www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Pese a las amenazas de Gibraltar

Los pescadores avisan de nuevas protestas pese a las amenazas de Gibraltar

lunes 19 de agosto de 2013, 11:21h
Pescadores de La Línea de la Concepción ha avisado de que habrá "nuevas acciones de protesta" y "nuevas sorpresas" pese a las amenazas de las autoridades de Gibraltar.
El patrón mayor de la cofradía de pescadores de La Línea de la Concepción (Cádiz), Leoncio Fernández, ha expresado su deseo de "que los gobiernos solucionen" la situación de tensión existente en la Bahía de Algeciras, y no descarta nuevas movilizaciones "si no hay respuestas".

En declaraciones a Efe, Leoncio Fernández ha asegurado que desde el sector pesquero van a dejar a los gobiernos "que actúen", pero "quietos" no se van a quedar y si el Gobierno "no pone esto derecho", lo harán ellos, aunque les cueste "sangre".

De este modo, el patrón mayor linense no descarta retomar las movilizaciones, después de que una treintena de barcos pesqueros de la Bahía se concentrara ayer frente a Gibraltar para protestar por el depósito de 70 bloques de hormigón en el fondo marino, bloqueando un caladero tradicional de pesca de la zona.

No obstante, Fernández ha advertido de que, en el caso de reanudar las movilizaciones, estas serán "de otro modo", aunque no ha querido entrar en más detalles hasta que se produzca una nueva asamblea entre los pescadores.

En relación a la jornada de protesta de ayer, Fernández ha asegurado que se encuentra en "una borrachera de satisfacción", y ha criticado duramente la respuesta que las autoridades de Gibraltar dieron a los manifestantes.

"Nosotros fuimos en una concentración pacífica, y ellos se portaron muy mal", asegura en relación a la actitud que adoptaron las patrulleras de la Royal Gibraltar Police.

"Nos insultaron y hay hasta barcos dañados", ha afirmado Fernández, que advierte de que, en el caso de que la situación no se solucione por un cauce político, "les espera otra más gorda todavía".

En este sentido, la fragata británica HMS Westminster ha atracado en la mañana de este lunes en la base naval de Gibraltar, donde va a permanecer en una escala técnica incluida en el marco de las maniobras militares que va a desarrollar en el Mediterráneo. La fragata recala en la Bahía de Algeciras en un contexto de tensión creciente en el contencioso soberanista entre España y Reino Unido por Gibraltar, recrudecido después de que las autoridades gibraltareñas hayan bloqueado la actividad de los pesqueros en un caladero tapado con 70 bloques de hormigón.

El buque de guerra zarpó el pasado martes del puerto de Portsmouth, en el sureste de Inglaterra, acompañado de dos barcos auxiliares, el Mounts Bay y el Lyme Bay, cuya llegada está prevista a la zona en el transcurso de la mañana.

Precisamente, en el marco de estas maniobras, el buque insignia de la Armada británica, el portaaeronaves "HMS Illustrious", atracó ayer en la base naval de Rota (Cádiz) tras zarpar el pasado 8 de agosto del Reino Unido. Las tres fragatas que escoltaron al "HMS Illustrious", que tiene previsto realizar una serie de maniobras en el Mediterráneo dentro de la operación "Cougar 13", son las que recalan hoy en el puerto de Gibraltar.

Rajoy-Barroso

Por otra parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Comisión Europea (CE), Jose Manuel Durao Barroso, tienen previsto mantener hoy la conversación que tienen pendiente sobre la crisis en Gibraltar, según han confirmado fuentes del Ejecutivo.

Moncloa anunció el pasado viernes que Rajoy y Durao Barroso hablarían en las próximas horas después de que el primer ministro británico, David Cameron, pidiera a la Comisión Europea que envíe de forma urgente observadores a la zona.

No obstante, dicha conversación no ha tenido lugar durante el fin de semana y está previsto finalmente que se produzca a lo largo del día de hoy, según las mismas fuentes.

Hasta ahora el Gobierno no se ha pronunciado sobre la petición que hizo Cameron si bien desde Exteriores se ha insistido en que España está cumpliendo con la legalidad y los controles en la Verja son irrenunciables.

En este sentido, fuentes diplomáticas han reiterado estos días que España está en su derecho y obligada a llevar a cabo dichos controles porque Gibraltar no está en el espacio Schengen y asegura que "no son obstáculo" a la libre circulación de mercancías o personas.

En la conversación que Cameron mantuvo con Durao Barroso el viernes, el primer ministro británico le pidió el envío urgente de observadores y le mostró su "seria preocupación por los controles fronterizos introducidos por los españoles" en la Verja, "que están motivados políticamente y son desproporcionados", según explicó entonces Downing Street.

La conversación entre Rajoy y Durao Barroso se producirá además un día después de que los pescadores del Campo de Gibraltar (Cádiz) salieran con sus embarcaciones a protestar por la colocación de setenta bloques de hormigón por parte del gobierno gibraltareño para impedirles faenar en aguas del Peñón.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios