento de barreras que contribuyen a garantizar la seguridad, como las tres mencionadas, ha originado que los recientes incidentes hayan sido conocidos y, en ocasiones, magnificados por los medios creando una sensación de inseguridad en una parte del público.

No se trata de criticar la práctica establecida en las centrales nucleares de evaluación y notificación de incidentes de poca trascendencia. Muy al contrario, es muy importante que las organizaciones nucleares, como primeros responsables, y el organismo regulador continúen muy alerta y aprendan de este tipo de incidentes para evitar su repetición o la ocurrencia de otros de mayor gravedad. No caigamos en la complacencia por la ausencia de problemas graves en pasado, y aseguremos así que tampoco los habrá en el futuro.

Pero tampoco nos engañemos cuando algún incidente, como el de la Central Nuclear de Ascó, trasciende a la opinión pública sino que, en función de su incidencia real, preguntémonos ¿El conocimiento público de este incidente es una muestra de la debilidad de la seguridad de las centrales nucleares o de su fortaleza?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.