www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Agravio a las víctimas del terrorismo

jueves 22 de agosto de 2013, 01:11h
Valentín Lasarte, pistolero en su día del “comando” etarra Donosti, ocupa un siniestro lugar de honor entre los criminales más activos y sanguinarios de la banda terrorista. Hoy está en prisión, donde ha cumplido solo 17 años de los 347 a los que fue condenado por sus muchos crímenes, entre ellos siete asesinatos. Esta condena, sin embargo, está teniendo no pocos alivios. Tras un reciente permiso, ahora la Audiencia Nacional le ha vuelto a conceder seis días de vacaciones, que el etarra se dispone a disfrutar, junto a su pareja y su hijo, en una coqueto y tranquilo hotelito rural del norte de Navarra, equipado con todas las comodidades para pasar una estancia más que agradable.

Este hecho ha causado una lógica indignación entre las víctimas del terrorismo, que se sienten agraviadas. Y no únicamente indignación, sino también una honda inquietud, compartida por numerosos agentes de las Fuerzas de Seguridad, en cuanto que, más allá de este caso concreto, parece que está resurgiendo la llamada “vía Nanclares”, que, con el apoyo del PNV, activó el Gobierno de Rodríguez Zapatero, con el objetivo de favorecer penitenciariamente a presos etarras, con el único requisito de que se distanciaran de la banda, aunque no manifestaran la menor intención de colaborar con la Justicia. Como es el caso de Valentín Lasarte.

La concesión del permiso a Lasarte ha motivado un recurso de la Fiscalía, pues considera que no encierra todas las condiciones exigibles, a la vez que le ha sorprendido la rapidez con que se le ha concedido, máxime teniendo en cuenta que gozó de otra salida de la cárcel hace apenas pocas semanas. Igualmente, miembros de las Fuerzas de Seguridad piensan que este tipo de beneficios a los presos etarras no contribuyen precisamente a la lucha antiterrorista. Una lucha que, no lo olvidemos, todavía continúa. No es ya solo que queden más de 300 asesinatos sin resolver y numerosos atentados por aclarar, sino que ETA no ha entregado las armas incondicionalmente. Además, los eusko-nazis están otra vez dando la batalla para recuperar la calle. En esta línea, no es casual que la izquierda “abertzale” haya intentado capitalizar las fiestas que se están desarrollando en varias localidades del País Vasco, y haya mostrado a las claras su defensa y homenaje a los etarras.

Hay que recordar una y otra vez que frente al terrorismo no se puede tener actitudes errantes ni faltas de firmeza. Y debe, por justicia, mantenerse un absoluto apoyo a las víctimas -y así lo hace la mayoría de la sociedad y se lo exige a los poderes e instituciones-, que son las primeras que sufrieron el zarpazo asesino del terror.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.