www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Gibraltar recibe 20 quejas en el primer día de la oficina habilitada para canalizar las protestas

La Guardia Civil investiga si Gibraltar ha vuelto a lanzar bloques de hormigón

jueves 22 de agosto de 2013, 11:36h
El Gobierno de Gibraltar ha puesto en funcionamiento una oficina de quejas abierta este miércoles con el objetivo de recabar mediante este procedimiento estadísticas "más precisas" para la Comisión Europea. Además, la Guardia Civil investiga si Gibraltar ha vuelto a lanzar bloques de hormingón.
La Guardia Civil investiga si Gibraltar ha vuelto a lanzar bloques de hormigón al mar, en una jornada en la que los controles en los accesos al Peñón han provocado colas de poco menos de una hora.

Por su parte, el Gobierno de Gibraltar ha puesto en funcionamiento en el aeropuerto internacional una oficina para que los ciudadanos puedan presentar oficialmente quejas por las colas en la frontera, en cuyas primeras horas se han recogido unas veinte.

Este jueves, los controles en los accesos por carretera a la frontera desde La Línea de la Concepción se han mantenido desde las 11.30 horas de la mañana con retenciones que no han llegado a la hora de duración.

Mientras, el instituto armado está investigando si Gibraltar ha lanzado nuevos bloques de cemento, tal y como han denunciado los pescadores de la zona, ya que la cofradía de La Línea de la Concepción denunció ayer que este sector va a mantener su posición beligerante en la zona y aseguró que "si los bloques no los quitan de ahí a Gibraltar le va a costar caro".

La nueva oficina del gobierno gibraltareño en el aeropuerto internacional ha recogido unas veinte quejas, algunas de ellas de "visitantes españoles", según las autoridades del Peñón.

Este procedimiento, que fue anunciado por el Ejecutivo que dirige Fabian Picardo, se ha habilitado para los afectados por las retenciones tanto para entrar como para salir de Gibraltar causadas por los controles aduaneros de la Policía Nacional y la Guardia Civil. La información recabada mediante este procedimiento permitirá a Gibraltar ofrecer estadísticas "más precisas" a la Comisión Europea y, "de ser necesario", preparar un proceso legal, según las autoridades del Peñón.

Por su parte, la Asociación Sociocultural de Trabajadores Españoles en Gibraltar (ASCTEG) está tramitando un procedimiento de quejas paralelo al de Gibraltar para los afectados por las colas en la frontera, que el colectivo quiere canalizar a través del Ayuntamiento de La Línea de la Concepción (Cádiz).

El portavoz de ASCTEG, Juan José Uceda, ha pedido a los ciudadanos españoles que se vean afectados por las colas para entrar o salir de Gibraltar "que no pongan sus quejas en Gibraltar, que las pongan en España" para que reclamen indemnizaciones por daños o pérdidas causadas por estas esperas.

La Comisión Europea (CE) ha recibido cerca de cien quejas de afectados por las esperas de las colas en el acceso a la frontera entre España y Gibraltar, y ha afirmado que recibirán el mismo tratamiento que otras reclamaciones.

El Reino Unido considera necesario "establecer confianza y entendimiento" sobre Gibraltar y ha destacado la "sólida relación bilateral" con España, según ha dicho un portavoz del Ministerio británico de Asuntos Exteriores.

El Foreign Office ha emitido un comunicado después de que el titular español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, asegurara ayer en Bruselas que "la relación de confianza con las autoridades de Gibraltar se ha roto".

En España continúan las reacciones políticas y la exministra de Asuntos Exteriores y Cooperación Trinidad Jiménez ha dicho hoy que García-Margallo "se equivocó" en este nuevo conflicto con Gibraltar por "elevar el tono" en lugar de hablar con las autoridades británicas y gibraltareñas, y el coordinador andaluz de IU, Antonio Maíllo, ha señalado que el conflicto "no puede quedar en un paripé", y que se debe llegar al fondo del asunto.

El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha declarado que Gibraltar "no puede actuar como si de un Estado pirata se tratara", sino que debe respetar las leyes.

La fragata británica HMS Westminster ha partido esta mañana desde la base naval de Gibraltar, donde recaló el pasado lunes en una escala técnica incluida en las maniobras militares de la operación "Cougar 13" que van a desarrollar en el Mediterráneo, tras haber permanecido tres días en la Bahía de Algeciras.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios